Spain

Madrid hace una privatización exprés de los rastreadores

Madrid parece haber encontrado, por fin, una solución a su falta de rastreadores para detectar los contactos de casos positivos de coronavirus, después incluso de haber buscado voluntarios. La Consejería de Sanidad ha adjudicado al grupo Quirón esa labor por la vía de la emergencia. La directora general de Salud Pública madrileña, Elena Andradas, ha justificado esta elección porque "es la única empresa que puede iniciar los trabajos con carácter inmediato y cuenta además con las instalaciones y el equipo requerido para la realización de los trabajos objeto del servicio".

Un trabajo, el de realizar "encuestar para el seguimiento de casos e identificación de contactos con COVID-19, que según aparece en el portal de contratación tendrá un coste de 194.223 euros y se desarrollará durante los tres próximos meses.

En base a este acuerdo, la comunidad madrileña contará con un equipo de rastreadores compuesto por 20 auxiliares de enfermería y dos médicos (a dividir en turnos de mañana y tarde). El número de encuestas a realizar será de entre 190 y 220 diarias.

Madrid, sin tiempo para formar rastreadores

Esta decisión está justificada, según la Consejería de Salud, en la falta de tiempo para formar a sus propios profesionales. "El tiempo de formación necesario, la eventual rapidez con la que puedan producirse cambios en la situación epidemiológica y el carácter anticipatorio que se busca, acortan los tiempos y hacen inviable recabar los medios materiales y humanos precisos dentro de los recursos propios de la Administración en un plazo compatible con los objetivos perseguidos", señala Andradas en la resolución para la adjudicación de Quirón.

Quirón ya buscaba rastreadores

Apenas unos días antes de que se confirmara este acuerdo, la compañía ya andaba buscando "auxiliares de enfermería/sanitarios para prestar servicio para uno de nuestros principales clientes de Madrid", rezaba la oferta publicada en la plataforma Infojobs.

Entre las labores a realizar, la vigilancia y detección de posibles positivos, el seguimiento telefónico de los contactos "con el objetivo de realizar una evaluación clínica inicial y velar por el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias establecidas". En dicha oferta, se ofrece un contrato por obra y servicio con una "duración estimada de dos meses, prorrogable hasta fin de año".

Polémica con Simón por los asintomáticos

Durante los últimos días, Madrid ha tenido un duro tira y afloja con el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, por el número de asintomáticos de la Comunidad de Madrid, tras conocer un informe en el que el porcentaje rondaba el 7%. Al poco tiempo ese dato desapareció de ese documento, un hecho explicado en que se basaba en "algunos datos no consolidados provisionales".

Hoy, Fernando Simón no ha querido entrar en la polémica al ser preguntado por ello. "No voy a entrar en el juego de discutir y entrar en un enfrentamiento de cifras. Quien quiera que entre; a mí lo que me preocupa es que se controle la transmisión".

Respecto a la decisión de la Comunidad de apostar por una empresa privada, expresó sus preferencias por los servicios públicos, aunque dijo que lo importante es que "sea eficiente".

Football news:

Es hora de enseñar los nombres de los nuevos héroes del Borussia. Ahora están haciendo goles los muchachos de 17 años
Paulo Fonseca: es Importante devolver a Smalling a Roma. Solo tenemos 3 defensas centrales
Arteta sobre 2-1 con West Ham: Arsenal se complicó la vida con pérdidas, pero luchó y creyó en la victoria
Javier Palacio Townsend: Podría vencer al Manchester United y con más diferencia. Momentos tuvimos
Philippe Coutinho: estoy motivado y quiero trabajar duro para que todo salga bien en el campo
Torres sobre Chelsea: Creía que podía seguir siendo el mejor jugador, pero era inestable. Aunque también hubo éxitos
El ex defensa del Manchester United Gary Neville comentó sobre el penalti de mancunian en el partido de la jornada 2 de la Premier League contra el Crystal Palace en el minuto 70, el árbitro principal Martin Atkinson después de que VAR sentenciara el penalti del Manchester United debido a una jugada de mano en el área de Viktor lindelef