Una jornada más, tensión en el Parlament, especialmente importante entre los socios de Gobierno, ERC y Junts per Catalunya. El esperado pleno de este lunes ha arrancado con la atención centrada en la situación de Quim Torra, después de que la Mesa de la cámara haya aceptado retirarle la condición de diputado. El pleno ha evidenciado la distancia entre los dos socios de Govern, ERC e JxCat, y se ha hecho especialmente gráfica en el momento en que los diputados y miembros del Govern de JxCat aplaudieron Torra mientras que los de ERC lo miraban sentados. La sesión también ha servido para que grupos como el PSC y Catalunya en Comú Podem hayan insistido en las peticiones de convocatoria de elecciones. Tras varias interrupciones, la junta de portavoces ha acordado sobre las 18 horas aplazar el pleno hasta la próxima semana.

Las intervenciones del presidente del Parlament, Roger Torrent, y del mismo Torra han servido para arrancar un pleno que ha acumulado varias paradas, una de ellas provocada por las descalificaciones al presidente del Govern de la portavoz de Cs, Lorena Roldán. El dirigente republicano, en la línea de lo que ya había manifestado previamente Sergi Sabrià -presidente del grupo parlamentario de ERC- expuso que "hoy no podemos compatibilizar el voto" de Quim Torra, porque esto supondría "la parálisis del Parlament, porque pondría en riesgo la seguridad jurídica, la validez y la eficiacia de todas decisiones adoptadas en el pleno". Asimismo, aseguró que van a "trabajar para revertir" la retirada del acta de diputado a Torra, decidida por la Junta Electoral Central (JEC), ratificada por el Tribunal Supremo y aceptada horas antes por la Mesa del Parlamento.

En su intervención, Quim Torra ha reclamado justamente lo contrario, es decir, que el Parlament "revierta" una decisión que considera "ilegal" de un "organismo administrativo", como la JEC. Según él, si no se echa para atrás la retirada de su condición de diputado "se pondrá en riesgo el presupuesto [de la Generalitat] y la continuidad de las instituciones" catalanas. "Si reivindico el acta de diputado es porque no me pertenece a mí, sino a los ciudadanos que votaron la lista en la que yo estaba incluido. Basta de no hacer caso a la palabra de los ciudadanos. Soy diputado y presidente del Govern y sólo el pleno del Parlamento puede cambiar estas condiciones, ningún secretario general tiene las competencias para hacerlo".

​Torra ha reivindicado que el pasado 4 de enero el pleno del Parlament le ratificó como diputado, y como presidente, una situación que se repitió el pasado día 10 en una comparecencia de JxCat, ERC y la CUP en el Palau de la Generalitat. "Nos encontramos en esta situación por haber defendido la libertad de nuestros compañeros y el retorno de los exiliados. Estoy aquí por haber defendido la libertad de expresión", ha insistido el presidente de la Generalitat para quien "la independencia sólo es posible con tres premisas: la fuerza de la unidad, no permitir que la represión nos paralice y respetar la voluntad popular es imposible conseguir la independencia si no nos ponemos la línea roja de respetar la voluntad popular".

"Si permitimos que un órgano administrativo, sin competencias para hacerlo, quite y ponga diputados a su conveniencia, en base a una ley pensada para terroristas y corruptos, hoy abriremos la puerta a desguazar las instituciones ya que la Junta Electoral destituya todos aquellos que le molesten. Y eso no lo podemos permitir ", también ha proclamado Torra.

PSC y Comuns quieren elecciones, la CUP pide "restituir" Torra

Tras la intervención de Torra el pleno se ha suspendido durante unos minutos y, posteriormente, la primera en comparecer ha sido la portavoz de Cs, Lorena Roldán, que tildó de "delincuente" al presidente del Govern, lo que ha llevado Torrent a suspender el pleno, tras llamarla al orden. A su vez, el líder del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado que "la democracia es respeto a la voluntad popular, pero también al imperio de la ley y es por eso que nosotros consideramos que usted [Quim Torra] ha perdido la condición de diputado, aunque continúa como presidente". Finalmente, Iceta ha pedido la convocatoria de elecciones, porque se ha constatado "una división insalvable y profunda entre los socios de Govern. Ustedes no están en condiciones de seguir gobernando".

Posteriormente, la presidenta de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach, manifestó que consideran "injusta" la decisión de la JEC, pero que no les parece "una buena idea tomar un camino que sólo nos llevará al bloqueo de las instituciones catalanas". "El bien superior es defender las instituciones catalanas y la democracia y eso es no caer en la trampa de la derecha y no iniciar un camino que no nos lleva a ninguna parte", añadió. Finalmente, reclamó también la convocatoria de elecciones, pero después de que el Parlament haya aprobado los presupuestos del Govern, ya pactados entre ERC, JxCat y los comuns.

Finalmente, el diputado de la CUP Carles Riera ha reclamado que la Mesa defienda "derechos políticos" de Torra y el active "de nuevo" el derecho a voto. De hecho, ha ofrecido que los anticapitalistas entren al organismo para hacerlo posible y ha reflexionado diciendo que "esta es la situación en la que nos ha llevado el Govern efectivo y el pragmatismo, retrocediendo día a día. Era un camino equivocado, el único camino posible era hacer frente, generar el embate con el Estado para defender los derechos de las personas que han votado y han movilizado". Y el líder del PP, Alejandro Fernández, también ha pedido nuevas elecciones.

Concentración a las puertas del Parlament

Paralelamente a la celebración del pleno, unas 500 personas se han concentrado a las puertas del Parlament, según fuentes presenciales, convocadas por el ANC para mostrar su apoyo al president Quim Torra y "defender la soberanía" de la Cámara. En un comunicado, la Asamblea ha reivindicado que sólo el pleno puede "decidir suspender o no un presidente de la Generalitat" y defendió que Torra mantuviera las pancartas en apoyo a los presos y exiliados políticos durante los periodos electorales. Los manifestantes han llevado banderas independentistas y simbología en apoyo de los presos políticos.

La concentración en el exterior del Parlamento convocada por el ANC. | CATALUNYA RADIO

JxCat decide no participar en las votaciones y el pleno se aplaza

Las consecuencias de la decisión de la Mesa del Parlamento se han visualizado ya en las votaciones en el pleno de esta tarde. JxCat ha decidido que si Torra no podía participar, el grupo parlamentario tampoco lo haría. Esto ha provocado, por ejemplo, que el presupuesto del Parlament no haya sido aprobado, ya que no ha recibido ningún voto favorable. Tampoco se ha aprobado el presupuesto del Síndic de Greuges, pero en cambio sí que han sacado adelante las cuentas del Consejo de Garantías Estatutarias.

Después de las votaciones se ha convocado una junta de portavoces a petición de JxCat y la CUP, que finalmente ha acordado la suspensión del pleno, que se aplaza hasta el miércoles, jueves y viernes de la próxima semana. Las dos formaciones habían pedido la convocatoria de Junta de Portavoces con la idea de intentar buscar mecanismos para que Torra siguiera como diputado. En la junta ha habido un intenso debate sobre la conveniencia de continuar con el pleno o aplazarlo. Por motivos diversos, JxCat, Cs, PSC y Catalunya en Comú Podem han decantado por aplazarlo y ERC, la CUP y PP eran partidarios de continuar, también por razones diferentes.