Spain

La interlocución entre Podemos y Justicia se congela al chocar en la reforma de la sedición

Los canales habituales de interlocución que mantenían Unidas Podemos y el Ministerio de Justicia están prácticamente rotos. Las relaciones para abordar cuestiones como los indultos a los presos del 'procés' y, sobre todo, la reforma del delito de sedición en el Código Penal, que mantenían el presidente del grupo parlamentario y portavoz de los 'comuns', Jaume Asens, y el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, se han ido deteriorando en los últimos meses, hasta el punto de que llevan varias semanas sin interlocutar por fuertes diferencias respecto a estas cuestiones.

El principal choque entre Asens y Campo tiene que ver con que la propuesta de los 'comuns' para la reforma del delito de sedición pretende que se modifique el tipo penal de tal manera que la docena de condenados por el 'procés' lo serían solo por malversación, como adelantó este diario, con el objetivo de facilitar tanto la puesta en libertad de los presos como la vuelta de Carles Puigdemont. Todo ello, después de que los 'comuns' renunciasen a su idea de suprimir directamente el delito de sedición para buscar un punto de encuentro con el PSOE. Desde Justicia, se baraja una disminución de las penas, en torno a cuatro años. Este miércoles, 'El País' informaba sobre el borrador que los 'comuns' enviaron a Justicia, en el cual la sedición no sería delito sin el uso de armas.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), con la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, el pasado viernes en Moncloa. (EFE)

La propuesta se elaboró hace un año y casi desde entonces está sobre la mesa de Justicia, según fuentes de los 'comuns'. No ha habido modificaciones, pero tampoco avances. La negociación se ha ido posponiendo, primero para no interferir en la negociación con el PP para la renovación del CGPJ, y después por los Presupuestos. Al mismo tiempo, Justicia ha avanzado en su propio borrador, como proponente de la reforma, que tendría ya prácticamente listo y que guarda diferencias profundas con el que elaboraron desde Unidas Podemos. Estos últimos avanzan que en los términos propuestos, su apoyo no está garantizado. Pero no solo, vaticinan que desde ERC, cuyos votos son imprescindibles para que salga adelante en el Congreso, tampoco podría asumirse. Los republicanos siguen defendiendo, al menos en público, una ley de amnistía.

La intención de los 'comuns' pasa así por combinar la reforma de los delitos de sedición y rebelión junto a los indultos "para abarcar todo el abanico". Esto es, tanto los presos como aquellos sobre los que pesa orden de detención en España, entre los que se encuentran, además del 'expresident' Puigdemont, los 'exconsellers' Antoni Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret, Clara Ponsatí o la secretaria general de ERC, Marta Rovira. Los delitos de malversación quedarían en otro plano, menos en el caso de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, al tratarse de dirigentes de organizaciones sociales y no tener cargos institucionales durante el 1-O. Fuentes del grupo socialista siempre limitaron la influencia que pudiesen ejercer los 'comuns' en estas reformas, restándoles protagonismo también respecto al anuncio de la tramitación de los indultos.

Foto: UP negocia con el PSOE que la reforma de la sedición facilite la vuelta de Puigdemont

La relación de los morados con Justicia ya atravesó serias dificultades al principio de la legislatura a cuenta de la ley conocida como de 'solo sí es sí', del Ministerio de Igualdad. “A este ministro de Justicia hay que obligarle para hacer avances feministas, esta va a ser una de las peleas de Igualdad esta legislatura”, arremetían entonces fuentes de Unidas Podemos en el Gobierno.

Ahora se desliza que Campo tiene posiciones más conservadoras y se presiona directamente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para acelerar tanto la reforma de la sedición como los indultos. En Unidas Podemos, se ha llegado a plantear la posibilidad de que tengan que cambiar de interlocutor si no se desbloquea la situación. "De repente, la comunicación ha dejado de ser fluida", indican fuentes cercanas a Asens. Hasta ahora, la relación entre Asens y Campo era mejorable, pero no por ello la comunicación había dejado de ser fluida. De hecho, Asens fue uno de los primeros en enterarse por boca del ministro de su intención de anunciar el inicio de la tramitación de los indultos, a finales del pasado mes de octubre.

Foto: El Gobierno prepara una reforma de la sedición que deja el 1-O en 4 años de cárcel

Los choques entre Unidas Podemos y el Ministerio de Justicia quedaron patentes este martes, haciéndose públicos desde la tribuna del Congreso. Asens aprovechó su intervención en el Congreso durante el debate de las enmiendas a los Presupuestos para acusar a Campo, en primer lugar, de “lentitud y torpeza” respecto a la reforma del CGPJ. En segundo lugar, reprochó también que Campo "ni siquiera nos ha respondido" a su propuesta la reforma del delito de sedición. Por último, criticó que abriese la puerta a incumplir el plazo que se dio el ministro para presentar antes de final de año el borrador de la reforma del Código Penal. "Nada es más injusto que una Justicia tardía, y cada día que pasa sin abordar esa reforma es un día más de injusticia", concluyó. Desde Unidas Podemos, reconocieron que estas palabras podrían torpedear la interlocución, aunque las negociaciones sobre esta reforma ya estaban congeladas en la práctica.

En clave preelectoral

Las críticas de Asens se interpretaron también en clave electoral de los comicios catalanes que se celebrarán el próximo 14 de febrero. De hecho, posteriormente a esta intervención, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso reclamó en una rueda de prensa la liberación de los condenados por el 'procés' antes de las elecciones catalanas, ya sea a través de la reforma penal o de los indultos, para garantizar que los comicios se celebran con "normalidad", en el marco del debate sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Foto: La rebaja de penas para la sedición en el Código Penal inquieta al mundo de Waterloo

"Las próximas elecciones catalanas deben celebrarse con normalidad, y es una anomalía que haya todavía presos independentistas en prisión", afirmó. "Necesitamos acabar con esa anomalía", añadía, para concluir que "cualquier propuesta de desbloqueo del conflicto en Cataluña pasa inevitablemente por su desjudicialización".

El relato de la 'represión' que enarbolan desde las formaciones independentistas quedaría neutralizado si se encarrila la campaña electoral con los presos en libertad o al menos en régimen de semilibertad, en función de concretarse hasta qué punto se suavizan las condenas en el redactado de la reforma.

Football news:

Nagelsmann sobre el Interés del Real Madrid: no es lo peor que se puede Leer, definitivamente. Pero los medios de comunicación no siempre tienen razón
El centrocampista Eden azar anotó y dio el pase de gol en la liga por primera vez desde octubre de 2019
Ronald Koeman: Griezmann juega bien en los últimos partidos. Pero necesitamos goles de otros jugadores
Zlatan Ibrahimovic: la Victoria del Milan en la primera ronda no cuesta nada. Hay que recuperarse
Alan Shearer: Foden se parece a gascoin. Pep fue paciente y cosechó los beneficios
Simeone sobre la transición de Suárez: en una conversación telefónica sintió pasión, energía. Los veo en el campo
Guardiola de 3-1 con el Cheltenham: No se desanimó ni siquiera con el 0-1. El City tuvo momentos claros desde los primeros minutos