El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que estos chubascos del lunes y el martes podrán ser fuertes en amplias zonas del centro, del nordeste y del sistema Ibérico. Así, volverán las precipitaciones después de un fin de semana “caluroso, de pleno verano”, en el que se han alcanzado los 38ºC en el valle de del Guadalquivir.

El cambio meteorológico se debe a que la semana comienza con un “aumento de la inestabilidad atmosférica” ya que aunque continúan las altas presiones en superficie, la presencia de aire frío en las capas altas de la atmósfera, favorecerá la formación de tormentas que pueden ser fuertes y en ocasiones con granizo de más de 2 centímetros.

En cuanto a las temperaturas, seguirán altas, sobre todo en el valle del Guadalquivir y en Canarias y, aunque bajarán en la meseta sur, subirán en el alto Ebro.

El portavoz ha precisado que este lunes y martes las tormentas afectarán sobre todo a la zona centro de la Península, sobre todo a los sistemas Central e Ibérico y en las áreas próximas de las mesetas norte y sur; especialmente en el sur y este de Castilla y León, la Comunidad de Madrid, el norte y el este de Castilla-La Mancha, Aragón y también en el Pirineo de Lérida, donde serán las más fuertes y con granizadas severas pero no se descartan en otras zonas de ambas mesetas. Con menor probabilidad, no descarta que haya tormentas también en las montañas Béticas del este de Andalucía.

Del Campo ha destacado que “en muchas de estas zonas” las tormentas pueden ser fuertes y se podrán superar los 15 litros por metro cuadrado en menos de una hora y podrán estar acompañadas de granizo, que en ocasiones puede ser incluso superior a 2 centímetros. Las tormentas afectarán también al nordeste peninsular, donde también pueden ser fuertes y de forma más aislada caerán también en otros untos del sureste de la Península, sin poder descartar del todo que se pueden producir también tormentas en otras zonas de la Península especialmente de ambas mesetas.

Por otro lado, ha añadido que todos estos días soplará el viento de Levante fuerte en el Estrecho, con rachas de más de 80 kilómetros por hora y de 60 kilómetros en la zona de Alborán. En Canarias seguirán con tormentas en las zonas altas y con temperaturas elevadas, de más de 32 o 34ºC. El martes seguirán las tormentas y los chubascos pero sobre todo afectarán a la zona centro, que será la zona más afectada, aunque también llegarán al sistema Central, Ibérico, este de Castilla y León, Navarra, La Rioja, norte de Aragón y las dos mesetas. “Será también un día inestable”, ha resumido.

Los termómetros bajarán el martes en el Centro, en el sur de Castilla y León, en el norte de Extremadura y de Castilla-La Mancha, en Madrid, donde bajarán 4 o 5 grados centígrados, mientras que subirán en Galicia y en las Comunidades del Mediterráneo.

De todas formas, se espera que lleguen a 34 o 35ºC en los valles del Guadiana y del Guadalquivir; en el valle del Miño tendrán de 32 a 34ºC y en la meseta estarán en torno a 30ºC.

El portavoz ha adelantado que entre el miércoles y el viernes se irá retirando el aire frío, pero podrán seguir las tormentas, especialmente en las zonas de montaña del norte y en el sistema Ibérico, es decir en el sur de Aragón, norte de Castilla-La Macha y norte de Castellón, pero también podrán darse en Pirineos, la cordillera Cantábrica aunque, en todo caso, espera que sean algo más débiles y más dispersos que en días anteriores.

Las temperaturas volverán a subir a partir del miércoles en el centro y en el norte de la Península. Así, Del Campo espera que el jueves suban en el Cantábrico y de nuevo aumentarán el viernes, cuando se alcanzarán de nuevo 34 a 36ºC otra vez en Gudiana y Guadalquivir y más de 30ºC en el Miño, Duero y Ebro.