Spain

Los 8 pueblos más bonitos de Madrid que no están confinados para ir en el puente

El cierre perimetral de la región por la pandemia durante el inminente puente de la Constitución nos da al menos la opción de disfrutar de algunos de los pueblos más bonitos (que no están confinados, como Chinchón o San Martín de Valdeiglesias) que atesora la Comunidad de Madrid. Si aún no los conoces, aquí van ocho que no te puedes perder (tres incluso son Partimonio de la Humanidad).

Buitrago del Lozoya

La preciosa villa es conocida también como "La muralla de Madrid", por el buen grado de conservación del muro, de origen musulmán (s. XI), que protege su casco histórico con un perímetro de más de 800 m. Situada sobre un promontorio a orillas del río Lozoya, a los pies de Somosierra y a 75 km de la capital, Buitrago es perfecta para pasear, respirar aire puro de la sierra y disfrutar de su patrimonio: torreones, fosos, el Castillo del s. XIV, la Iglesia de Santa María del Castillo (siglo XIV), la Torre del Reloj o el Museo Picasso, en la plaza del mismo nombre junto al Ayuntamiento.

Dónde comer:

Restaurante familiar especializado en asados y cocina tradicional casera en Las Murallas (Plaza de la Constitución, 3, Buitrago del Lozoya; Tel.: 918 68 04 84). En el restaurante El Espolón (Calle Real, 60; Tel.: 918 68 14 49) ofrecen platos de cuchara, guisos y carnes a la brasa en su menú del día. También raciones.

San Lorenzo de El Escorial

A los pies de la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama, la localidad es uno de los destinos más visitados de la Comunidad de Madrid, gracias a su imponente Monasterio. Catalogado Patrimonio de la Humanidad, fue mandado construir en 1563 por Felipe II y completado en 20 años. En el edificio destacan la Basílica monumental, el Panteón Real donde se encuentran enterrados monarcas españoles de las casas de Austria y Borbón, el Panteón de los Infantes, las Salas Capitulares, la Biblioteca y los patios, que no podían faltar en una Residencia de verano digna de reyes.

El encantador pueblo se completa con un laberinto de empedradas calles, bonitos parques y un conjunto de palacios y casas a su alrededor, como la Casa de los Oficios, la Casa de los Infantes y la Casa de la Reina, el Real Coliseo de Carlos III y la Casita del Infante y los Jardines Históricos de alto valor botánico. Aunque este año no estará su famoso Belén Viviente Monumental, sí se va a poder contemplar el Misterio en la Plaza de la Constitución.

Dónde comer:

El Charolés (Floridablanca, 24, San Lorenzo de El Escorial; Tel.: 918 905 975) presume de servir uno de los mejores cocidos de Madrid, pero sólo los lunes, miércoles y viernes no festivos (45 euros). Si prefieres cordero o cochinillo, La Cueva (San Antón, 4; Tel.: 918 90 15 16), situado en un edificio de más de 300 años.

Manzanares El Real

54 km separan este pueblo en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama dominado por una imponente fortaleza de la capital. La edificación, también denominada el Castillo de los Mendoza, es una importante muestra de la arquitectura militar castellana del siglo XV y es de las mejor conservadas de España. Es ideal visitarla con los niños, ya que se realizan representaciones teatrales por el recinto para contar la historia de este castillo y de su época (de jueves a domingos, a las 12 h. Precio: 8 euros, adultos; 4 euros,menores). Es imprescindible reserva previa: Tlf.: 91 853 00 08 / 91 852 86 85. Más información aquí.

Los amantes del senderismo también tienen aquí un lugar idílico, ya que Manzanares es la puerta de entrada a La Pedriza, espacio natural incluido en la Red Mundial de Reservas de la Biosfera, y ofrece uno de los paisajes más bellos de la Comunidad de Madrid.

Dónde comer:

En Los Morales (Avenida de Madrid, 24; Tel.: 91 853 06 41) se puede degustar desde asados de carnes de Guadarrama hasta fabada asturiana a buen precio. Los postres, caseros. Platos castellanos y caseros en La Parra (Calle de los Panaderos, 13; Tel.: 918 53 95 77), también raciones y bocadillos.

Aranjuez

Patrimonio de la Humanidad, el Real Sitio era uno de los lugares de recreo preferidos por los Reyes de España en el siglo XVI. Pasear por la ciudad es trasladarse a esa época. Entre sus enclaves más emblemáticos no hay que perderse la Casa de Caballeros, el Antiguo Cuartel de la Guardia Civil, el Mercado de Abastos, la Capilla de la San Antonio, la Casa de Infantes y la Casa de Oficios. Tampoco hay que dejar de caminar por el gigantesco y espectacular Jardín del Príncipe, que alberga el Museo de Falúas Reales, con una de las colecciones más importantes de embarcaciones que utilizaban los monarcas para navegar por el Tajo, y el palacete neoclásico Casa del Labrador, una de las construcciones de mayor esplendor de la dinastía borbónica. Y, por supuesto, visitar el Palacio Real, cuyos orígenes se remontan a 1561, es de obligado cumplimiento, con sus majestuosas salas y estancias y el Museo de la Vida en el Palacio (entrada, desde 4,50 euros).

Dónde comer:

Aguantina (Almíbar, 5; Tel.: 910 18 26 61) es un restaurante con encanto que presenta una barra bien surtida de pinchos y raciones antes de entrar a su comedor que cuenta con una variada carta. Destacan los espárragos de Aranjuez. Cocina tradicional con toques modernos y buenos arroces en Almíbar (Almíbar, 138; Tel.: 918 91 00 97).

Patones de Arriba

A unos 70 km al norteste de Madrid se ubica el que muchos consideran como uno de los pueblos más bonitos de la región con uno de los conjuntos urbanos rurales, de carácter tradicional, mejor conservados. Situado sobre una pequeña montaña, es una de las muestras más representativas de la arquitectura negra de la Comunidad. Sus calles de pizarra, con casas de piedra y pizarra, sus balcones llenos de flores, el laberinto que forman sus callejones y las preciosas vistas a la Sierra lo convierten en una apuesta segura para disfrutar de la naturaleza y del patrimonio madrileño durante una jornada.

Para llegar se recomienda dejar el coche en el aparcamiento de Patones de Abajo y subir por un camino señalizado de un kilómetro hasta la localidad. Una vez allí, algunos de los lugares emblemáticos son la Iglesia de San José (s. XVI), la ermita de la Virgen de Oliva (s. XII-XIII) o el Acueducto del Canal de Isabel II.

Dónde comer:

El Bodegón de Patones (Calle del Arroyo, 5; Tel.: 699 84 04 76) ofrece cocina tradicional con productos de temporada que recogen de su huerta. Cabrito, lechazo, migas o callos en El Lavadero de Patones (Buenavista, 29; Tel.: 918 43 29 47), de grandes ventanales y terraza.

Alcalá de Henares

Otra ciudad madrileña Patrimonio de la Humanidad. A unos 40 minutos de Madrid, se recomienda aparcar el coche para disfrutar a pie de su casco antiguo, de los enclaves más destacados del conjunto monumental complutense (Universidad Cisneriana, Hospedería de Estudiantes, museo-casa natal de Cervantes...) y de otros lugares emblemáticos como la antigua muralla medieval y el Antiquarium del Palacio Arzobispal, la Torre XIV del recinto amurallado del antiguo alcázar, etc. El Ayuntamiento organiza visitas guiadas que recorren diferente lugares de la localidad relacionados con la vida y obra de Miguel de Cervantes, la Universidad en el siglo de Oro... (más información: www.turismodealcala.com).

Por estas fechas, aunque en esta ocasión extremando la precaución y las medidas sanitarias, la ciudad se convierte un año más en la Ciudad de la Navidad. Desde diciembre hasta enero, las actividades para todos los públicos se desarrollarán en dos espacios: la plaza Cervantes y el recinto ferial de Alcalá de Henares, ambos intercomunicados por un tren turístico.

Navalcarnero

Catalogada como Villa Real, Navalcarnero, a 31 km al suroeste de Madrid, con sus más de 500 años de historia, conserva intactos algunos de sus rincones más bonitos y emblemáticos que te trasladan al pasado nada más pisar sus calles jalonadas por ermitas y humilladeros que datan del siglo XVII. Entre ellos están su plaza mayor, llamada Plaza de Segovia (planta irregular, edificios de tres alturas porticados y balconadas de madera), y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XVI), en cuyo interior destaca el retablo del altar mayor así como la capilla real, en la que tuvo lugar el enlace entre Felipe IV y Mariana de Austria.

Dónde comer:

Cocina de mercado del mar y la tierra en Senderuela (Mari-Martín, 1; Tel.: 669 66 87 94), en el que se puede picar en la barra o degustar platos compartidos o a la carta en su comedor con terraza.

Rascafría

Enclavado el en Valle del Lozoya al noroeste de la Comunidad de Madrid, es uno de los destinos preferidos de los madrileños para disfrutar del día en plena naturaleza. Rodeado de montañas y bosques, dentro de su término municipal está el parque natural de Peñalara, el arboreto Giner de los Ríos y el parque de Finlandia y cuenta con multitud de caminos y recorridos para hacer senderismo. Pasear por este pequeño pueblo de la sierra de Guadarrama, lleno de casas de piedra, también es obligado. Entre sus joyas patrimoniales se encuentran la iglesia de San Andrés Apóstol (s. XV) y, especialmente, el Real Monasterio de Santa María de El Paular, que se empezó a construir en 1390, en estilos góticos y barrocos (entrada: 7 euros. Reserva online).

Junto al monasterio está el Puente del Perdón, construido por los monjes para sustituir uno de madera y facilitar el acceso a la fábrica de papel.

Dónde comer:

La caza y las setas protagonizan los platos de El Candil (Av. del Valle, 39; Tel.: 600 04 10 43), un restaurante familiar de cocina casera y tradicional. Para tapear, tomar platos de cuchara y carnes de Guadarrama, El Pilón (Ibáñez Marín, 52; Tel.: 918 69 19 15).

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

El exfutbolista de la Juve Y del Bayern Benatia pasa a Parma
Hodgson sobre 0-4 con el City: En el descanso no pensé que el Palacio perdería en grande
El delantero Del Athletic, Iñaki Williams, fue el autor de la victoria en la final de la Supercopa de España ante el Barcelona (3-2)
El Milan le dará al defensor Conti Parma un préstamo con una compra obligatoria por 7 millones de euros
Cuman sobre la eliminación de Messi: No sé cuántas veces se le ha quitado el balón. Intentó un pase en profundidad pero Ronaldo Koeman estaba en posición de fuera de juego
Marsella está cerca de alquilar Milik por 8+3,5 millones de euros por 1,5 años con opción de compra
Koeman sobre 2:3 con el Athletic: No es un paso atrás. Barcelona todavía mostrará que está en el camino correcto