Spain

Marie Curie y sus viajes en bicicleta

Con el dinero que le regalaron unos primos en su boda, la científica Marie Curie y su marido se compraron dos bicicletas. Era julio de 1895. El ciclismo entonces estaba de moda y, además de su pasión por la ciencia, ambos compartían el placer de pedalear. Según cuenta Janice Borzendowski en su libro 'Marie Curie: Madre de la Física Moderna', «los dos amantes de la naturaleza comenzaron su ruta ciclista por el norte de Francia». «Recorrían las carreteras sin rumbo, parando donde la belleza del paisaje o el cansancio les llevaba. Comían pan, queso y fruta y, al caer la noche, descansaban en las posadas que encontraban en el camino. No llevaban guías, sólo una brújula, y sus pocas pertenencias iban en unas mochilas de cuero». El verano siguiente repitieron la hazaña y una vez a la semana recorrían unos 12 kilómetros para visitar a los padres de Pierre.

Una de las pocas imágenes de la pareja fuera de la lóbrega oscuridad y el esfuerzo del laboratorio es precisamente esta, ellos dos montados en sus bicis. La imagen, de recién casados, es el inicio del maravilloso viaje de bodas en el que, según narra Barbara Goldsmith en 'Marie Curie, genio obsesivo', recorrieron la costa de Bretaña y las montañas de Auvergne. Aquellos no fueron sus únicos grandes viajes ciclistas. Su propia hija Eve, en la biografía de su madre explica cómo sus padres en 1900 recorrieron en bicicleta las costas del canal de la Mancha y en 1901 fueron a Pouldu (donde vivió el pintor Gauguin). En 1902 fueron a Arromanches, y en 1903 a Treport y Saint-Trojean. «Sus vacaciones no implicaban descanso, sino moverse en bicicleta de un lado para otro», añade su hija.

Es algo que se refleja también en el libro de gastos donde Marie Curie llevaba las cuentas de la casa. «La columna dedicada al ciclismo muestra que gastaron una considerable suma en la ropa adecuada para montar en bici, en recambios y en pagar el impuesto de cada bicicleta todos los años, puesto que poseer este vehículo, en esa época, se consideraba un bien de lujo«, explica la escritora Naomi Pasachoff, autora del libro 'Marie Curie y la Ciencia de la Radiactividad'.

La bicicleta estuvo presente en otros momentos importantes de la vida de Marie Curie. 'Marie Sklodowska Curie', biografía publicada por Ediciones Rueda, detalla cómo en agosto de 1897, tras unas semanas separados por la enfermedad de la madre de él, por fin se reunieron en Port-Blanc. Ella estaba embarazada de ocho meses, cuenta el libro, «pero no se iban a permitir el lujo de quedarse apaciblemente tranquilos el uno junto al otro: una nueva y larga excursión en bicicleta adelantó al 12 de septiembre el nacimiento de la criatura», dice refiriéndose a Irene, la primera hija del matrimonio.

Cuando la Premio Nobel se quedó viuda, siguió amando la bici, pasión que trasladó a sus hijas Irene y Eve. «En una época en la que las normas de la clase alta y media hacían hincapié en que las mujeres eran el sexo débil -cuenta Barbara Goldsmith-, Marie creó sus propias reglas. En todas las épocas del año se preocupaba de que sus hijas hicieran ejercicio a diario, montaran en bicicleta y recibieran clases de natación», subraya.

Football news:

Los boyardos sobre el tiempo en Nosta: la planta Metalúrgica resopló al máximo. El ex centrocampista del Spartak Denis boyarintsev habló sobre la situación ambiental en Novotroitsk, donde jugó para Nosta
Fonseca 1-2: Roma falló los primeros 20 minutos y no manejó la alta presión del Milan
Director akhmat sobre 1:2 con Dynamo: la Lógica no siempre está presente
El entrenador de la selección de Panikov sobre Golovin: en las acciones a la velocidad con el balón - Top. Cuantos más, mejor será el resultado
Manchester United no pierde como visitante en la Premier League 20 partidos consecutivos. Antes del récord del Arsenal - 7 juegos
Pioli sobre 2-1 con Roma: el Milan podría anotar más
Simeone repitió el récord aragonés de victorias (308) con el Atlético, con 100 partidos menos que Diego Simeone, que logró la victoria número 308 como entrenador madrileño en todos los torneos, repitiendo el récord de Luis aragonés. El argentino jugó 512 partidos al frente del Atlético y el aragonés cien más (612)