Spain

Los órganos del PSOE languidecen ante el poder absoluto de Sánchez

Un PSOE sin contrapoderes. Fue el titular de una información de ABC el pasado 2 de diciembre. Camino de los dos meses después la tendencia se acrecienta. Superada la investidura Pedro Sánchez ha recuperado el control de los tiempos y los rumores de malestar que asomaron por algunos resquicios se apagan.

Pese a ser el líder del PSOE que ha gestionado los peores resultados de su partido y pese a gobernar con menos respaldo que ningún otro presidente, Sánchez tiene un control absoluto del partido . Su elección en unas primarias con un relato plagado de épica y la ausencia de una alternativa que fuera algo más que sumas de contrarios a su persona hizo que de un día para otro su 50% de apoyo militante se convirtiese en un control del partido del 100%.

No obstante, ese primer año tras las primarias todo el mundo estaba en guardia. El partido no parecía despegar. Todo cambio con la moción de censura. Y se hizo buena la máxima «no es lo mismo oponerse a Ferraz que oponerse a Moncloa» que siempre recordaban en tiempos de Felipe González y que una figura de peso en el equipo de Sánchez tiene grabado a fuego.

Esa tendencia de control absoluto se ha reforzado. Desde que Sánchez llegó a La Moncloa los órganos del partido se han descafeinado profundamente. El Comité Federal, copado de afines, solo se ha reunido este año para ratificar las listas electorales. Los estatutos le otorgan la potestad de «determinar la política de alianzas». Pero no se convoca desde el mes de septiembre.

«Si se convocase no pasaría nada. Se avalaría la decisión de la dirección», plantea un dirigente autonómico. Pero al menos habría un espacio en el que sustanciar diferencias. Al no existir, el líder del PSC, Miquel Iceta, y los presidentes de Castilla-La Mancha (Emiliano García-Page) y Aragón (Javier Lambán) ofrecieron una refriega mediática a cuenta de la dependencia de los independentistas. Fue el único episodio de tensión que se produjo tras el mal resultado del 10 de noviembre.

La ejecutiva

Pero no solo es el otrora todopoderoso Comité Federal lo que está prácticamente desmantelado. La propia Ejecutiva del PSOE ha quedado en un plano residual. Ni siquiera podría decirse ahora mismo quién es su portavoz. Lo es formalmente Óscar Puente, alcalde de Valladolid. Pero las veces que ha ejercido como tal en rueda de prensa se cuentan con los dedos de una mano. Y lleva sin hacerlo más de un año. Esa función la ha venido desempeñando de forma oficiosa el secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en una asociación partido-Gobierno que contribuye más si cabe a que la marca PSOE se retraiga en favor de la marca Pedro Sánchez. «Caminamos sin remedio hacia el partido plataforma», se resigna un dirigente veterano que apoyó a Sánchez en las primarias.

En algunas personas consultadas se percibe resignación. Pero no malestar. Nadie puede permitirse tener ese sentimiento en el PSOE de estos tiempos. Desde las elecciones del 10-N, y pese a que los resultados merecían un debate una autocrítica, ese debate interno no se ha dado. Desde entonces Sánchez sólo se ha presentado ante su dirección dos veces. El día siguiente a las elecciones pidió que confiaran en él y ni siquiera dijo a sus compañeros que de allí se iba a reunir con Pablo Iglesias. Y ni mucho menos que al día siguiente se anunciaría el compromiso del Gobierno de coalición con Unidas Podemos.

Las bases ni siquiera votaron el contenido completo del pacto, sino el escueto decálogo suscrito 48 horas después de las elecciones. Se avaló masivamente. Los estatutos no obligan a convocar la consulta para un acuerdo de investidura como el suscrito con ERC. Aunque la dirección tiene potestad para convocarlas. No se hizo. Sánchez solo volvió a aparecer por la Ejecutiva federal al comenzar el año y un aplauso sirvió para ratificar sin más debate todos los acuerdos suscritos con diferentes partidos, incluido el de ERC.

En paralelo a la menor importancia de la dirección las grandes líneas estratégicas, que no el día a día, se abordan en los conocidos maitines de Moncloa en los que han venido participando Carmen Calvo, José Luis Ábalos, Santos Cerdán, Adriana Lastra, Iván Redondo y Félix Bolaños.

En 2021 debería celebrarse un Congreso del partido tras el celebrado en 2017. En los ambientes más críticos con el actual líder se piensa que Sánchez podría adelantarlo para renovar cuatro años más su mandato antes de empezar a sufrir desgaste gubernamental. Fuentes del aparato de organización en la dirección federal aseguran que no está en los planes ese adelanto.

No obstante, ni los considerados más cercanos a Sánchez pueden poner la mano en el fuego respecto a que tendrán toda la información. Una prueba fue hace un par de semanas cuando figuras destacadas del núcleo duro del partido y del Gobierno (Calvo, Ábalos y Montero) no conocían la decisión del presidente de posponer unos días la celebración del primer Consejo de Ministros para capitalizar el foco los próximos días con un goteo de nombramientos ministeriales.

Valores en alza

En los últimos tiempos en el universo de la dirección del PSOE solo ha destacado la figura de Adriana Lastra, vicesecretaria general y portavoz en el Congreso, como negociadora de los acuerdos con los grupos parlamentarios. Pero son las figuras de Iván Redondo como director de gabinete en La Moncloa y de Félix Bolaños como secretario general de presidencia del Gobierno, las que más han destacado estas fechas. Ambos se consolidan como los dos principales asesores del presidente y fueron quienes estuvieron junto a él en la confección y comunicación final del Ejecutivo. Ambos han visto además reforzado su rol para pilotar la comunicación del Gobierno.

Football news:

Suárez se va del Barcelona al Atlético. Luis llamó a Simeone, su Unión debe ser de 6 años en el Nou Camp, 198 goles
Barcelona ha anunciado el traspaso de Suárez al Atlético
Barcelona recibirá 2 millones de euros por el traspaso de Suárez en las temporadas en que el Atlético llegue a la final de la liga de Campeones
Los novatos del Chelsea se retiraron en la Copa de la liga: Havertz hizo un Hat-trick (el primero de su carrera), Chilwell - Assist, Silva jugó una hora
El Manchester United perderá 139.39 millones de libras si la temporada de la Premier League pasa sin espectadores - la mayoría de todos en la liga
Rüdiger es el objetivo prioritario del Barcelona
Arsenal ganó 6 partidos consecutivos