logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

LeBron James, Luka Doncic y la fiebre por el triple-doble en la NBA

El esloveno lleva once triples-dobles este año, dos más que el de los Lakers. En los últimos años el total de triples-dobles conseguidos en una temporada no ha dejado de aumentar.

Doncic, durante un partido de los Mavericks. RONALD MARTINEZ AFP

La lucha por el triple-doble en la NBA es una batalla reciente, moderna, potenciada por el consumismo de los highlights y la sobrerreacción a cualquier estadística por muy vacía que ésta sea. Una pelea en la que los jugadores se han involucrado de lleno y que continuamente nos deja situaciones a veces un tanto embarazosas, como algún 'robo' de un rebote, un enfado por un error tras realizar una asistencia o un mosqueo porque el entrenador saca de la pista al jugador cuando le quedaban pocas capturas o pases para completar la preciada hazaña.

Antes el triple-doble era visto como un hito, no como una constante. Algo a lo que muy pocos conseguían llegar. Su rey era Oscar Robertson, el primer jugador que promedió dicha estadística durante una temporada completa: 30,8 puntos, 12,5 rebotes y 11,4 asistencias en el curso 61-62. Algo único e incomparable hasta que más de cincuenta años después llegó Russell Westbrook: promedió 31,6 tantos, 10,7 capturas y 10,4 pases a canasta en la campaña 16-17.

El base de los Thunder se llevó el MVP pese a que su equipo sólo consiguió ser sexto de la Conferencia Oeste. Se consideraba, como con Robertson, que iba a ser algo único y casi irrepetible.

Se equivocaban. No sólo con Westbrook, que volvió a promediar un triple-doble en las dos siguientes temporadas, sino con toda la liga.

Evolución de los triples-dobles en la NBA

En los últimos diez años el total de triples-dobles realizados por los jugadores de la NBA ha aumentado exponencialmente en cada temporada. Siendo ese MVP de Russell Westbrook el punto de inflexión para una guerra surrealista y sin cuartel. 23 en la 09-10, 37 en la 10-11, 18 en la 11-12, 42 en la 12-13, 46 en la 13-14, 46 en la 14-15, 75 en la 15-16, 117 en la 16-17, 108 en la 17-18 y 127 en la 18-19. Este año todavía no hemos llegado al ecuador de la liga regular y ya se han conseguido más de cincuenta partidos de más de diez puntos, diez rebotes y diez asistencias.

Junto a Westbrook tenemos a LeBron James, que acostumbraba a realizar alguno cada año pero que ahora está desatado: ha conseguido un triple-doble contra todos los equipos de la liga en su carrera y lleva nueve en esta temporada, superando los ocho de la pasada campaña y a dos de quien parece ser el nuevo rey de esta disciplina: Luka Doncic. El esloveno suma ya once, mejorando los registros de edad de cualquier jugador en la historia, por encima de los ocho que sumó en su año de novato y llegando ya a las mejores cifras de Magic Johnson y Jason Kidd, dominadores de esta faceta.

Líderes de los triples-dobles por temporada

Kidd consiguió 13 en la 07-08, y el ocaso de su carrera coincidió con varios años en los que nadie superó los diez triples-dobles. Hasta los once de Westbrook en la 14-15. Desde ese momento, una locura exponencial: ahora Doncic lleva ya once y LeBron nueve, pero es que Nikola Jokic suma siete, Westbrook seis y les siguen a la zaga Antetokounmpo, Jimmy Butler y Ben Simmons con tres.

La pelea por la estadística ha generado una lluvia de críticas a bastantes jugadores, acusados de buscar con demasiado interés ese 10-10-10 obviando las necesidades de su equipo. A Westbrook se le acusaba de 'robarle' los rebotes a los pívots de los Thunder y tuvo que salir a defenderse: "He aprendido que si soy yo el que captura el rebote y lanza la transición es mejor para nuestro equipo", pese a las bromas de sus algunos compañeros, que también dependen de los números para ganarse su próximo contrato: "A veces roba algún rebote", llegó a bromear Carmelo Anthony. Y esa feroz lucha por el liderato que mantienen Doncic y LeBron este año deja detalles tan extraños como que el esloveno lleva más rebotes (9,7 por noche) que pívots tan buenos en este apartado como Anthony Davis (9,4) o Serge Ibaka (8,4). Westbrook y LeBron, por su parte, promedian 7,8. Ambos, junto a Doncic, entre los 30 mejores reboteadores de la liga.

Cosas de la estadística.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más
Themes
ICO