Spain

Metro de Madrid desahuciará a los diez últimos comerciantes de la red

Javier Zapata regenta una cafetería situada dentro de la estación de metro de Herrera Oria desde principios de los años 90. No obstante, su tiempo se ha acabado. O eso es lo que pretende la dirección del suburbano, que ya ha comenzado a enviar diferentes requerimientos para que él y los otros pequeños empresarios que gestionan los últimos diez comercios situados dentro de la red que siguen abiertos los abandonen. 

Fue hace 30 años cuando Metro adjudicó a la empresa Metromatic la gestión de los 140 locales con los que contaba entonces la red. No obstante, esta compañía rescindió el contrato de manera unilateral en 2005, fecha en la que comenzó la lucha de estos comerciantes que, constituidos como asociación, decidieron negociar un convenio marco que regularizara su situación. 

Metro accedió a convertirles directamente en concesionarios dándoles otros 10 años (más uno de prórroga), un tiempo que finalizó el 31 de diciembre de 2019. Cumplidos los plazos, el suburbano se niega a negociar otro convenio y, tal y como publicó ABC, esta vez los sacará a concurso porque, según fuentes de Metro, "sería ilegal no hacerlo así". Todo, pese a que no aclaran qué ha cambiado en estos años para no repetir la fórmula de 2005.

Los comerciantes, sin embargo, tienen claras sus sospechas: acusan al suburbano de llevar a cabo un "acoso y derribo" constante con la supuesta intención de terminar sacando a concurso todos los locales en un mismo paquete, lo que les dejaría "sin ninguna opción" de repetir como gestores ya que se ven incapaces de competir con una gran empresa.

Sobre esta cuestión, las fuentes del suburbano consultadas por 20Minutos aseguran no saber en qué términos sacarán el concurso. Tampoco cuándo, pues lo aplazan todo al momento en el que los locales se queden vacíos.

Vista la negativa de los comerciantes a facilitar la operación, Metro ya ha iniciado varias acciones judiciales (aún no detalladas) en una ofensiva que están conjugando con un diálogo que Zapata ve "insuficiente". Hace justo una semana, la consejera delegada de la compañía, Silvia Roldán, se reunió con ellos pero "no puso ninguna solución" sobre la mesa.

"Ella [Roldán] nos traslada que acaba de llegar [lleva en el cargo desde octubre] y que va a estudiar el caso, también la posible paralización de los desahucios que le pedimos como gesto para seguir negociando", explica el vicepresidente de la Asociación de Comerciantes de Metro, que también asegura que son conscientes de que en el momento en el que entreguen las llaves "no volverán a entrar". "Su única intención en estos años ha sido que desaparezcamos", añade el portavoz de la asociación Francisco Ferrera, que insiste en recalcar que ellos han llegado a crear hasta 750 puestos de trabajo "que ahora han desaparecido". 

Por su parte, Metro se defiende asegurando que la reducción del número de locales (de 125 a 10 en 13 años), con las consecuentes indemnizaciones a los comerciantes, se ha producido por "necesidades del servicio, recomendaciones de Protección Civil o por la necesidad de adecuar esos espacios a los requisitos técnicos de la Normativa de Usos de la Red que entró en vigor en 2016".