Spain

Las malas cifras de sus delanteros, el gran problema del Real Madrid con City y Barça en el horizonte

Nada menos que el Manchester City de Pep Guardiola espera este miércoles en la ida de los octavos de final de la Champions. Y el domingo el rival será el Barça en el partido clave en la lucha por la Liga. Dos durísimos compromisos en los que el Real Madrid necesitará solucionar sus problemas de cara al gol que quedaron en evidencia especialmente en el partido ante el Levante.

En el punto de mira están los delanteros. Solo Karim Benzema convence, pero es que además llega en medio de su peor racha goleadora de la temporada. Con Eden Hazard lesionado, el resto dejan muchas dudas y Zidane duda sobre por cuál de ellos apostar... si es que no decide salir con cinco centrocampistas, como ya ha hecho en más de una ocasión en partidos ‘grandes’.

La mala racha de Karim

La confianza de Zidane en Benzema es ciega y absoluta. El galo será el nueve titular tanto ante los ingleses como en el Clásico, pero la mala noticia es su desacierto ante la portería contraria en las últimas semanas.

Lleva Karim 18 goles en 33 partidos, cifra más que interesante para un delantero que hace muchas más cosas además de meter goles. Sin embargo, solo lleva un tanto en los últimos nueve partidos de Liga y dos en los últimos 12, en los últimos partidos ha fallado ocasiones muy claras.

El declive de Bale

Sus sensaciones en el campo son malas, sus cifras aún peores. Tres goles y dos asistencias en 17 partidos recuerdan que la mejor versión de Gareth Bale hace tiempo que desapareció. Su fiabilidad es escasa –cuando no es una lesión, es otra– y su participación en el juego del Madrid también lo es, aunque sin Hazard tiene muchas papeletas para tener bastantes minutos ante citizens y azulgranas.

Vinícius, desborde sin gol

Sus cifras también son malas (tres goles y dos asistencias en 25 partidos) pero contrariamente a lo que sucede con Bale, aporta cosas interesantes cuando juega. En carrera es imparable y desborda constantemente desde la izquierda, generando peligro y desequilibrio para un equipo que necesita ambas cosas.

Sin Hazard, la zona izquierda del ataque queda libre y Vinícius ha demostrado en los últimos partidos que merece minutos. Solo le falta solucionar su acierto de cara a la portería contraria, su gran pero.

Jovic, sin confianza

Ni propia, ni del entrenador. El propio futbolista reconoció que no sabe qué le pasa y que no está contento con su temporada. Y Zidane, viendo su mal rendimiento en el campo, apenas ha contado con él, solo ha sido titular en ocho partidos con elReal Madrid.

Su golazo ante Osasuna puede ser el inicio de la recuperación de la confianza, aunque no es descartable que tengo pocos o ningún minuto en dos partidos tan importantes.

Rodrygo y su expulsión

Sus cifras son muy buenas (siete goles) y en muy poco tiempo de juego (18 partidos, 11 como titular). Estos datos invitan a contar más con él, por mucho que su juventud pueda jugar en contra.

Eso sí, solo podrá jugar ante el Manchester City, su absurda expulsión con el Castilla el domingo hace que no pueda disputar el Clásico.

Lucas, solo trabajo

Con Lucas Vázquez se sabe lo que hay: trabajo incansable durante todo el partido. El esfuerzo es innegociable para el canterano blanco, pero poco más aporta el gallego. Eso sí, Zidane tiene mucha confianza en él, podría tener buenos minutos ante City y Barça.

Isco, un medio readaptado

Ante la falta de gol, es muy probable que el entrenador francés apueste por colocar a Isco como falso interior izquierdo. El malagueño solo lleva dos goles en 21 partidos pero aporta equilibrio y control, algo necesario para plantar cara a dos equipos que dan prioridad absoluta a la posesión como son el Manchester City de Pep Guardiola y el Barcelona de Quique Setién.