Spain

Los siete muros del Guardés

Noqueó a su próximo rival europeo con Campos y Lima desatadas y una excelente actuación de Carratú y del 6.0

El Mecalia Guardés se impuso al Aula Cultural en un partido de Liga que, en realidad, era un examen para competición europea, pues el próximo domingo se medirán ambos equipos en la ida de cuartos de la EHF en Valladolid. Dicen que quien da primero da dos veces y las de José Ignacio Prades, desatadas, no dieron tregua a su rival. A la cara le dijeron que Europa cuesta, que A Sangriña volverá a verlas en dos semanas y que el conjunto gallego tiene hambre de éxitos. Y es capaz de levantar siete muros ante su portería.
Grosso hizo el primer tanto visitante al sexto minuto, cuando la ofensiva local ya advertía de que la madera iba a ser protagonista de numerosos lances del juego (Urban, Lima, Campos, Buforn…) y el marcador iba 3-0. Porque el Mecalia aplicó un juego trepidante. Su 6.0 y Carratú enloquecieron a las lanzadoras rivales mientras en ataque las locales marcaban el tempo. Primero Urban, luego Sempere (el acta le birló el 4-2 adjudicándoselo a Campos), después Carmen Campos… El recital ante Guerra se mostraba abrumador. Y eso que ni la argentina Mazza ni la lusa Santiago atinaban. Hay días. Lo más cerca que estuvo el equipo que dirige Miguel Ángel Peñas de soñar en algo positivo fue con 3-2 y 5-3, pero ahí le cayó un segundo parcial de 3-0 (8-3) y el choque cambió. Prades pedía calma a su equipo, quería jugar con el marcador. Batuta para Lima, asistencia de la portuguesa a Sempere (9-5), a Valero (11-7), a… Y otro parcial de 3-0 para irse al descanso arriba (13-8). No había color.

A Sangriña en plenitud
¿Y la segunda mitad? Pues si un equipo juega con A Sangriña volcada (espectacular la Peña O Inferno, además carnavalera) y una intensidad de campeón, su rival se tira seis minutos más sin anotar mientras Lima se divertía desde el lateral izquierdo y el marcador se dispara (17-8). Las pucelanas pedían minuto, amagaban con recortar (17-10, min. 38), y el Mecalia, con ritmo tan trepidante, también perdía posesiones, pero el chaparrón siguió.
Solo la madera evitó mayor diferencia, que llegó a ser de once goles (23-12, 24-13). Y en el minuto 59, una rosca de fantasía de Patricia Lima (28-18) ponía en pie a parte de la grada. No era para menos: y el Mecalia, lanzado.

Mecalia Guardés (13+16):
Marisol Carratú; África Sempere (3), Martina Mazza, Carmen Campos (8), Paulina Buforn (1), Cristina Barbosa (3), Rosario Urban (3) -siete inicial-, Meriem Ezbida (ps), Sandra Santiago, Sara Bravo (3), Estefanía Descalzo (1), Patricia Lima (6), Sarah Valero (1) y Carla Gómez.
Aula Cultural (9+12):
Lourdes Guerra; Beatriz Puertas (2), Iara Grosso (3), Joana Bolling (1), Yunisleidy Camejo (4), Elena Cuadrado (3), Rafael Bergara (1) -siete inicial-, Elba Álvarez (4), María González (1), Agustina López (2), Mireia Díez, Teresa Álvarez, Sara Molés y Marina del Castillo.
Árbitros:
Raúl Oyarzun y Aritz Zaragueta. Excluyeron a la local Campos y a las visitantes Elba Álvarez y Díez.
Parciales:
2-0, 4-2, 6-3, 8-4, 12-7, 13-8 (descanso), 17-8, 17-10, 18-12, 22-12, 25-16 y 29-21.
Incidencias:
A Sangriña. Buena entrada, pero sin lleno.