Spain

La puesta en libertad de Villarejo enfrenta a Anticorrupción y al tribunal que le juzgará

La Fiscalía considera "arbitraria" la decisión de excarcelarle por las causas ya concluidas y los magistrados ven "incomprensible" la pretensión del Ministerio Público

José Manuel Villarejo, durante un juicio en la Audiencia de Madrid.
José Manuel Villarejo, durante un juicio en la Audiencia de Madrid. EFE

La libertad o prisión de José Manuel Villarejo ha provocado un enfrentamiento poco habitual entre la Fiscalía Anticorrupción y el tribunal de la Audiencia Nacional que celebrará el primer juicio contra el ex comisario. La acusación de actuar de forma "arbitraria" lanzada por el fiscal lo responden los magistrados sosteniendo que su razonamiento es "incomprensible".

Los magistrados han rechazado este martes el recurso de la Fiscalía contra su decisión de dejar en libertad a Villarejo en las tres piezas separadas del caso Tándem ya listas para juicio. En esa resolución, la Sala tuvo en cuenta que en noviembre el ex comisario cumple el máximo de cuatro años de preventiva, sin que para entonces haya habido tiempo de dictar una condena. También valoró que en la práctica Villarejo iba a seguir preso hasta ese límite por otras piezas que aún están en fase de investigación.

El fiscal acusaba a los magistrados de burlar con su decisión de libertad la preferencia de tramitación que tienen las causas con algún preso, una preferencia que con Villarejo entre rejas les acuciaba para celebrar la vista oral. Había otros argumentos en el recurso, pero ese es el que menos ha gustado al tribunal. "Quizás la alegación más llamativa del recurso, escasamente jurídica, sea la relativa a que la Sala ha eludido con el acuerdo de libertad provisional la norma que da preferencia a la tramitación de las causas con preso, tildándola de opción no responsable", escriben los magistrados, que responden que lo que no ven responsable es "el argumento ahora empleado por el recurrente".

"Imposible"

"Lo que no puede pretender", dicen respecto al fiscal, "es marcar la agenda de señalamientos de la Sala, primero porque desconoce por completo la relación de causas pendientes, y en segundo lugar, porque desconoce las disponibilidades materiales reales de las salas de enjuiciamiento. [...] Esta Sección Cuarta ya contaba con anterioridad a recibir las piezas que nos ocupan con otros señalamientos preferentes de causas con preso y otras causas que venían ya celebrándose y cuyas sesiones no podían ser interrumpidas, y por último, otros señalamientos que no eran causas con preso, pero que debieron ser suspendidos el pasado año por razón de la pandemia".

El resultado es que, "como muy pronto", el juicio se podía haber señalado para octubre o noviembre, por lo que resultaba "ciertamente imposible" que hubiera recaído sentencia "con anterioridad a la finalización del plazo máximo de prisión, pretendiendo con ello [el fiscal] trasladar dicha carga procesal, de manera incomprensible, a la Sala".

El tribunal se defiende de otras críticas apuntando a la supuesta falta de diligencia del fiscal. Por ejemplo, ahora resalta la "intensidad criminal" de Villarejo y sus socios, que generaría un riesgo de reiteración delictiva. "Pero lo cierto y verdad", responde el tribunal, "es que en ninguna de tres piezas que nos ocupan se ha formulado acusación por organización criminal, lo que pudo haberlo hecho en buena lógica".

La resolución dictada por la magistrada y presidente Ángela Murillo también responde con tono duro a la petición del fiscal de que se incorpore ahora nuevo material que hay en otras piezas del caso Tándem. "Debió haberlo interesado en su momento. [...] Lo que no puede pretenderse es articular ahora, a modo de proposición de prueba, la solicitud del testimonio de la pieza principal y/o de las otras piezas separadas en su caso".

"Innecesario"

El fiscal criticaba también que los jueces no hubieran motivado por qué ya no había riesgo de fuga o de reiteración delictiva si Villarejo quedaba libre. El tribunal reconoce que su argumentación es escueta en este punto, pero por un motivo: era "innecesario" extenderse, porque ya sabían que el comisario no iba a quedar libre de manera efectiva, ya que sigue preso por otras piezas hasta que venza ese plazo de cuatro años.

El auto dictado este martes supone que ahora la libertad o prisión del ex comisario está sólo en manos del juez instructor de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que sigue investigando en distintas piezas separadas. Podrá mantenerle preso hasta el 3 de noviembre, cuando deberá quedar en libertad. Así pues, llegará por su propio pie al juicio que deberá comenzar en diciembre. Si es condenado a más de ocho años de prisión, se abrirá de nuevo la puerta a encarcelarle de forma preventiva mientras se resuelven los recursos.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Sevilla: la Superliga solo sirve a Intereses egoístas para enriquecer a los clubes fundadores. Sus presupuestos son ya más grandes que los del resto
La UEFA amenaza con no permitir que jugadores de clubes de la Superliga ingresen a la Euro. ¿Qué selecciones obtendrían sin ellas?
Las acciones de Manchester United y Juventus subieron un 11% y un 18% después de la decisión de crear la Superliga
Bastian Schweinsteiger: la Superliga destruirá los campeonatos nacionales
Presidente Torino sobre la Superliga: Marotta y Agnelli deberían estar avergonzados. Es algo de Judas. Traición
Jürgen Klopp: me encanta que West Ham pueda jugar la liga de Campeones. No quiero eso, pero me gusta que tengan la oportunidad
Los fanáticos de Leeds abuchearon el autobús del Liverpool en la entrada del estadio