Spain

Las visitas a los residentes deberán adaptarse a la situación del centro

La ansiada normalidad se abre camino y comienza a intuirse también en las residencias. El pasado domingo, el Boletín Oficial del País Vasco publicó la autorización para reanudar las visitas de familiares a las residencias de mayores, viviendas tuteladas y los centros de personas con discapacidad. Es un marco general que cada Diputación, competente en la materia, debe adaptar. Bizkaia se dispone a hacerlo hoy mismo en su reunión del Consejo de Gobierno. Las líneas generales están trazadas desde el pasado 27 de mayo. Todo pivota en torno a una máxima sencilla. Cada centro debe adaptarse a la situación que tiene actualmente y habrá más o menos restricciones según el número de positivos, negativos e inmunizados.

El decreto del domingo va a provocar que las diputaciones aceleren el paso. Gipuzkoa tenía previsto abrir las visitas a partir del 8 de junio, en fase 3. Álava también abogó por «la prudencia» con los internos, «colectivo diana del virus», en palabras del diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola. Incluso en Bizkaia, donde el 27 de mayo se envió a los centros los criterios para comenzar con las visitas, la inmensa mayoría de las direcciones optó por aplazarlas, salvo en los tres supuestos iniciales, todos ellos muy extremos. Así, de los 10.748 residentes, sólo han visto a sus allegados los que estaban «en la fase final de la vida», «con daño cognitivo que impide el contacto por otras vías» y con problemas psicológicos agravados por el aislamiento.

Diez semanas después, los familiares volverán a entrar a los centros para ver a los suyos en los próximos días. Será solo un allegado por interno, irá con mascarilla, no podrá tener síntomas de coronavirus y se le tomará la temperatura. Deberá firmar un documento donde asume «de forma voluntaria los riesgos y responsabilidades que entraña la visita», según una carta enviada ayer a algunos familiares. «Desaconsejamos hacer la visita a personas de riesgo (edad avanzada, enfermedades crónicas cardiovasculares, diabetes, enfermedad respiratoria crónica o inmunodeficiencias)», añade la misiva. Para evitar nuevas entradas del virus, no se podrá entregar ningún objeto a los internos.

Principalmente hay dos asuntos sobre la mesa en la reunión de hoy. Uno de ellos es la posición de la Diputación sobre algo que permite el decreto general del Gobierno vasco, «la realización de paseos de los residentes de acuerdo al calendario». Es una medida que está descartada para el conjunto de los internos pero que podría permitirse, con limitaciones, para los que han dado negativo y para aquellos que hayan superado la enfermedad y tengan anticuerpos. Esos dos colectivos podrían tener también un régimen diferente de visitas, tal y como apuntaban las directrices forales de mayo, que hablaban incluso de permitir «el contacto físico, siempre y cuando se haga con los equipos de protección».

Para el resto, las visitas no serán todavía como antes. Una pantalla de metacrilato evitará el contacto y posibles contagios. Esos ratos de charla, muy acotados y siempre con cita previa, se desarrollarán en lugares completamente aislados del resto, con entradas diferenciadas si es posible. A partir de aquí, todo depende la situación en cada centro. Hay 31 residencias de las 155 donde permanece activo el virus y allí es donde habrá que tomar más medidas de precaución. A priori, se mantendrá el sistema de cohortes para diferenciar espacios. Pero todo dependerá de lo que hoy decidan los responsables forales.

Football news:

Pep Guardiola: me quedaría en el Man City y en la Ligue 2
El Manchester United está listo para vender a Alexis, Lingard, Smalling, Dalot, Jones y rojo
Frank Lampard: espero más del Chelsea, pero ahora el resultado es lo más importante
Atalanta no pierde 15 partidos consecutivos: 13 victorias y 2 empates
Lorient dejó caer a un recién llegado del avión, envió a otro bajo el agua, todo por presentaciones en las redes sociales
Paszalic hizo un Hat-trick en el partido contra Brescia. Atalanta goleó 6-1 a su rival
Rummenigge sobre Ribery: heness era para él como segundo padre y yo como segunda madre