Más Madrid ha acusado al gobierno de Isabel Díaz Ayuso de realizar un "recorte encubierto" de 145 millones de euros en cientos de partidas presupuestarias de educación, transportes, sanidad o servicios sociales como violencia machista o atención a los mayores.

Según ha informado la Cadena Ser apoyándose en la investigación de Más Madrid, la Consejería Hacienda, bajo la dirección de Javier Fernández Lasquetty, ha recortado 145 millones de su previsión de gastos.

Las partidas que han sido rastreadas por Más Madrid han mostrado, según su portavoz, Pablo G. Perpinya, que la intención "de realizar estos recortes de tapadillo" era "no incumplir la ley de estabilidad presupuestaria por los bajos ingresos de la Comunidad de Madrid". Esto es muy grave porque este gobierno prefiere resolver sus bajos ingresos recortando a la población más vulnerable antes que dejar de hacer regalos fiscales a los ricos" ha declarado Perpinya al medio de PRISA.

Gran parte de esos recortes, 22 millones, se han producido en el presupuesto de educación según Más Madrid, que ha destacado que el gobierno madrileño dejó de gastar 17 millones en becas y ayudas y 1.8 millones en gestión de infraestructuras educativas.

Movieron los fondos a la partida "imprevistos e insuficiencias"

Por otro lado, la SER afirma que el expediente de la dirección general de Presupuestos acredita que el Gobierno encabezado por Ayuso sacó fondos de estas partidas para tapar los 1.237 millones que adeudaba el Estado a la Comunidad de Madrid. Así, para poder cuadrar las cuentas de 2019, trasladaron los fondos a una partida denominada como "imprevistos e insuficiencias".

La Consejería de Hacienda ha reconocido ese traspaso de fondos, aunque ha negado que sean recortes, al afirmar que ese dinero "se ha destinado a la prestación de servicios", sin concretar a cuáles.