El dirigente socialista ha expuesto que “la defensa que se está haciendo hoy en Castilla-La Mancha por los intereses en materia de agua en el Tajo y en toda la región está suponiendo un punto de inflexión que a medio y largo plazo va a cambiar la dinámica de la política nacional del agua”, ha informado el PSOE en nota de prensa.

En este sentido, ha afirmado que “el cinismo de aquellos que dejaron los embalses de cabecera en los mínimos, los caudales totalmente secos y la política de agua totalmente subordinada a los intereses de los regantes del Levante, no puede pasar desapercibido cuando estamos consiguiendo con mucho esfuerzo y sin ayuda del PP cambiar la dinámica y la política del agua”.

“Por primera vez estamos aumentando la capacidad embalsada en los embalses de cabecera, aumentando los caudales ecológicos, haciendo cumplir las sentencias que ganamos a pesar de lo que nos criticaron en el PP cuando recurrimos al Tribunal Supremo. Todo ello lo vamos cambiando con mucho esfuerzo, todavía de manera insuficiente, pero sin ninguna duda la política de agua en España está cambiando de dirección”, ha opinado el dirigente socialista.

LA MESA DEL AGUA, EN MARZO O ABRIL

Por su parte, en materia también de agua, el consejero de Agricultura del Gobierno regional, Francisco Martínez Arroyo, ha adelantado que la segunda Mesa Regional del Agua de Castilla-La Mancha se celebrará “a finales de marzo, primeros de abril”.

“Y en la cual yo espero que todas las fuerzas políticas de la comunidad autónoma hagan lo que va a hacer el PSOE en Castilla-La Mancha, que es apoyar ese documento de posición común, que supone un documento de mínimos, muy contundente, respecto a lo que queremos hacer con el agua en Castilla-La Mancha y cómo el agua nos va a ayudar en el futuro”, ha explicado.

Con ello, ha abogado por que el documento sea “respaldado por todas las fuerzas políticas” para “defender mejor los intereses de nuestra tierra a nivel nacional”, “siempre desde la solidaridad, desde el sentido común y trabajando por el interés de los ciudadanos de Castilla-La Mancha y del conjunto del país”.