logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Motín en Nápoles: la plantilla se salta la concentración impuesta por el club

Serie A La tensión es máxima entre el presidente y la plantilla y el cuerpo técnico

No es la primera vez en la que el presidente de Nápoles, Aurelio De Laurentiis, pone interés en elevar la tensión en sus jugadores y cuerpo técnico. Ahora es Carlo Ancelotti, pero Sarri o Benítez ya comprobaron. De Laurentiis es capaz de tensar la situación y llevarlas al límite.

El último reto ha sido querer concentrar a todo el equipo durante esta semana por lo que él considera bajo rendimiento, algo que ha irritado a Ancelotti y sus jugadores. En Italia apuntan a que el mismo Lorenzo Insigne ha comunicado al hijo de De Laurentiis que se niegan a seguir de concentració

La respuesta del técnico llegó en forma de silencio tras el partido ante el Salzburgo.Las diferencias con el presidente no son nuevas, algo que se viene repitiendo en el Nápoles en la última década. De Laurentiis pretende tener un equipo que pelee por todo, pero sin arriesgar euro alguno. Ve el Nápoles como un negocio y eso se termina pagando en el terreno de juego.

En esta ocasión no ha medido bien el desafío porque enfrente esta Carlo Ancelotti, hombre de club, pero que aplica la lógica a su comportamiento y su manera de actuar en el día a día. Plantilla y técnico van de la mano y Ancelotti considera que se ha faltado al respeto a la plantilla y al cuerpo técnico, más unidos que nunca, tal y como quedó comprobado con el abrazo de todos tras marcar ante el Salzburgo hace dos semanas, cuando todos buscaron a Ancelotti. El técnico y los suyos consideran que la situación ha traspasado el límite y que así hay que hacérselo llegar al presidente y propietario del club .

En verano ya hubo momentos de tensión entre Ancelotti y Di Laurentiis por el tema de la confección de la plantilla, pero el técnico asumió al grupo como suyo con ganas de lograr los dos objetivos marcados: pasar a octavos en la Champions y lograr la clasificación para la próxima edición. Eso sí, con la condición de marcar las normas en el día a día y en el trabajo del grupo.

En Italia también relacionan el silencio a una posible salida del técnico en enero ante una oferta de Boca Juniors, algo que nada tiene que ver con el clima de tensión que existe ahora mismo entre Ancelotti y sus jugadores con Di Laurentiis.

Themes
ICO