Spain

La más bella de Manila

Blancas: Rb1, Tg1, De2, Cc3, Td3, Ah3; peones en a3, b2, c2, d5, e4, f2, g5 y h4.

Negras: Ra8, Tf8, Ta8, Ae7, Ag6, Db6; peones en a7, b7, c6, d6, e5, f7, g7 y h5.

Aunque la belleza sea un concepto subjetivo, hay partidas tan bellas que todo aficionado las considera inmortales en cuanto las ve. La de este vídeo, que el australiano Ian Rogers ganó al brasileño Gilberto Milos en la Olimpiada de Ajedrez de Manila (Filipinas), 1992, merece sin duda ese privilegio, y tiene además un enorme valor didáctico sobre cómo se debe aprovechar la falta de armonía en la posición del rival.

Por si eso fuera poco, su presencia en esta colección sirve también como reconocimiento a lo mucho que Rogers (Hobart, Tasmania, 1960) ha aportado al ajedrez. Ganador de más 120 torneos, número uno de Australia durante 20 años, cuatro veces campeón nacional, jugador en catorce Olimpiadas de Ajedrez, el gran maestro oceánico se retiró de la alta competición por consejo médico en 2007. Pero eso no terminó con su inmensa contribución, solo la cambió, porque intensificó sus otras actividades: periodista para la agencia Reuters y muchos otros medios, escritor, entrenador y comentarista (siempre apoyado por su esposa, Cathy, como fotógrafa y ayudante), es raro no ver a ambos en la sala de prensa de cada torneo muy importante. Todo ello quedará registrado para la historia, pero lo que realmente hará inmortal a Rogers es esta partida con Milos.