A esta primera jornada de voluntariado han asistido el concejal de Medio Ambiente, Pablo Pichaco; la concejal de Servicios Sociales, Patricia Benito; la concejal de Juventud, Alba Castellanos, y la presidenta de Cruz Roja Alcázar de San Juan, Conchi Herrera, según ha informado el Consistorio alcazareño en nota de prensa.

Esta jornada ha sido un éxito de participación, con más de 80 personas inscritas como voluntarios, divididos en dos grupos por protocolo sanitario. Las primeras tareas se han centrado en limpiar la llamada “suciedad difusa”, es decir, residuos que se han ido acumulando “que parecen que son ya parte del paisaje”, ha explicado Pablo Pichaco.

Los voluntarios han ido recogiendo los residuos, depositándolos en las bolsas de basura repartidas por el Ayuntamiento y una vez seleccionados, depositados en los contenedores preparados al efecto. Principalmente los residuos han sido plásticos y vidrio.

En las próximas semanas, los voluntarios volverán a la zona para comprobar, ha detallado el concejal, “si la recogida de basura ha tenido un impacto positivo y ver algún indicador de recuperación debido a la acción realizada”.

“El fin no es la limpieza de determinadas zonas, sino contribuir a mejorar el medio ambiente”, ha afirmado Pablo Pichaco, que ha adelantado que las próximas convocatorias de voluntariado estarán dedicadas a la repoblación de ecosistemas, puesta de cajas nido para insectívoras o elaboración de insectarios.

Por su parte, la presidenta de la Asamblea Local de Cruz Roja, Conchi Herrera, ha manifestado que el cuidado del medio ambiente también “forma parte de los objetivos de Cruz Roja junto con el del Estado del Bienestar”. Herrera ha elogiado esta iniciativa del Ayuntamiento alcazareño con el que Cruz Roja colabora “para que Alcázar sea más accesible, más cercana y más amable para todos los colectivos”.