Spain

Media Navidad

Siempre hubo, desde los confines del mes próximo, hasta enero, una visita de postal en Madrid, que es el mercado navideño de la Plaza Mayor, con sus lavanderas de reliquia, con sus musgos de papiro, con sus abetos de osamenta insomne. Ha estado en peligro de apertura, este mercado de nostalgias, por el acoso del coronavirus, pero ya ha dicho usted, alcalde, que el mercado se abrirá, sólo que se abrirá a un cincuenta por ciento de la totalidad de sus puestos o tolderías. De modo que vamos a tener ahí media Navidad, respecto a las Navidades de hace ya un siglo largo, que es la edad de este mercado de inocencias.

Media navidad, sí, algo es algo. Quiero imaginar que también estará ahí, en este año mermado, el belén gigante que suele hacer eje en el lugar, un belén muy bien resuelto, con luces de desmayo, dentro de una cristalería que lo preserva de todo. Lo que sí creo que anda en el aire es el tiovivo clásico que ahí se levanta, por evitar lo promiscuo de los críos de recreo, y el disgusto de hacer turno para lo entretenido.

La Plaza Mayor, si nos fijamos, incluye dos plazas, la de día, y la de noche, casi como le pasa a Madrid, o al Madrid que conocíamos, ante la nueva anormalidad. Durante la noche, con este mercado de «christmas», la Plaza Mayor respira un clima cinematográfico, irreal casi, donde la memoria se tutea con la fantasía. Este mercado aúpa, en la noche, un amor de luces tímidas entre el frío de desperezo y un linaje de guirnaldas encendidas, buscando su sitio de parpadeo entre la cháchara de los paseantes. Asoma entonces una belleza de otros inviernos antiguos, un embrujo quieto en el aire, con algo de horario equivocado de Nueva York que se ha venido de pronto a la puerta de la Casa de la Panadería. Ya en el día, los críos cumplen su recreo alborotado por la zona, y quien habla de críos habla de todo el mundo. Porque este mercado de lo entrañable nos aviva a todos un poco o un mucho la infancia, que queda siempre tan lejos, pero siempre tan cerca. Media Navidad espera. Algo es algo.

Ver los comentarios

Football news:

DELE Ayenugba: los porteros africanos no creían en Europa, y ahora el senegalés juega en el Chelsea, el camerunés Ajax
El Bayern de Múnich se impuso al Inter de Milán. Fue incluido en la lista de los mejores del año 2002 por el centrocampista Lucien Agum, de 18 años, en el Bayern
Davis podría jugar en el Bayern-Lokomotiv, Kimmich-a principios de año
El Barcelona podría fichar gratis al centrocampista del Atalanta Martín de Ron, que podría ser una de las opciones para reforzar la plantilla del Barcelona
Hislop sobre el racismo de los fanáticos de Newcastle: me insultaron desde 50 yardas, cantaron mi nombre
Hertha celebró la victoria con las gradas vacías: aplaudido, socializado, Guendouzi incluso lanzó una camiseta
Tuchel no tiene intención de renovar su contrato con el PSG. Será agente libre en el verano