Spain

Los belgas eligen Francia y España, pero con la Covid muchos se quedan en casa

Tres colores mantienen en vilo a los belgas que planifican las vacaciones de este verano fuera del país. Un semáforo de zonas rojas, naranjas y verdes que se mueve a golpe de brotes del patógeno y que también ha ido incorporando (o eliminando) restricciones al regreso en función de lo que los expertos sanitarios del país aconsejaban al Gobierno federal. La cuestión es que la fórmula, sencilla y muy visual, pone el foco no solo en países de destino, sino que desciende al detalle (municipios, distritos, ciudades, regiones) en base a los riesgos de infección. Y eso te obliga a tirar de mapa, seguir la actualidad y cruzar los dedos para no enfrentarte a una cuarentena en el domicilio al regreso. Si es que puedes regresar.

Esa incertidumbre ni es propia ni es nueva. En junio, aquí ya se veía venir que la pandemia iba a traer un cambio de costumbres. Una encuesta realizada por Europ Assistance a un millar de belgas revelaba que solo uno de cada cuatro estaba dispuesto a coger un avión este verano y el 61% ya descartaba los cruceros. Así que el coche (y, si se tercia, la caravana) será su principal medio de desplazamiento, y eso prioriza los viajes dentro de Europa.

Para el que se vaya. Porque la evolución del coronavirus está obligando a cambiar planes sobre la marcha. Volviendo al semáforo, muchos empezaron ya a invocar a la fortuna cuando, nada más arrancar julio y apenas unas horas después de darse a conocer los brotes en Lérida y A Mariña, no solo se desaconsejaba el viaje a esos destinos, sino que se les anunciaba encierro forzoso de catorce días y prueba medica obligatoria a quienes llegaran de allí.

En el momento de redactar este artículo, lo que el Ministerio de Asuntos Exteriores del país denominaba «zonas de contención específicas» en España, se limitaba a esas dos citadas. No había más actualizaciones. Lo que es un alivio para muchos belgas, porque España es su segundo país preferido para los largos periodos de descanso. Solo Francia nos supera. De hecho, hace apenas dos años, ciudadanos belgas figuraban como dueños en los registros de la propiedad de alrededor de 4.300 viviendas, repartidas fundamentalmente por la costa mediterránea y Andalucía.

Presupuesto alto

Y gastan dinero. Para disfrutar de un sol que aquí les es esquivo durante prácticamente todo el año. Su presupuesto medio para este 'verano-Covid' será inferior al de 2019, pero igualmente alto:_1.788 euros frente a los 2.242 del pasado ejercicio, según el informe de la citada aseguradora. Este pequeño país de apenas 11,5 millones de habitantes es exportador neto de turistas. De los más de seis millones de desplazamientos que protagonizan sus ciudadanos durante los meses de julio y agosto, el 80% son al extranjero.

Statbel, el INE de este país, refleja, por contra, que en ese mismo periodo 400.000 turistas foráneos llegan a la región de Valonia, 1,4 millones a Flandes y en torno a medio millón, a Bruselas. Así que no es de extrañar que el diario 'Le Soir' se preguntase a finales de mayo, cuando el confinamiento estaba a punto de acabar aquí, si habría sitio para todos con un cambio en la inercia de los propios belgas. Esto es: que este 2020, por razones obvias, optaran por redescubrir su país en lugar de salir al exterior.

Alain Decrop, profesor de marketing especializado en turismo en la UNamur, advertía en declaraciones a ese medio que existía «el riesgo de un efecto masivo» en las ciudades costeras, donde tres de cada cuatro turistas ya son locales. Saturación incluso en el transporte ferroviario y más atascos 'marca del país' en sus redes de carreteras. Ostende, una de las urbes costeras de referencia, ha puesto ya un sistema de registro para que sus playas no entren en saturación.

Y hablamos de arenales kilómetros, aunque, eso sí, en el Mar del Norte. El objetivo, garantizar la distancia física de seguridad, que aquí es de 1,5 metros. Se ensayó el 18 de julio, con una previsión de 15.000 reservas. Muchos belgas se esperan también en Valonia, especialmente en los bosques y colinas de Las Ardenas que se comparten con Francia y Luxemburgo.

Valonia, de hecho, prevé que este verano la proporción de belgas aumente hasta el 35 o el 40%, cuando otros años se situaba en el entorno del 10% del total de visitantes. Así que «efecto masivo» descontando, incluso, la compensación de cancelaciones de extranjeros en esas áreas, que ya comenzaban a notarse. Las ciudades más emblemáticas para ellos, como Brujas, Gante, Amberes o la propia Bruselas, sí acusarán las ausencias.

Sin festivales de música

Rock Werchter, Esperanzah!, Pukkelpop, Graspop Metal y, por supuesto, Tomorrowland (en la imagen), el mayor festival de música electrónica del mundo, que se venía celebrando ininterrumpidamente durante quince años. Ninguno de estos eventos por los que Bélgica es también famosa tendrá 'edición 2020'. Pérdidas millonarias y una cascada de cancelaciones. El Tomorrowland de Boom, por ejemplo, ya tenía vendidas 400.000 entradas en abril. Un mazazo.

Football news:

Liverpool comprará Jota por 41 millones de libras. Wolverhampton pagará hasta 13,5 millones por Hoover
8 es el número favorito del Bayern. Ahora venció al Schalke: Gnabry hizo un Hat-trick, Sané anotó 1 + 2, Lewandowski inventó una asistencia de trabajo
Liverpool acordó un contrato de 5 años con Jota. El traspaso podría ascender a 43 millones de euros
Lo dejé todo y me fui al otro lado del mundo por mi equipo favorito. La conmovedora historia de un fanático Noruego enamorado de Santos
Lewandowski anotó en la 1ª ronda de la Bundesliga en 7 temporadas y repitió el récord del Campeonato
Gnabry hizo un Hat-trick en el partido contra el Schalke
Lewandowski anotó el Schalke en el 10º partido consecutivo de la Bundesliga. Este es el récord de la liga