Spain

La morosidad del Concello se dispara a 130 días con Jácome

Supera los 118 días del anterior gobierno, cuando llegó a pedir la intervención de Xunta y Estado

El Concello de Ourense paga cada vez más tarde a sus proveedores –gran parte de ellos negocios ourensanos–, y el retraso en hacer frente al abono de facturas ha aumentado en mes y medio desde el inicio de mandato, pese a que el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, llegó a pedir la intervención del Concello por esto en el anterior mandato.

 A finales de julio, el periodo medio de pago a proveedores se situó en 129,59 días, una cifra que cuadriplica los 30 de máximo que marca la ley y que supera el techo alcanzado en el gobierno en minoría de Jesús Vázquez, que era del 118 días, marcado en septiembre de 2018. 

En octubre de ese año, DO había presentado una moción en la que hablaba de la "pésima gestión de las cuentas públicas" y la situación "dramática" de los proveedores, que achacaba a la "falta de capacidad de gestionar", junto a su coletilla de "lo medible no es opinable". Además, Jácome pidió  la intervención de Estado y Xunta en lel Concello, pese a que el retraso era menor. "Es una absoluta negligencia, con el dinero que hay de remanente", decía entonces –había 72 millones en caja, frente a los más de 100 de ahora–. 

Temor de empresas

En pleno incremento del periodo de pago a proveedores crece el malestar en algunos colectivos de la ciudad. Es el caso de algunas librerías, sobre todo las más pequeñas, que temen que tras dispararse la morosidad municipal se dilate todavía más el abono del dinero de la iniciativa de los libros gratis para los más pequeños, que se desarrolló este verano.

Algunas librerías están "indignadas" al asegurar que "un asesor del alcalde nos prometió que los pagos se abonarían ya en agosto" y critican que tras contactar con el Concello no reciben respuesta alguna sobre los plazos. "Ahora tengo que hacer frente al pago de mis proveedores por los libros que he vendido y puedo ir a la quiebra. Jácome dijo que nos iba a ayudar y va a llevarnos a la ruina. ¿Cómo pago ahora todos los libros regalados a los niños? No los ha regalado él, los hemos regalado nosotros", se lamentaba una librera de la zona del hospital. 

Otro librero de O Couto señalaba que "regalamos libros por valor de 5.000 euros" y lamentaba que "ahora no tenemos capacidad para pagar a los proveedores, que no nos prorrogan los pagos. Tiene que pagar ya o nos hunden". 

Desde la Agrupación de Libreros de Ourense, José Manuel García Mosquera quitaba hierro al asunto ayer: "Hay que esperar, normalmente la Administración paga a 60 días y ya esperábamos esto, por lo que protestar ahora es absurdo, cuando nos consta que hay una partida para ello, que está en trámite". Las facturas empezaron a emitirse el 17 de agosto y el Concello tiene todavía tiempo, aunque algunos temen lo peor debido a la creciente morosidad municipal. "Nos dijeron que hasta 2021 no nos pagaban", lamentó una librera.

El comercio pide soluciones

Otro de los colectivos que urge soluciones es el de los comerciantes. El CCA Ourense Centro pidió ayer "respeto y responsabilidad" a la corporación municipal y calificó de "vergonzoso" el actual estado de gobernabilidad, afeando que los grupos no muestran un "mínimo interés" por la ciudad y sus empresas. Asimismo, recordaron que cinco meses después siguen sin aprobarse "ni las bases" de las ayudas autónomos, de lo que responsabilizan a "toda la corporación". 

Football news:

Sandro Tonali: Milán en la cresta de la ola. La camiseta de rossoneri presiona, pero me pongo en forma
El consejero Kadyrov golpeó al juez en la ingle, y su hijo fue despedido de akhmat y Prohibido por tres años. Al principio, todos negaron
El AEK carrera perdió ambos partidos en la Europa League con un marcador global de 1:5
Stefano Pioli: el Milan aún no ha logrado nada. La temporada es larga, nos enfrentaremos a dificultades
Mourinho Pro 0-1 con Amberes: El mejor equipo ganó y el peor perdió
Bale no hizo anotaciones en sus tres primeros partidos con el Tottenham. No anota desde enero
Padre Courtois: Keylor Navas no era un buen compañero. Cuando se fue al PSG, las cosas se hicieron más fáciles