Spain

Las hilarantes confesiones del joven Oscar Wilde

En 1877, con apenas 23 años, cuando aún estudiaba en la Universidad de Oxford, Oscar Wilde respondió a un cuestionario de cuarenta preguntas sobre la vida, así, en general, y sobre lo que esperaba y pensaba de ella. Era un test muy popular en la época, del estilo del de Proust, que había sido diseñado y comercializado en coquetos álbumes por Robert Saxton, que tuvo el tino de bautizar el invento como «fotografías mentales», y que hizo fortuna con ello. La idea, proponía Saxton, era utilizarlo para hacer un «registro de los gustos y características de los amigos».

Aunque por aquel entonces Wilde no era famoso, ni había firmado ninguna de sus obras maestras, en sus respuestas ya se aprecia su lengua afilada, su ingenio, el desatado sentido del humor que lo haría célebre. Su acidez. Habla, pues, con ligereza y gracia y pretenciosidad, siendo consciente de que todo es una broma, una representación, una máscara. Su color preferido, subraya, es el de «la derrota (después de una discusión)», y la hora del día que más le gusta es «la de después». Cuando le preguntan por su concepto de felicidad, suelta: «Tener un poder absoluto sobre las mentes de los hombres, aunque esté acompañado de un dolor de muelas crónico». De la miseria, en cambio, opina que es «vivir una vida pobre y respetable», pero «en una aldea oscura».

Se cree que el «entrevistador» del literato era Adderley Millar Howard, actor y empresario teatral, que conservó este álbum hasta su muerte. La reliquia se fue heredando de padres a hijos pero, al final, llegó a manos de Steven Berkoff, que decidió llevarla Sotheby’s para subastarla. La puja (online) se cerró ayer con un precio final de 53.150 euros, una cifra que confirmó las estimaciones de los expertos.

Las respuestas de Oscar Wilde al cuestionario de Robert Saxton
Las respuestas de Oscar Wilde al cuestionario de Robert Saxton - Sotheby's

No habla mucho del amor, Wilde. Esquiva el asunto con ingenio. «Si se casara, ¿cuáles serían las características distintivas de su media naranja?», le preguntan. «La devoción por su esposo», espeta. Antes de eso dice que su diversión predilecta en este mundo es escribir sonetos, y que su ocupación favorita es leerlos. Los suyos propios, por supuesto, no los de los demás.

«Las respuestas de Wilde brillan con la exuberancia característica del autor, y muchas son epigramas perfectos», afirma Philip Errington, especialista del departamento de libros y manuscritos impresos de Sotheby’s, en un comunicado.

El test también muestra la pasión del poeta por la cultura italiana. Le habría gustado nacer en el Renacimiento, y vivir en Roma o Florencia. De haber tenido que ser otra cosa escogería ser un cardenal del Vaticano, tal vez anticipando el estilismo de John Malkovich en «The New Pope». En esa ciudad, por cierto, está su escultura favorita, el Apoxiómeno, ese atleta que se quita el sudor con espátula (estrígil). También son italianos dos de sus tres pintores predilectos: Corregio y Fra Angélico (el tercero es Turner). Hay otros referentes de diferentes nacionalidades, como Mozart, Chopin, Keats, John Ruskin, Platón o Safo. Esta última es su poetisa favorita junto a Lady Wilde...

La virtud que más admira en un hombre es «el poder de atraer amigos». En una mujer, sin embargo, lo que le maravilla «es el poder de convertirse en una Cleopatra o en una Catalina de Alejandría». Y el defecto que más odia en ambos sexos es la vanidad. Cualquiera lo diría... Más adelante, confirma que su característica más notoria es el «autoestima excesivo». También que su sueño es cortarse el pelo, pero eso es otra historia.

Wilde no tiene muy claro cuál es la pasión humana más sublime, pues duda entre el ascetismo y la ambición. Eso sí, tiene claro cuál es su objetivo en la vida: «Éxito: fama o incluso notoriedad». Ahí no mintió.

De todas las preguntas del cuestionario, solo hay una sin responder, que es la última: «¿Cuál es su lema en la vida?». Menos mal que para esto nos dejó un buen reguero de sentencias contradictorias con las que responder. Por ejemplo, esta: «La humanidad se toma a sí misma demasiado en serio. Este y no otro es el pecado original».

Ver los comentarios

Football news:

💥 Un partido de la Europa League en el que todo parece una locura: un marcador de 6:6, una remontada en eldevyatera, una racha de penaltis ganadora del portero debutante
Depay puede trasladarse al Milan desde Lyon como parte de un acuerdo de Paquete
Rafael Benítez: la Rivalidad con José fue a favor. El Ex entrenador del Liverpool Rafael Benítez, que ahora dirige el Dalian Pro, compartió recuerdos de la rivalidad con el Chelsea bajo el liderazgo de José Mourinho en la década de 2000
Liverpool puede jugar con el Arsenal, Tottenham con el Chelsea en la ronda 4 de la Copa de la liga
Entrenador del Lokomotiv de Tbilisi: la Victoria sobre el Dinamo hizo que los georgianos estuvieran orgullosos de nosotros
Otra faceta de la vergüenza del Dinamo: la composición de los moscovitas es 15 veces más cara que la de la Locomotora de Tbilisi
El agente de Bale confirmó que el jugador pasa al Tottenham como cedido