Spain

La Fiscalía pide que Hacienda participe en la investigación a la fundación de Messi

La fiscal Montserrat García Díez ha pedido que se ponga en conocimiento de la Abogacía del Estado la existencia de un procedimiento de investigación sobre la Fundación Leo Messi “a los efectos de que pueda valorar su personación en el mismo”. Esta petición se debe a la reapertura de esta investigación a finales del mes de noviembre pasado, después de que la magistrada del juzgado central número 3 de la Audiencia Nacional, María Tardón, hubiese dictado el sobreseimiento libre de la causa en septiembre pasado. El interés de la Fiscalía en que la Abogacía se persone se debe a que existen indicios de que la actuación de los responsables de la entidad ha resultado perjudicial para las arcas del Estado. Este caso no tiene nada que ver con el fraude a Hacienda del jugador, hechos por los que fue juzgado y condenado a 21 meses de cárcel (evitables tras pagar una multa de 255.000 euros) en 2016. Se le abre al ‘crack’ del Barça otro frente judicial.

La fundación había sido denunciada en junio por un excolaborador, Federico Rettori, que entregó en la Audiencia documentos e informaciones que presuntamente demuestran irregularidades en la fundación del futbolista, entre ellas, que se ha producido durante años desvío de fondos a través de paraísos fiscales, o que no se destinaban al objeto social de la fundación los porcentajes de los ingresos previstos por ley.

Tras la reapertura del caso, los representantes de la fundación pidieron que Rettori fuese expulsado como parte en el procedimiento, petición que Tardón aceptó. La Fiscalía también, pero pide, al mismo tiempo, que el denunciante comparezca ante la Audiencia Nacional para que declare sobre las pruebas aportadas. En realidad, Tardón había basado el archivo en el hecho de que las denuncias de Rettori estaban sustentadas en “noticias periodísticas de diversa índole, elevando a la categoría de ciertos e incontrovertibles los hechos que se describen en las mismas, relativos a la constitución, el funcionamiento o la percepción de determinadas de la Fundación Leo Messi, subrayando cada uno de los párrafos en los que se alude a la supuesta dinámica delictiva con publicaciones digitales, con uno o varios enlaces a internet y que relacionan el contenido con publicaciones digitales”.

Según el denunciante, la fundación, que tiene su sede en Barcelona, jamás declaró los negocios que hacía en Argentina, donde existe una investigación penal en marcha. “Yo presenté mucha documentación en la Audiencia Nacional —explica a este diario Federico Rettori—. Además, aporté mucha documentación que ha sido descubierta en Argentina, ya la Hacienda de aquel país hizo un seguimiento del dinero y descubrió que solo el 6% de los ingresos de la fundación se invirtió hasta 2018 en el objeto social de la misma. El 94% restante fue destinado a fines privados. Tirando del hilo, se llegó a una constructora de Rosario, donde la familia Messi se ha construido una casa. Toda esa documentación está también aportada a la Audiencia”.

El denunciante sostenía que Jorge Messi, padre del futbolista, encargó a su equipo de colaboradores urgentemente la confección de 28 proyectos con los que justificar partidas de gastos ante Hacienda (ascendían a 2,8 millones de euros), aunque esos proyectos eran solo sobre el papel, a pesar de que “estas acciones fueron subidas a la web oficial como acciones a ejecutar”.

La información aportada a la Audiencia denuncia el desvío de dinero de la fundación a una cuenta de Andbank en el paraíso fiscal de Luxemburgo a nombre de la empresa Hanns Enterprises Ltd. Esta empresa tiene el domicilio en la localidad de Peaceheaven, 100 kilómetros al sur de Londres, y su administrador es Ayomide Otubanjo. Con su misma sede social y mismo administrador, figura la sociedad Sidefloor, una de las empresas utilizadas por Messi y que fue investigada por colaborar en el fraude al fisco juzgado en 2016.

Rettori aportó correos electrónicos y copia de convenios suscritos por la fundación del futbolista que supuestamente no fueron declarados a Hacienda. Un documento recopilatorio de los convenios afirma que “la fundación ha tenido ingresos millonarios durante años que no han sido declarados a la Administración pública ni en España ni en Argentina”. Los dos principales convenios que dejaron de declararse, según la denuncia, fueron suscritos entre la Fundación Leo Messi y las compañías Universal Assistance y Lafmur. Entre ambos, suman 3,3 millones de dólares, casi tres millones de euros, por lo que la declaración oficial de que obtuvo en cinco años ingresos de casi 1,2 millones de euros queda en entredicho.

Pero la lista de convenios se alarga mucho más: entre los convenios que no aparecen en las declaraciones de la entidad, figura uno con la compañía Oredoo, una empresa de telecomunicaciones catarí “que ha trabajado con la Fundación Leo Messi durante cuatro años [hasta 2016]”. Otro convenio era con Aspire Academy, otra organización creada por el Gobierno de Qatar que funciona como agencia para promover el deporte. El denunciante destaca también un convenio con la editorial Grupo Maori, que pagó a la fundación un millón de dólares más comisiones por la venta del libro del futbolista que lleva el título ‘Elegí creer’. Otro convenio es el del Pie de Oro de Japón. "En 2013, se realizó una réplica del pie izquierdo de Leo Messi en oro, obra del japonés Tanaka, presidente de la cadena Ginza Tanaka".