logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

La intrahistoria de la tanda de penaltis: del consejo de Kroos al no Panenka de Ramos

Final Supercopa / Real Madrid - Atlético Ramos ganó el sorteo para elegir lado... y ser el primer lanzador

La elección de lanzadores, el fallo de Saúl y la euforia de Courtois...
La elección de lanzadores, el fallo de Saúl y la euforia de Courtois y Ramos Chema Rey/agencias

El Madrid goleó en la tanda de penaltis al Atlético para llevarse la Supercopa de España, un inapelable 4-1 que se construyó desde que se eligieron los lanzadores de unos y otros, exitosos los blancos, erráticos los rojiblancos. De hecho, los blancos empezaron ganando... por partida doble.

Así fue la tanda de penaltis que dio la Supercopa al Real Madrid a costa del Atlético

En el sorteo con los capitanes, Ramos y Oblak, el madridista se llevó el sorteo para elegir el lado donde se llevaría a cabo la tanda... y también el posterior, el del primer lanzador. Sergio eligió la portería de la izquierda de los banquillos, mismo lado que San Siro. En el Madrid había jugadores que se quedaron con ganas de lanzar... y en el Atlético todo indicaba que Morata, groggy por el pisotón de Carvajal tras la patada de Valverde, no iba a lanzar, dado que el delantero se iba al banquillo justo antes del inicio de la tanda.

El lateral, que cumplió 28 años el sábado, fue el sorprendente primer lanzador del Madrid. Y no falló. Se trataba de su primer penalti como profesional, nunca antes había lanzado una pena máxima. Y no falló.

El centrocampista inauguró la tanda de lado rojiblanco... sin acertar con la red. El balón del internacional se estrelló con el poste, en el mismo lado al que Juanfran envió la pelota en el cuarto lanzamiento de San Siro. En aquella ocasión fue el último lanzamiento, en la de Yeda el primero. El Atlético no pudo reponerse.

El belga repasó los lanzadores en el banquillo antes de la tanda. El propio Thibaut declaró que Saúl le sorprendió porque se lanzó a la izquierda y el atlético disparó a su derecha, pero el balón se fue al poste. Con el segundo lanzador acertó: "Con Thomas lo tenía claro... y fue un paradón, porque iba fuerte". La parada a Thomas fue con el pie por dentro de la portería para no arriesgarse a una repetición en caso de fallo del ghanés

De los cuatro lanzamientos que recibió, el esloveno no adivinó la dirección de ninguno de ellos. Carvajal a su derecha, Rodrygo a la escuadra izquierda, Modric a la derecha a media altura y Ramos... raso también a la derecha. Toda su fiabilidad en el tiempo reglamentario se desvaneció en una tanda en la que recordó a San Siro, donde sólo adivinó uno de los cinco... y no detuvo ninguno.

Lo reveló el propio Rodrygo: "Kroos ha insistido en que tirara yo. "Cuando se decidían los lanzadores, he esperado un poco, había otros con más experiencia. Pero Kroos ha insistido: "Rodrygo, Rodrygo...". Y el ex del Santos no decepcionó, mandándola, a sus 19 años, a la escuadra: "Entreno así, aunque ha ido un poco más arriba de donde suelo tirar, de donde yo esperaba. Quería tirar un poco más abajo". Así fue el Rodrygazo.

Le tocaba a Sergio Ramos lanzar el cuarto, su lugar por superstición en las tandas de penaltis, como San Siro, el Bayern o Donetsk, entre otras. Por fortuna para él, fue el decisivo, el que sentenció el título, el de la foto. Y no fue Panenka, pero lo tenía en mente. El propio Ramos explicó que tenía mucho dolor en el tobillo y que se estaba quedando frío. Incluso temió no poder lanzarlo. Pero al final sí pudo... pero no con su clásico golpeo. " Me planteé tirar el penalti a lo Panenka, pero no tenía el tobillo para muchos trotes". El quinto lanzador del Madrid era Casemiro, cuyo disparo ya no fue necesario.

Themes
ICO