Spain

Los nuevos formatos de la Alta Costura parisina

Esta temporada les ha dado por los caballos blancos. Tanto en Dior como en Chanel, las modelos han estado acompañadas por estos animales, una iniciativa sospechosamente similar y con poco que ver con el mundo de la costura. Cosas de la moda. Las marcas han fluctuado entre los desfiles con pocos invitados, los desfiles sin invitados a puerta cerrada, los cortos de moda y las simples sesiones de fotos. Repasamos las distintas iniciativas.

Virginie Viard, directora creativa de Chanel, volvió a utilizar el Grand Palais que siempre escogía Lagerfeld para los desfiles de la casa parisina. Viard no ha querido dejar atrás a sus invitadas más selectas, contratadas por la casa al fin y al cabo, pero las ha limitado a 30, sentadas en sillas muy separadas entre sí. Entre ellas, por supuesto, Carlota de Mónaco, su último fichaje, aunque también estuvieron Penélope Cruz, Marion Cotillard o Lily Rose Depp.

El desfile recreó una boda campera inspirada en la zona de La Camarga, una preciosa región en el sur de Francia en la que se crían caballos y se monta a la vaquera. El video y las fotografías, prueba fehaciente de que existió el desfile, han estado a cargo de Anton Corbijn, y la colección ha sido un elenco de prendas en blanco o negro, muy habituales en la casa, con formato muy diferente: desde los tutús más vanguardistas a las túnicas rectas estrictas de corte y tejido oriental.

Chanel
Chanel

En Valentino han presentado su Alta Costura en Roma, prudentes y sabedores de que París admitiría el desplante al no querer prescindir de tan emblemática maison. La colección «Code Temporal» se expuso en un maravilloso desfile sin público en la Galería Colonna de la capital italiana, donde Pierpaolo Piccioli escogió mostrar prendas geométricas y futuristas en un entorno clásico. Las capas-vestido con patchwork monocolor y los vestidos en tonos flúo con vuelo se acompañaron de zapatos dorados con monumentales plataformas; y pintados de dorado llevaban muchas modelos el rostro, como aquella bellísima actriz en el Goldfinger de James Bond.

El dorado de Valentino, esta vez trasladada a Roma para presentar su colección.
El dorado de Valentino, esta vez trasladada a Roma para presentar su colección. - Valentino

En Schiaparelli, su nuevo director creativo, el estadounidense Daniel Roseberry, se conformó con una sesión de fotos para presentar esta colección de alta costura; pero vaya fotos. Con vestidos sorprendentes, como suele ser la norma en la casa, y siluetas atrevidas y ceñidas, Schiaparelli dejó su impronta atrevida con espectaculares modelos de corte cinematográfico. Roseberry combinó siluetas de noche con pantalones o cazadoras, alternando el punto, la seda, el cuero o el neopreno con maestría.

Y si en Chanel tuvieron caballos blancos y a Carlota de Mónaco, en Dior no quisieron ser menos y añadieron los caballos a una preciosa colección de corte bizantino que se presentó con una sesión de fotos, adjuntando una toma adicional de Beatrice Borromeo, cuñada de Carlota. Maria Grazia Chiuri se inspiró en el tarot y en los ritos esotéricos, creándose para la ocasión un corto dirigido por Matteo Garrone en el que se mostraba el repertorio completo, ya que no hubo desfile.

Para no dejar de mostrar a Beatrice Borromeo se ideó una fotografía que nada tenía que ver con la colección y que mostraba a la italiana vestida con mono azul de trabajo, felpa en el pelo y zapatillas deportivas negras. La foto era una réplica de las imágenes que durante la Segunda Guerra Mundial utilizaba el Gobierno estadounidense como propaganda, con dibujos de norteamericanas sonrientes vestidas con mono azul y pañuelo en el pelo, trabajadoras en las fábricas de balística que apoyaban así a los soldados en el frente. La imagen de Borromeo en mono, guapísima se ponga lo que se ponga, no venía a cuento con el resto de la colección, por más que se esfuercen en explicarlo.

La italiana Beatrice Borromeo para Dior.
La italiana Beatrice Borromeo para Dior. - Dior

Jean Paul Gaultier, Georges Hobeika, la Maison Rabih Kayrouz y Ralph & Russo han decidido - con mucho tino- no participar en esta edición de la Alta Costura, mientras que Elie Saab y Zuhair Murad han cancelado sus desfiles debido a la grave situación del Covid-19 en Líbano, donde el confinamiento es total e incluso se urge a los habitantes a no visitar ni siquiera los supermercados. Además, desafortunadamente, la explosión de Beirut el 4 de agosto pasado afectó parcialmente a la sede central de Elie Saab. Y Valli, Fendi -que se ha estrenado con Kim Jones como director creativo- y Armani Privé, han desfilado todos a puerta cerrada.

Es evidente que este 2021 será de nuevo un año de transición para la moda, pues ni los desfiles son técnicamente posibles debido a las prohibiciones, ni por mucho que 28 marcas se lancen a crear su colección de Alta Costura existe por el momento una demanda de prendas de nivel, quitando el modelo de Lady Gaga en la toma de posesión de Joe Biden y los vestidos que se luzcan en las ya retrasadas entregas de los Golden Globes o los Oscars.

La próxima temporada de costura, que tendrá lugar en julio, promete el retorno de Balenciaga y Saint Laurent. Pero es improbable que para entonces se haya vuelto a la normalidad.

Ver los comentarios

Football news:

Ronald Koeman: la Presión está en todos los mejores clubes. A veces parece que solo el Barcelona tiene partidos importantes
Ramos está más cerca de un nuevo contrato con el Real Madrid que de abandonar el Club. El jugador se comunica regularmente con Pérez
Julen Lopetegui: Messi es el mejor futbolista de la historia
Alisson se perderá el funeral de su padre
Pep Guardiola: Manchester United, Barcelona y Real Madrid ganaron todos, ya que gastaron más que el resto. El City no es diferente de los mejores clubes
Abramovich dio el visto bueno a la compra de Holland. Chelsea está dispuesto a gastar más de 100 millones de euros
Sulscher Pro Europa League: Jugar contra el Milan te hará sentir como si estuviéramos en la liga de Campeones. Este es un gran Club, respetamos su historia