Spain

La entrada de las terrazas de Madrid en la fase 1: "No hay ni un hueco, no se puede estar calentando silla"

Raúl, dueño de La Casa de la Navajas, con más de medio siglo en la Plaza de Cascorro: "Tenemos pocas mesas, hay que consumir, comer y socializar la terraza"

Raúl sirve dos cervezas a sus clientes en el Bar Cruz
Raúl sirve dos cervezas a sus clientes en el Bar Cruz JAVIER BARBANCHO

«Todo esto es raro, así que pregunte». La pizarra del Bar Cruz, en la plaza de Cascorro, ya advertía desde primera hora que la reapertura de los bares, dos meses después de que el coronavirus les pusiera el candado, no iba a ser normal. No lo fue el clima con su sol matinal y sus tormentas vespertinas. Tampoco el ambiente con sus mascarillas y su cierta distancia social. Pero vaya que si hubo preguntas.

Fundamentalmente dos: «¿Se puede ir al baño?» y «¿Tienes una mesa para comer?». Ambas, con idéntica respuesta negativa. «No nos queda ni un hueco para comer hoy, hay clientes habituales que me han llamado antes de abrir para que les reservara sitio para el primer día», confiesa Raúl, dueño de este bar en la zona del Rastro más conocido como La Casa de las Navajas, que tiene reservas para toda la semana.

Clientes habituales como Manolo y Lola con una mesa para seis las 7 de la tarde o como Antonio con una para cuatro a las 20.30 horas. «Vienen con su familia porque este es su bar de siempre», explica Germán, trabajador del bar y primo de Raúl, desde la cocina con una ración de bravas en la mano. Ellos son dos de las ocho personas que conforman la plantilla de esta taberna abierta en 1.970 entre Lavapiés y La Latina y que las limitaciones de la desescalada ha dejado por el momento en tres, con Roger como tercera pata.

«La plantilla entera hasta septiembre es imposible que la recuperemos y esperemos que se pueda», se muestra dubitativo un Raúl hiperactivo desde primera hora de la mañana con las siete mesas que conforman su terraza. «Qué ganas tenía de volver a trabajar ya, coño», sentencia.

Raúl carga su bandeja en la barra del local
Raúl carga su bandeja en la barra del local

Antes de abrir las puertas, a las 11 de la mañana, ya están ocupadas todas las mesas. «Le hemos visto montarla desde la ventana y nos hemos bajado», comentan Inés y Carlos mientras piden dos jarras de cerveza. Esa es la comanda habitual: cerveza, tintos de verano y vermú acompañados por bravas, chopitos, champiñones y navajas a la plancha, la especialidad de la casa. «Si me piden un café no se lo pongo, aquí hay que consumir bien que tenemos que sacar a la gente del paro», argumenta Raúl.

Cuando llega el mediodía, a las 13.00 horas, las instrucciones son claras: sin comida no hay sitio en La casa de las Navajas. «Encima que tenemos pocas mesas no se puede estar calentando silla, hay que consumir, comer y socializar la terraza», explica el dueño mientras limpia con agua y lejía una mesa antes de dejar paso al siguiente cliente con reserva previa.

«Si nos ponen 50 mesas, las llenamos porque la gente ya tiene ganas de salir a los bares», señala Germán frente a la plancha. Bares de barrio como este que lleva medio siglo en su esquina de la Plaza de Cascorro. «Hemos sobrevivido a Franco, a todas las crisis, a los gobiernos y a los yonquis que nos querían atracar en los 80 en el barrio, no va a acabar con nosotros el coronavirus. Y eso, que no tener el Rastro nos mata porque los domingos eran una locura», sentencia Raúl. Y una vez más carga la bandeja con raciones y cervezas.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Barcelona perderá 100 millones de euros por el coronavirus. El Club esperaba obtener 200 millones de euros de beneficio
La policía abrió un caso contra el hijo de Ronaldo, de 10 años. Él mismo manejó una moto acuática (the Sun)
Lampard sobre la cancelación de Ban City: Nunca esperó que un equipo adicional llegara a la liga de Campeones
Thibaut Courtois: para llevarse el título hay que sufrir. No es fácil ganar cada partido
Antonio Conte: no dudaré antes de irme si en el Inter no estoy contento con lo que hago
Diego Godín: el Inter hará todo lo posible para mantener el segundo puesto. Ahora hay que pensar en cómo ponerse al día con la Juventus
Harry Maguire: Manchester United quiere luchar por los trofeos