logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

LaLiga | El regate y la fe de Brahim: "Quiero jugar y quedarme"

El habilidoso y rápido mediapunta, de 19 años, deja detalles interesantes en su segundo partido como titular con Zidane.

Brahim Díaz, ante Leandro Cabrera en el Coliseum. JAVIER SORIANO AFP

Había transcurrido casi un mes desde su primera vez como titular en el Real Madrid y Brahim Díaz saltó al Coliseum Alfonso Pérez con la ilusión de quien cree merecer una oportunidad mejor. El menudo mediapunta, de 19 años, no podía dejar una oportunidad así. Por mucho que enfrente tuviera al Getafe, un rival recubierto de hormigón armado. Sus siete regates, consecuencia de su calidad y descaro, fueron lo mejor del frente de ataque del Real Madrid.

"Intento demostrar que puedo jugar aquí. Me voy un poco satisfecho, pero quería la victoria y me he quedado con ganas de ganar", reveló el ex jugador del City en la zona mixta del Coliseum. Ni una sola referencia a una hipotética cesión la próxima temporada. "Quiero demostrar lo que puedo dar y jugar en el mejor club del mundo muchos años", finalizó.

Regate ante Arambarri

El malagueño, relegado en los planes de Santiago Solari desde su debut el 13 de enero en el Villamarín, sólo había formado de inicio ante el Huesca en el Bernabéu. Desde entonces, Zinedine Zidane sólo le otorgó unos minutos intrascendentes ante Eibar y Athletic. La gran oportunidad llegaba este jueves al otro lado de la M-40, cuando al fin pudo mostrar algo de su repertorio.

Brahim asumió la responsabilidad y brilló por encima de Gareth Bale y Karim Benzema, sus compañeros de ataque. Especialmente brillante fueron sus minutos tras el descanso, con mención destacada para una acción ante Mauro Arambarri.

El récord de Vinicius

Corría el minuto 67 cuando el ex discípulo de Pep Guardiola protagonizó el quiebro más espectacular de la noche, con dos toques de tacón antes del caño sobre el centrocampista uruguayo. La rapidez de su pequeña zancada fue la gran preocupación para la defensa de José Bordalás, que sí pudo mantener el cero para evitar la quinta derrota consecutiva en su estadio ante el Madrid.

El descaro de Brahim se tradujo al menos en una interesante estadística. Y es que sus nueve acciones de regate, con sólo dos erradas, sólo han sido superadas este curso por Vinicius Jr. El brasileño, renqueante aún de su lesión, había intentado 12 gambetas ante la Real Sociedad y 10 contra el Alavés.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más
All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO