logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Macron y Xi reafirman su respaldo al Acuerdo de París contra el cambio climático pese a la retirada de EE.UU.

Apenas dos días después de que Estados Unidos iniciara su retirada de los compromisos del Acuerdo de ParísEmmanuel Macron y Xi Jinping han aprovechado una cumbre bilateral en Pekín para reafirmar su respaldo sin fisuras al pacto multilateral contra la emergencia climática, tan denostado por Donald Trump, y han reclamado un esfuerzo al resto de países desarrollados para combatir el calentamiento global y la pérdida de biodiversidad.

Así se recoge en una declaración conjunta suscrita con motivo de la visita del presidente de Francia a China, titulada "Llamamiento de Pekín sobre la conservación de la biodiversidad y el cambio climático", en la que piden a los países desarrollados que inviertan 100.000 millones de dólares anuales desde ahora y hasta 2025 para luchar contra esa amenaza, además de reclamarles que cumplan su compromiso de dedicar esa misma cantidad hasta 2020.

En ese texto, ambos dirigentes recalcan su "firme respaldo al Acuerdo de París", al que consideran "un proceso irreversible y una brújula para una acción poderosa sobre el clima". Asimismo, llaman a "hacer respetar el multilateralismo" e "insuflar un impulso político a la cooperación internacional".

La iniciativa conjunta tiene lugar justo después de que Estados Unidos haya formalizado ante Naciones Unidas lo que Trump ya había anunciado hace dos años, su retirada del pacto multilateral que se cerró a finales de 2015 y que supuso un hito histórico en el compromiso contra la emergencia climática. Su salida definitiva se producirá dentro de un año, justo un día después de las elecciones presidenciales en las que Trump busca la reelección como presidente del país que, a día de hoy, sigue siendo el principal emisor de gases de efecto invernadero.

Críticas veladas a Trump

Tanto Macron como Xi han mostrado, sin nombrar explícitamente a Estados Unidos, su consternación por la decisión de Trump, aunque han señalado la importancia de proseguir con la lucha contra el cambio climático.

Lamento la elección que han hecho otros, pero quiero verlo como una decisión marginal

"Lamento la elección que han hecho otros, pero quiero verlo como una decisión marginal", ha deslizado Macron, "porque cuando China, la Unión Europea, Rusia, que ratificó el acuerdo hace pocas semanas, se comprometen con firmeza, la decisión aislada de uno u otro no basta para cambiar el rumbo del mundo. Solo conduce a marginarse".

Xi, por su parte, ha sido menos explícito y ha recalcado que "ambas partes otorgan gran importancia a responder al cambio climático y a la protección de la diversidad ecológica". En su declaración conjunta, de hecho, los dos dicen estar "resueltos a realizar esfuerzos sin precedentes para asegurar el futuro de las nuevas generaciones" y a "intensificar los esfuerzos internacionales" de lucha contra el cambio climático, además de a "acelerar la transición hacia un desarrollo verde".

En este sentido, la declaración llama a "todos los países, las autoridades internacionales, las empresas y las organizaciones no gubernamentales“ a publicar hasta el próximo año sus estrategias de desarrollo a largo plazo hasta 2050 para una menor emisión de gases de efecto invernadero.

Más dinero contra la emergencia climática

Asimismo, animan a "un compromiso activo de los dirigentes políticos al más alto nivel" en favor de la biodiversidad así como a trabajar conjuntamente para "invertir la curva de la pérdida de la biodiversidad" de aquí a 2030.

Respecto al nuevo objetivo que fijan para los países desarrollados de invertir 100.000 millones de dólares anuales en la lucha contra el cambio climático de aquí a 2025, ambos dirigentes destacan que el "Fondo verde" para el clima de Naciones Unidas "desempeña un papel esencial" para movilizar recursos financieros a los países en desarrollo.

"Movilizar los recursos suplementarios de todas las fuentes, públicas y privadas, a nivel nacional e internacional en favor tanto de la atenuación como de la adaptación a los cambios climáticos", apostilla el texto.

Al margen de la lucha contra el cambio climático, Macron y Xi han firmado acuerdos comerciales que supondrían un total de 15.100 millones de dólares, en ámbitos que abarcan desde los drones al foie gras, aunque lo más destacado es un megacontrato para la construcción en China de una planta de reciclaje de combustible nuclear.

Themes
ICO