Spain

Los niños animan a la población en su encierro mediante carteles cargados de optimismo

El mismo sábado 14 en el que empezó oficialmente el confinamiento doméstico en España, muchos balcones empezaron a lucir carteles hechos a mano, con una innegable estética infantil y con un contenido dirigido especialmente a adultos y ancianos, a todo el mundo que empezaba entonces a compartir días de encierro obligado. “Todo irá bien”, “quédate en casa”, son las frases más repetidas en los mensajes, convertidas en mantras positivos para sobrellevar la situación de emergencia sanitaria por el coronavirus.

La idea no es originaria de Huelva. Ni siquiera de España. Llega de Italia, donde empezaron a sufrir antes los efectos del Covid-19, y donde surgieron iniciativas ciudadanas para combatir el temor al contagio que han dado un nuevo sentido a la unidad entre los vecindarios. Los grupos de madres y padres de escolares en las redes sociales han sido los vectores de una acción que hace ya quince días comenzó a tomar cuerpo en la capital onubense.

“En estos días en los que nuestros peques van a pasar mucho tiempo en casa, se propone hacer algún cartel con ellos o pancarta para colgar de las terrazas o poner en las ventanas”, dice uno de los mensajes difundidos a través de uno de esos grupos. “Así, cuando vean en la terraza de enfrente otro cartel, les animará pensar que en esa casa también hay otro niño pasando por lo mismo que él”.

Detrás de esto, explica Alicia, madre de dos niñas de 13 y 10 años, “hay un propósito de desarrollar una actividad divertida con nuestros hijos, ponerle otra cara a la situación y lanzar un mensaje positivo para que a todos nos resulte más llevadero este encierro”.

Hay un arcoiris simbolizando esperanza como imagen de esos dibujos que acompañan frases tranquilizadoras e invitaciones a seguir las medidas para la protección de la salud general. “No teníamos cartulinas en casa ni había forma de comprar material, así que improvisamos dibujando por detrás de papel de regalo”.

En el caso de Virginia, madre de una niña de 14 años y un niño de 3, la solución llegó de varios folios tamaño A3 unidos entre sí, más los rotuladores y lápices de cera que había en casa. “Hicimos antes un boceto más pequeño de lo que queríamos pintar en el cartel y lo tenemos puesto también en nuestra nevera”.

Fue la tutora de su hija quien les hizo llegar la propuesta que ha ido poco a poco extendiéndose entre amigos, familiares y vecinos. “Los niños disfrutan muchísimo y al mismo tiempo los vecinos agradecen ver esos mensajes que les anima a seguir día a día aguantando en casa”.

Por ahora, coinciden las dos madres, sus hijas llevan bien la reclusión, distraídas con la tarea escolar a entregar en plataformas virtuales e incluso las actividades extraescolares también a distancia. Peor lo lleva el más pequeño, a quien tienen más contenido en casa mediante juegos para que olvide la calle.

“Está claro que va a haber un antes y un después de esto”, dice Alicia por teléfono desde su casa. Virginia, a su vez, tiene claro que estas semanas “van a servir de respiro y para valorar lo que tenemos, más allá de la vida estresante que llevamos”. “Seguro que hasta mayo o junio no vamos a poder volver a la normalidad”, vaticina. Mientras, dicen, “lo importante es seguir con optimismo”. Y los carteles de los niños ayudan.

Football news:

El presidente de Brescia sobre la demanda de Tonali: el Barcelona ofreció 65 millones y 2 jugadores, mientras que el jefe del PSG escribió hoy
¿No crees en las promesas? Piénsalo dos veces. Lovren anunció su promesa de volver más fuerte después de la final de la liga de Campeones 2017/18
Ter Stegen sobre Götz: Mario encajaría perfectamente en la liga
Pogba sobre la muerte de George Floyd: lo Siento por él y todos los negros que sufren racismo todos los días. ¡Esto tiene que terminar!
Juventus podría cambiar a Bernardeschi por georginho
El Real Madrid realizó un entrenamiento de equipo por primera vez desde marzo
Periodista de ESPN: Arsenal no le ofreció a Obama un nuevo contrato