Spain

La historia de dos mundos

Palos de la Frontera es mundialmente conocida como la Cuna del Descubrimiento de América, constituyendo un lugar inmejorable para sumergirse en la gran hazaña que supuso el Descubrimiento del Nuevo Mundo.

Un paseo a través de ella se convierte en un verdadero recorrido por la historia de dos mundos: Europa y América. Por todo ello, hablar de Palos de la Frontera es hablar de Cristóbal Colón y del Descubrimiento de América, acontecimiento que ha constituido uno de los hechos históricos más relevantes de la Historia de la Humanidad.

Si entramos desde Huelva, Palos de la Frontera nos da la bienvenida con su Avenida de América, una arteria que une la localidad con el conjunto de La Rábida. Avanzando llegamos a la Plaza de España, presidida por el monumento de la Coronación de la Virgen de los Milagros por San Juan Pablo II, el 14 de junio de 1993. Un hito histórico ya que es la única imagen coronada por el Sumo Pontífice en España. Siguiendo este camino alcanzamos la Plaza Comandante Ramón Franco, construida en los años 70 y dedicada al intrépido aviador, por el famoso vuelo internacional del Hidroavión del Plus Ultra. Una aventura que comenzaba desde el Muelle de la Calzadilla de Palos el 22 de enero de 1926 y concluía en Buenos Aires, uniendo nuevamente esta localidad onubense con América de manera aeronáutica.

En el centro se alza la escultura dedicada a Martín Alonso Pinzón, capitán de la Pinta y justo enfrente se encuentra el nuevo Ayuntamiento. Su fachada fue inaugurada con motivo del 525 Aniversario del Descubrimiento de América y en ella se representa a través de relieves cerámicos policromos el vínculo de la localidad con el Descubrimiento y su tradición marinera y agrícola.

A pocos metros a pie y de visita obligada, encontramos la Casa Martín Alonso Pinzón, casa donde vivieron los Hermanos Pinzón. De estilo renacentista, data de finales del siglo XV, destacando su fachada, parte del suelo original y el patío andaluz. En ella podremos encontrar documentos y objetos relacionados con la familia Pinzón y la participación de la ciudad en el Descubrimiento de América. Muy cerca está el antiguo Hospital de la Misericordia, actualmente Museo Naval de Palos de la Frontera. Este edificio fue en su día conocido como Hospital de la Sangre, por ser el lugar donde se acogían a aquellos marineros que llegaban enfermos al Puerto de Palos. En él podemos encontrar una colección de maquetas de barcos elaboradas manualmente cedidas por la Fundación Macías Monasterio.

Si seguimos esta ruta, más adelante accedemos por una escalinata hasta llegar a la iglesia de San Jorge Mártir, Patrón de la Villa. Desde 1931 es considerado un monumento nacional ya que es protagonista entre los lugares colombinos. En ella, los marineros que partieron rumbo a América el 3 de agosto de 1492 celebraron misa antes de embarcar y además, se leyó la famosa Real Provisión de los Reyes Católicos. La iglesia es de estilo gótico y mudéjar, data del siglo XIV-XV y en su interior se pueden apreciar numerosas obras árticas entre la que destacan la conocida Puerta de los Novios.

Descendiendo y dirigiéndonos a la salida de Palos de la Frontera encontramos La Fontanilla. Fuente pública, situada junto al muelle histórico, donde se abastecieron de agua las naves colombinas antes de su partida el 3 de agosto de 1492. Fue construida sobre un antiguo brocal romano y protegida por un templete de ladrillos en el siglo XIII. A poco más de tres kilómetros de la villa de Palos de la Frontera se encuentra el Conjunto Monumental de La Rábida, corazón de la Ruta Colombina. En él podremos hacer un fascinante recorrido por la historia del Descubrimiento, de aquello que creyeron iba a ser una nueva ruta a la india y que de hecho resultó ser el continente americano.

El Muelle de las Carabelas, un museo que cuenta con las reproducciones de las naves colombinas

Tras la vista a los hermosos jardines llegamos al Monasterio de Santa María de La Rábida, que data de los siglos XIV-XV, de arquitectura mudéjar andaluza. En él destacan su iglesia, la cual alberga un crucificado gótico y la imagen de la Virgen delos Milagros, Patrona de Palos de la Frontera. Además, el Claustro Mudéjar, los frescos de Daniel Vázquez Díaz y el museo dedicado al Descubrimiento. Fue declarado Monumento Nacional en 1856 y es aquí donde Cristóbal Colón encontró refugio, atención y apoyo por parte de los frailes.

En la ría se encuentra ubicado el Muelle de las Carabelas, un museo que cuenta con las reproducciones de las naves colombinas: Niña, Pinta y Santa María. Embarcaciones que llevaron al intrépido marinero y a su tripulación hacia el Nuevo Mundo.

A escasos 12 kilómetros de Palos se encuentra Mazagón, un núcleo de población perteneciente los municipios de Moguer y Palos de la Frontera. Se trata de un paraje costero con más de 9 kilómetros de amplias y luminosas playas, cuidadas y de fácil acceso para el turismo familiar que reina durante la época estival. Cabe resaltar su entorno natural y las playas más vírgenes de la provincia de Huelva. Pasado, presente y futuro. Tradición, naturaleza e innovación. Palos de la Frontera es una apuesta segura para seguir descubriendo nuevos mundos.