logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Medio millar de fieles toman el Cañar de Cartagena

Medio millar de personas demostraron ayer su fidelidad a la cita anual con la Virgen de la Luz. También con el espectacular marco natural que brinda el discurrir de la Rambla del Cañar por zona protegida y con la música y el buen comer bajo un cielo azul y unos agradables 16 grados de temperatura. «¡Hay que estar con las tradiciones, fomentarlas y pedir a las autoridades que las promocionen!», pedía Ana María Arcos a pocos metros de la misa de campaña, entre platos de michirones, embutido frío y cocinado y los primeros platos de migas que salían de una olla humeante.

El almuerzo romero reunió, entre las dos y las cinco de la tarde, a cuatro cuadrillas musicales, a la Asociación Modernista de Cartagena Levante, a representantes de las juntas vecinales de Molinos Marfagones, Isla Plana y Perín y a algunas autoridades municipales. También acudieron senderistas locales y algunos extranjeros interesados en esta muestra de folclore y religión.

LA JORNADA EN CIFRAS

100
personas empezaron la romería a las 9.30 horas en Tallante, tras un desayuno de chocolate y bollos.
4
paradas hicieron por el camino, para recoger a gente que se les fue uniendo.
8
kilómetros recorrieron, con pausa para mecer a la Virgen ante el Santiago, en Rincón de Sumiedo.

Fueron cien intrépidos romeros los que dieron comienzo a la jornada, a las 8.30 horas, con una misa en la iglesia de Tallante. La salida con la imagen de la Virgen a Cuestas tuvo lugar sesenta minutos después, tras desayunar bollos con un chocolate caliente «que nos vino muy bien, porque hacía bastante frío», según explicó la presidenta de la Junta Vecinal de Perín, Isabel Andreu.

Una misa de campaña y un almuerzo con música y buen ambiente culminan una romería muy animada

Durante la ruta con paradas en los caseríos de Alfonso El Claro y El Moreno, se fueron uniendo algunos participantes más. En Rincón de Sumiedo (antes del mediodía) la imagen de la Virgen fue mecida para saludar al Santiago de la ermita y hubo una degustación de rollos de anís con su onza de chocolate. Pero aún quedaban más de dos tercios del recorrido por una senda de tierra y piedras, puesto que allí acababa la carretera asfaltada. Al final de la comitiva tuvo lugar la misa de campaña oficiada por el párroco del Puerto de Mazarrón, Juan José Noguera. Unas 150 personas atendieron a sus llamamientos a «empezar el año, en este primer domingo tras la Navidad, con el firme propósito de dar testimonio cada día del amor a Dios», mientras el resto disfrutaba del paisaje o tomaba un refrigerio antes de la comida.

Migas y trovos

Migas hubo de sobra para quien quiso un plato; también michirones, barbacoa, jamón y quesos de la zona. Para beber, vino de la tierra, cerveza y refrescos. Todo ello amenizado por los trovos de las cuadrillas de Molinos Marfagones, Tallante, Balsicas e Isla Plana, que puso música a la misa.

Entre quienes se han unido en los últimos años a esta tradición rural de la zona oeste destacó ayer una docena de miembros de la Asociación de Modernistas de Cartagena Levante. «Venimos desde 2017, ataviados como hace un siglo. Yo voy de romera», explicó Ana María Arcos. También hubo representación extranjera. Elise y Kees Barnhoorn, ambos holandeses, vienen a pasar los inviernos desde hace cuatro años. No se han perdido ninguna de las ediciones celebradas desde entonces y ayer se mostraban encantados «de poder compartir con la gente una de sus tradiciones», indicaba ella. «Si vienes y te instalas en un país, es importante conocer y disfrutar de las costumbres», añadió. Tanto ellos como el resto de participantes en el almuerzo prolongaron la sobremesa hasta que se hizo hora de volver a casa, con la caída del sol.

Un infarto y dos asistencias leves en un día sin más incidentes

Un hombre de 76 años, que se encontró mal mientras asistía a la misa de campaña en la ermita del Cañar y tuvo que ser atendido y trasladado en ambulancia por una crisis cardiaca, obligó a Protección Civil a actuar con urgencia. Eras las dos de la tarde y la víctima comenzó a palidecer y vomitar. Fue transportada hasta el cruce de la rambla del Cañar con la carretera de Isla Plana (RM-E22), por si era necesario llevarla a un hospital, pero según el 112, el 061 no tuvo que hacer ningún traslado. Solo hubo otras dos asistencias leves (una por una caída y otra por una crisis de hipertensión) en una jornada en la que el temor a que la rambla se colmatara de coches llevó a cortar el acceso desde la costa. Una unidad de la Policía Local obligó a los automovilistas a aparcar y subir a pie. Los bomberos destacados allí no tuvieron apenas trabajo. Protección Civil también pasó el día sin otra novedad que la asistencia al hombre que sufrió la crisis cardiaca.

Themes
ICO