Spain

La oportunidad de la mejor luz

España se encuentra en plena reconversión del sector eléctrico. El cambio climático y sus efectos imponen una transición energética llevada a cabo dentro del marco europeo que pasa, a grandes rasgos, por la reducción de emisiones con foco en la descarbonización, la apuesta por las renovables y el aumento de la eficiencia energética. Conscientes del reto, el sector quiere hacer de esta transición una oportunidad para posicionarse como una industria clave en la salida de la crisis, tanto económica como ecológica.

"Ya nadie duda de que necesitamos un modelo económico eficiente, sostenible y renovable, y la electrificación de la economía es la mejor forma de conseguirlo", asegura José Bogas, consejero delegado de Endesa. Esta electrificación, junto con la integración de las renovables y la gestión de la demanda son fundamentales para conseguir los objetivos medioambientales propuestos por el Gobierno y la Unión Europea. "La electrificación de la sociedad será, de esta forma, tractor de la recuperación económica y generará un efecto dinamizador en el resto de la economía", afirman desde Iberdrola.

Una electrificación que, según Felipe Requejo, socio Líder Global de Consultoría de Power, Utilities y Renewables y del sector de Energía y Recursos en España de Deloitte, llega en el momento justo. "La madurez y competitividad alcanzada por las tecnologías renovables y la digitalización hacen que sea en estos momentos cuando esta apuesta decidida por la electrificación se puede acometer de acuerdo con parámetros de reducción de la factura eléctrica para los clientes, de abatimiento de las emisiones de dióxido de carbono y facilitando la seguridad y calidad del suministro eléctrico", asegura.

Digitalización y trámites

No hay duda de que la digitalización se posiciona como un recurso esencial en esta transición. "Las eléctricas, y el sector energético en general, están inmersos en una transformación sin precedentes y la digitalización es uno de sus pilares", explica Bogas. Esta digitalización va en dos direcciones, una hacia el cliente permitiendo una relación más directa, participativa y personalizable, y otra dirigida a las propias empresas en busca de la mejora de la eficiencia. "La digitalización constituye una parte muy importante del nuevo modelo de negocio. Tiene como principal objetivo la creación de las redes inteligentes que facilitan la integración de las renovables y la participación del consumidor en la gestión de la energía", explica Requejo. Otras medidas solicitadas por el sector para avanzar en la electrificación de la economía pasan por la eliminación de trabas burocráticas así como la simplificación de trámites y la reducción de la carga fiscal al consumidor de la electricidad. "Rebajarla ayudaría a fomentar la electrificación de la economía: que cada vez se utilice más la electricidad en las diferentes áreas de actividad económica en detrimento de otras energías más contaminantes", añade Bogas.

Este proceso transformador ya cuenta con una hoja de ruta marcada por el Gobierno a través de diversos marcos reguladores. Por una parte, está el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, actualmente en fase de tramitación parlamentaria, que propone que el sistema eléctrico debe ser, en 2030, al menos un 70% renovable y un 100% antes de 2050, alcanzando la neutralidad climática antes de mitad de siglo. También está el anteproyecto de ley de Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sector Eléctrico, costeado por todos los productores energéticos y muy aplaudido por las eléctricas, ya que, según fuentes de Iberdrola, "cubrirá los costes regulados de financiación de renovables, cogeneración y residuos de la factura eléctrica, lo que permitirá abaratarla un 13%. Estos costes se financiarán a partir de ahora con las ventas de todas las empresas que comercializan energía y no solo a través del recibo de la luz".

La mayoría de instrumentos de planificación se encuentran enmarcados en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) remitido a la UE. "El PNIEC ha establecido una hoja de ruta y objetivos concretos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a 2030, a través de un aumento sostenido en la penetración de energías renovables y la eficiencia energética, entre otras medidas. Estos son objetivos ambiciosos, pero perfectamente alcanzables, ya que España cuenta con un potencial enorme para continuar enfrentando el proceso de reducción de emisiones", explican desde Naturgy. Estos objetivos pasan, para 2030, por la reducción de emisiones en un 23% respecto a 1990, una mejora en la eficiencia energética de un 39,5%, un 42% de renovables sobre el uso final de la energía y un 74% de energía renovable en la generación eléctrica.

"Como operador y transportista del sistema eléctrico, Red Eléctrica tendrá un papel decisivo en el cumplimiento de las metas que marca el PNIEC, especialmente en la integración masiva de las energías renovables en el sistema eléctrico, ya que la red de transporte será la columna vertebral sobre la que se despliegue esa nueva potencia. Para lograrlo, será necesario reforzar la red de transporte y hacerlo en los plazos que marca el PNIEC", dicen fuentes de REE. "En este sentido, un instrumento esencial será la Planificación de la Red de Transporte (2021-2026) —actualmente en periodo de información pública— ya que establece los desarrollos necesarios para que los nuevos recursos renovables se puedan conectar a la red al ritmo establecido. Y para que esa planificación sea luego una realidad, será imprescindible acortar los tiempos de maduración de los proyectos de infraestructuras eléctricas, actualmente muy prolongados por la tramitación asociada. La calificación de estos proyectos como iniciativas de interés general les permitiría gozar de una tramitación preferente que acortaría los plazos sin merma de su necesario y riguroso proceso administrativo y ambiental", añaden.

Un rumbo marcado por los fondos europeos

En el horizonte, la visión esperanzadora de los fondos europeos. "Los fondos Next Generation se presentan como una magnífica oportunidad para impulsar la recuperación económica y también para avanzar en la transición energética y la lucha contra el cambio climático", resume Bogas. Endesa ha presentado 110 proyectos por un total de 19.000 millones de inversión; Iberdrola, 150 proyectos que movilizarán más de 21.000 millones. Mientras, la inversión de Naturgy asciende a 13.000 millones. A la espera de que lleguen, Requejo advierte: "Los fondos no deberían utilizarse en tecnologías maduras y que son rentables, ya que lo que realmente necesitan es una regulación estable. Espero que su utilización en el ámbito de la electricidad facilite el desarrollo de tecnologías innovadoras, no competitivas actualmente en el mercado, pero que serán clave en el futuro".

El futuro del sector se dirige hacia un mix de generación de energía cada vez más respetuoso con el medio ambiente, con un aumento de la digitalización así como nuevos modelos de consumo y una apuesta por la eficiencia. "El sector eléctrico en España será sostenible o no será. No hay otra alternativa. La descarbonización y la eficiencia energética estarán en el ADN del sector", concluye Bogas.

Football news:

El VAR chupa la vida del fútbol. La alegría de las cabezas está exasperada. Lineker sobre el arbitraje
Hans-Dieter Flick: Mbappé será el mejor jugador del mundo en el futuro, no tengo dudas sobre esto
El Delantero del Bayern, Robert Lewandowski, continúa recuperándose de su lesión
El ex entrenador de la Fortuna funkel dirigió al Colonia
Sulscher dio la vuelta al partido ante el Tottenham, cambiando el papel de Pogba. Este juego es una exposición de los más brillantes pros y contras del Campo
Barcelona estaría por delante del Real Madrid en la tabla De la liga sin la Intervención del VAR (As)
Ex Scout de Barcelona: el Intercambio de Arthur por Pjanic es una de las principales anomalías en la historia del fútbol