El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, ha asegurado que la eutanasia es “un atajo que deshumaniza” y ha criticado que se argumente que hay demanda social mientras en la ley educativa “se quita la demanda social”. Así lo ha indicado después de que el PSOE anunciara que la primera proposición de ley que debatirá el Congreso será la Ley de Eutanasia.

“Evidentemente, la sociedad tiene este problema ante la realidad de enfermedades degenerativas y el alargamiento de la vida, pero de manera proactiva, causar la muerte, me parece un atajo que deshumaniza”, ha precisado Argüello este miércoles 29 de enero durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Permanente de la CEE.

Además , el secretario general de los obispos ha mostrado su sorpresa por el hecho de que en la exposición de motivos de la ley se argumente que hay “demanda social” mientras en la ley educativa “se quita la demanda social”.

“La demanda social no es útil al pensar en la propuesta educativa y aquí sí es argumento para tener una coartada moral supuestamente democrática para legislar en contra de la vida”, ha indicado Argüello.

RODRÍGUEZ: “¿LA CALIDAD DE VIDA VALE MÁS QUE LA VIDA?”

El arzobispo administrador apostólico de Toledo, Braulio Rodríguez, ha utilizado su escrito semanal para abundar sobre este asunto, y se ha preguntado qué es una muerte digna: “¿Decir que yo soy dueño de mi vida y muero cuando quiera? Estamos, de nuevo, ante el concepto de libertad que manejan algunos que se quiere imponer a todos. De este concepto de libertad se concibe la vida de un modo concreto”, ha avisado.

Insiste en esta línea en el argumento de “lo que se entiende por calidad de vida”. “Si yo no merezco la pena vivir, mejor es morir, porque la vida humana no vale en sí misma. ¿Pero calidad de la vida, entonces, vale más que la vida misma?”, se cuestiona.

Por ello, pregunta igualmente “con qué baremo se mide la calidad de vida para llegar a afirmar que ya carece de valor o que no merece la pena ser vivida”.