Spain

“Las medidas en Madrid no van a ser suficientes. Al contrario, van a agravar la epidemia en España”

Lo que está pasando en la Comunidad de Madrid es una catástrofe natural. No una catástrofe de origen geológico como un terremoto o un huracán. Es una catástrofe de origen biológico, causada por un virus.

Sus consecuencias se extenderán más allá de Madrid. Mientras se mantenga la movilidad actual entre comunidades, muchas tendrán brotes por casos importados. Todas se verán afectadas por los daños que la epidemia va a provocar en la actividad económica de la capital. Y ninguna quedará al margen de sus repercusiones políticas.

No se podrá controlar la epidemia si no se mejoran la capacidad de diagnóstico y el rastreo de contactos

Las medidas que entraron en vigor ayer no van a ser suficientes para controlar la epidemia. Al contrario, la van a agravar, ya que, precisamente porque son insuficientes, van a retrasar la solución. Y cuanto más tarde en llegar la solución, más se extenderá el virus y más costará reducirlo.

Tampoco el acuerdo anunciado por Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso va a ser suficiente. La sintonía mostrada entre el presidente del Gobierno y la presidenta de la Comunidad es bienvenida, ya que la confrontación y el tacticismo que han dominado su relación hasta ahora han obstaculizado el control de la epidemia. Pero ninguna de las novedades presentadas muestra una voluntad de actuar con determinación contra el virus.

Basta con analizar qué distingue a los territorios que controlan la epidemia de aquellos que no la controlan para saber qué habría que hacer. Lo que tienen en común los que han controlado la epidemia es que se han enfrentado al virus con humildad: han reconocido su capacidad de causar daño y se han esforzado por diagnosticar los casos, por rastrear los contactos, por cumplir los aislamientos y cuarentenas, y además han concienciado a sus ciudadanos para limitar la movilidad y las interacciones sociales. Es lo que se ha hecho en territorios tan diversos como Asturias, Uruguay, Senegal o Nueva Zelanda.

A los que han actuado con soberbia, han subestimado el virus y han descuidado la detección de casos y el rastreo de contactos, aunque después hayan pedido sacrificios a sus ciudadanos, y hasta les hayan responsabilizado de los contagios, les ha estallado la bomba epidemiológica. Como en Madrid, en el Reino Unido o en algunos estados de EE.UU.

En la situación en que se encuentra Madrid, habrá que limitar la movilidad de los ciudadanos y las interacciones sociales durante un tiempo de manera más estricta que hasta ahora. Pero lo más determinante para lograr un control efectivo la epidemia será reforzar la capacidad de diagnóstico y de rastreo de contactos. Después de haber descuidado la atención primaria y el conjunto de la sanidad pública durante años, no va a ser fácil. Ni rápido: incluso haciéndolo todo bien desde hoy, Madrid necesitará meses para controlar la epidemia, no semanas como predijo ayer Pedro Sánchez. Pero no hay otra opción. Sin diagnóstico, rastreo, aislamiento y cuarentenas no es posible escapar de esta catástrofe.

Football news:

El delantero del Leeds Bamford hizo un Hat-trick. Tiene 6 goles en 6 partidos de la Premier League
Moyes sobre los espectadores en los estadios: la Gente Mira los partidos en los cines, ¿por qué no puedes hacerlo en la calle?
Gerard Piqué: Renovar el contrato y fichar a burofax son cosas diferentes. Defendí los Intereses del equipo
Thibaut Courtois: Messi y Ronaldo son algunos de los mejores jugadores de la historia
Jack Wilsher: todos piensan que tengo 30-31, no 28. Siento que hay mucho más capaz
Pierre-Emerick Aubameyang: África merece algo mejor, merece justicia. El delantero Gabonés del Arsenal Pierre-Emerick Aubameyang habló sobre los acontecimientos en África
Adrian sobre la lesión de van Dyck: Pickford casi no tuvo oportunidad de bloquear el golpe, solo de lesionarse. El portero del Liverpool, Adrian, comentó sobre el lanzamiento del portero Jordan Pickford