Spain

La pandemia no desiguala globalmente

Se dice que la pandemia está exacerbando las desigualdades globales de ingresos, penalizando más a los países pobres. Esto, que suena razonable y que lo han escrito economistas como Joseph Stiglitz, académicos como Ian Goldin y Robert Muggah -financiados por el poderoso Foro Económico Mundial-, o instituciones como el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es falso. El encargado de comprobarlo ha sido el veterano premio 'nobel' de Economía Angus Deaton que la semana pasada publicó sus conclusiones iniciales.

La indagación de Deaton no tiene nada que ver con el sufrimiento causado por la pandemia, ni con la desigualdad interna de los países. El autor asume que es casi seguro que ha aumentado la pobreza global, pero eso no implica nada sobre la desigualdad global. Las pérdidas de ingresos per cápita fueron en general mayores para países que eran más ricos en 2019 porque, proporcionalmente, han sufrido más muertes. Esto ha acercado a los países, no los ha alejado.

El cálculo se puede hacer de dos formas: considerando a los países como individuos o ponderando por su renta y población. "Contrariamente a las tendencias preexistentes, la pandemia redujo la desigualdad global no ponderada y aumentó la desigualdad global ponderada", escribe Deaton.

El ligero aumento en el segundo caso se debe al efecto de que la riqueza China no ha mermado, sino que aumentó, y además tuvo pocas muertes (como veíamos la semana pasada al analizar los escenarios de McKibbin). "China ha logrado este año colocar a 1.400 millones de chinos por delante de 1.400 millones de indios".La paradoja es que la desigualdad ponderada ha crecido no porque los ricos sean más ricos y los pobres más pobres, sino porque los pobres se han hecho más ricos.

De hecho, Deaton cree que China ya no puede ser considerada pobre. Hoy, de los 7.800 millones de habitantes del planeta, 4.400 millones viven en países cuyo ingreso per cápita es más bajo que el de China, mientras que solo 2.000 millones viven en países cuya renta es más alto.

El estudio merece atención en varios puntos. Primero, reconcilia el análisis de la pandemia actual con la evidencia histórica acreditada por estudiosos como Walter Scheidel (El gran nivelador, Critica, 2018) o el mismo Thomas Piketty. Scheidel sostiene que a lo largo de la historia el crecimiento siempre ha traído desigualdad y que los grandes niveladores son los "cuatro jinetes de la igualdad": guerra, revolución, colapso del Estado y epidemias.

Por otro lado, invita a una reflexión, porque ya no es que no exista una incompatibilidad entre salud y economía, es que la riqueza no significa salud. Si se toma el índice elaborado por Johns Hopkins, la Nuclear Threat Initiative y The Economist Intelligence Unit en 2019, los países que lo hicieron mejor en el ranking de Seguridad Sanitaria Global tuvieron más muertes que los que lo hicieron peor. [email protected]

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Tres jugadores del Barça menores de 19 años han marcado esta temporada de la liga. Este es el récord del torneo
Mbappé anotó 7 goles en los últimos 4 partidos
Andrea Pirlo: Juventus comenzó a jugar 20 minutos después. Pero me gustó la reacción del equipo
Ronaldo Koeman: en el Barça no hay excusas por lo que juega la juventud. Así que ganar es aún más agradable
Federico Chiesa: para la Juventus, cada partido es ahora como una final: en la Serie A, en la liga de Campeones y en la Copa
Juventus está por detrás del Milan por 1 punto y del Inter por 7. Con 25 partidos disputados, el equipo del entrenador Andrea Pirlo ocupa el tercer lugar de la tabla con 52 puntos
Moriba anotó para el Barça en la liga a los 18 años. Solo Messi, Fati, Pedri y Krkic lo han hecho antes