Spain

La Xunta advierte a Oleiros por las obras realizadas en un pazo del siglo XVI, que no se ajustan a la legalidad

La Xunta ha llamado a la «reposición de la legalidad urbanística» al Ayuntamiento de Oleiros (La Coruña) por «una serie de obras» ejecutadas en el Pazo de Xaz, un inmueble del siglo XVI, declarado Bien de Interés Cultural (BIC). La Administración gallega, a través de la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística, ha trasladado al concello coruñés que estas construcciones «no se ajustan a la licencia para la que fueron otorgadas». Por ello, desde el organismo autonómico se ha advertido de que, por ley, deben «solicitar permiso a la Xunta para llevar a cabo cualquier obra en ellos o en su entorno», apunta la Asociación de Emprendedores de Galicia en un comunicado para los medios de comunicación. Por ello, sentencian, «son unas obras que no se ajustan a la legalidad».

Las alarmas saltaron cuando la Axencia realizó una inspección en el inmueble y comprobó la existencia de una serie de elementos prefabricados para la celebración de bodas y eventos. Concretamente se trata de una «construcción de 947 metros cuadrados», explica el organismo autonómico. Sin embargo, no se han realizado «peticiones para llevar a cabo estos cambios en Xaz». De esta manera, además, se está investigando una licencia, otorgada por el Concello de Oleiros, para abrir una «carpa temporal para la celebración de eventos», algo que, según afea la entidad de emprendedores, no existe dentro del catálogo aprobado por la Xunta.

«En Oleiros se comete la ilegalidad de identificar una carpa como salón de banquetes», reclaman desde la Asociación. En esta línea, muestran su descontento por la perdurabilidad de dicha carpa temporal: «en junio de 2012 se concedió una licencia de colocación», explican, «con la condición de que habría que retirarla en octubre de ese año», añaden, aunque continúa en funcionamiento. A este respecto, «la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística explica que los responsables de la explotación comercial de Xaz realizaron obras que no se ajustan a la provisionalidad otorgada por la licencia», sentencian los emprendedores.