Además, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha desvelado que este pedido no había solo encargado por Navarra y Castilla-La Mancha, sino también por Cataluña.

En una rueda de prensa telemática en el Palacio de la Moncloa, ha recordado que se trata de un pedido de administraciones autonómicas y que lo que ha hecho el Gobierno ha sido “desbloquear su entrega”, con un trabajo “muy intenso y magnífico” del Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación.

La partida de más de cien respiradores generó polémica la semana pasada porque inicialmente Turquía decidió no permitir la exportación de esos respiradores, de fabricación local, por entender que tendría que usarlos en su propia lucha contra la epidemia de Covid-19. Sin embargo, tras varias gestiones, el domingo expidió las licencias de exportación.

En todo caso, Illa también ha destacado los esfuerzos que se han realizado en las últimas semanas en España para alcanzar una producción nacional relevante de respiradores, particularmente a través de las empresas Hersill y Escribano.