Así lo ha explicado en la rueda de prensa que ha ofrecido tras el Consejo de Ministros junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la que precisamente éste ha avisado de que la segunda ola del coronavirus ya no es una amenaza sino una realidad, y que los ciudadanos deben estar en “guardia”.

Por ello, el Gobierno ha decidido que, en lugar de celebrar de forma presencial en el Senado, como estaba previsto, la próxima Conferencia de Presidentes, esta sea por videoconferencia, con el objetivo de evitar desplazamientos innecesarios.

Montero ha explicado asimismo que la reunión del lunes se dividirá en dos sesiones. La primera, la protagonizarán el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la presidenta de la Comisión, y los mandatarios autonómicos, y después tendrá lugar una segunda sesión de los equipos técnicos, para seguir trabajando en el modo de repartir e invertir los fondos europeos.

AGILIZAR LA EJECUCIÓN DE LOS FONDOS

La intención de Gobierno en esa reunión es hacer a las comunidades autónomas copartícipes de la gestión del Fondo Europeo de Recuperación y que puedan tener un diálogo directo con la presidenta de la institución sobre este nuevo instrumento.

A finales de septiembre, Sánchez avanzó que iba a plantear una revisión de la legislación para agilizar la ejecución de los fondos europeos, y garantizó que contará con las Comunidades Autonómicas en la gestión de esos fondos.

Según el acuerdo alcanzado en la Unión Europea en julio, España recibirá en total 140.000 millones del fondo europeo. De ellos, 72.750 millones serán en forma de transferencias para ejecutar entre 2020 y 2026, y el resto, en préstamos.

La última Conferencia de Presidentes tuvo lugar de forma telemática el pasado 4 de septiembre, y se centró en analizar la coordinación del inicio del curso escolar en estos tiempos de coronavirus. No obstante, en aquella reunión los líderes autonómicos también aprovecharon para reclamar al presidente la necesidad de implementar un reparto equitativo de los fondos europeos, así como fórmulas para anticipar su llegada.