Spain

La ANC 'ficha' a varios ayuntamientos para una gran campaña de insumisión fiscal

'Yo pago en Cataluña' es la última campaña de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) en una nueva ofensiva para insuflar adrenalina independentista en el tejido social catalán. Se trata de fomentar la insumisión fiscal para que las empresas, ciudadanos e instituciones no paguen a la Hacienda española y lo hagan, en cambio, a la Agencia Tributaria Catalana (ATC). Hace cuatro años de la última gran campaña por la 'soberanía financiera': desde antes del referéndum de 2017, Cataluña no había sufrido una lluvia de consignas soberanistas como esta, pidiendo que no se paguen los impuestos a la Hacienda española, sino a la catalana.

La ANC define esta campaña como de "soberanía fiscal", aunque, en realidad, se trata de una campaña vacía de contenido, porque el dinero acabará donde siempre: en los bolsillos de la AEAT española, a quien se lo envía la ATC. Pero la ANC asegura que si todos pagan a la Administración de la Generalitat, Cataluña será independiente dentro de poco. Aprovechando los pagos trimestrales del IVA y del IRPF en este mes de abril y la próxima campaña de la renta, el independentismo más 'procesista' trata de sacar provecho y mantener el 'statu quo' de confrontación con España que tantos réditos le ha dado desde 2012.

Los independentistas llevan tiempo intentando que sus instituciones se sumen a esta campaña, pero solo han conseguido exiguos resultados. Carme Teixidó, impulsora de la plataforma Catalunya Diu Prou (Cataluña Dice Basta), reconocía hace pocos días en una charla con dirigentes de la ANC que en 2012 se inició la primera campaña de insumisión fiscal. "Se abría una puerta a pagar en Cataluña, aunque es cierto que el dinero acababa en la Hacienda española. Pero ese es el objetivo: que las empresas, las entidades, los ciudadanos, los autónomos, incluso las instituciones, paguemos los impuestos a nuestro Govern. A partir de aquí, se verá qué puede hacer y qué no el Govern con el dinero que le damos. Ese es un debate que viene después de la acción de soberanía fiscal".

Llenar la caja del Govern

Teixidó reconoce que "después de esa prueba piloto, lo que hicimos fue movernos a nivel institucional, sobre todo en el ámbito de ayuntamientos. Lo que queríamos era mover a los partidos independentistas y que las administraciones se moviesen también, porque así daban mucha seguridad a los ciudadanos. La idea de la soberanía fiscal era llenar la caja del Govern catalán, y el ejemplo de las administraciones públicas es el mejor posible para que los ciudadanos pudiesen hacer esta acción sin ningún tipo de problema. Ensanchamos esa acción y hablamos con 100 ayuntamientos. Como plataforma, paramos la campaña tras el 1 de octubre de 2017, porque creímos que la independencia ya estaba resuelta con el referéndum. Pero ahora nos alegramos de que la ANC haya reemprendido esta campaña y que la Generalitat pueda volver a tener la llave de la caja y la caja llena para el momento en que se haga la independencia de forma real". Obvia que la 'caja llena' es solo una ilusión, ya que la ATC ha de remitir inmediatamente la recaudación al fisco español y no se lo queda en sus cuentas corrientes.

A pesar de esa obviedad, el entusiasmo en la ANC es mayúsculo. Según la entidad soberanista, el Ayuntamiento de Girona se ha sumado esta semana a esta campaña y pagará todos sus tributos a la ATC, lo mismo que ya hacen, afirma, otros consistorios. Esa novedad, sin embargo, no se plasmará en la práctica hasta el próximo mes de julio, ya que antes la alcaldesa, Marta Madrenas, debe firmar el decreto correspondiente. "Girona se convertirá en la primera capital catalana que hará soberanía fiscal ingresando el IVA en la ATC. Hace pocos días, Vic también anunció que hará soberanía fiscal, tal y como ya hacen municipios como Igualada, Calella, Alella, Torelló o Falset, entre otros", dice la ANC. La entidad soberanista mantiene que ejercer la soberanía fiscal "es preparar la Generalitat para una futura ruptura con el Estado español".

Foto: Laura Borràs, junto a Torra y Aragonès. (EFE)

La Asamblea reseña que la Generalitat solo recauda el 5,3% de los impuestos que pagan los catalanes, básicamente los que son propios de la Generalitat, como grandes establecimientos comerciales, pisos vacíos, activos no productivos, etc. Y los cedidos, como sucesiones, donaciones, patrimonio, actos jurídicos documentados y transmisiones patrimoniales, "los recauda el Estado directamente y transfiere una parte a las comunidades autónomas", admite.

Con la campaña de insumisión fiscal que propugna ahora, la intención es fortalecer la ATC porque "así contribuimos a forjar una de las herramientas imprescindibles para avanzar hacia la culminación de la independencia". Sus dirigentes están convencidos de que "la soberanía fiscal es una acción que nos permitirá ir tomando poder a la Administración española y dárselo a la catalana. La sociedad civil organizada puede ser la clave para reforzar nuestras instituciones y obligarlas a estar más bien preparadas para la ruptura con el Estado español".

"Cambia de gestor, como yo"

El vicepresidente de la ANC, David Fernández, pide a los ciudadanos de Cataluña que ejerzan la ‘soberanía fiscal’ contra viento y marea. "Si tu gestor no te hace caso o no te lo recomienda, cambia de gestor, como he hecho yo mismo. Infórmate también en la web de la ANC", señalaba en un mensaje lanzado por las redes sociales hace unos días. El mensaje de Fernández comienza preguntando a los contribuyentes catalanes si aún pagan impuestos a España. Y continúa: “¿Aún no pagas los impuestos a la Agencia Tributaria de Cataluña? Centenares ya hacemos soberanía fiscal, pero podemos ser muchísimos más. Necesitamos que estés por el país. Necesitamos fortalecer la ATC. Necesitamos fortalecernos nosotros y hacer independencia efectiva. Hacer soberanía es fácil y es legal”.

En realidad, desde hace muchos años se puede pagar a la Hacienda de Cataluña, que inmediatamente traslada la recaudación a la AEAT, por lo que a efectos fiscales no tiene ninguna repercusión. El propio Fernández mantenía en la charla antes citada con Teixidó, en la que también participaban el dirigente de la ANC Aleix Andreu y el empresario Jordi Roset, copropietario de Petrolis Independents y, por tanto, socio de Joan Canadell (expresidente de la Cámara de Comercio de Barcelona y actual diputado de JxCAT), que “esta campaña está dirigida por la comisión Fem República, que quiere poner en marcha iniciativas de desconexión en varios ámbitos”.

Esos ámbitos son el del consumo, por ejemplo. David Fernández saca pecho con la campaña del consumo estratégico, que quiere boicotear los productos de las empresas españolas y que fue prohibida por los tribunales. Pero también hay iniciativas en el ámbito de “las instituciones, con la campaña con los consejos locales del Consell per la República Catalana; en el ámbito de la economía, impulsando campañas como las de las cámaras; en el ámbito de la empresa, impulsando la creación de la patronal Anem per Feina, acompañando a la Intersindical en el ámbito de las relaciones laborales y sobre todo rellenando de significado la palabra independencia. Ahora trabajamos en el ámbito fiscal. Buscamos fortalecer la ATC, autorizarla ante el contribuyente y sacar parte de esta contribución a la Hacienda española. Y, finalmente, empoderar al contribuyente haciéndole ver que realmente quien ha de tener poder a la hora de recaudar es la ATC. Es una campaña absolutamente legal y en el cuarto trimestre del año pasado se triplicaron las entidades que hicieron soberanía fiscal respecto al tercer trimestre”.

El chollo de los diputados de JxCAT

El empresario Jordi Roset, por su parte, presume de que hace nueve años que paga todos sus impuestos a la ATC, “porque en su momento, cuando fundamos la empresa Joan Canadell y yo, quisimos hacer soberanía fiscal desde el primer día, cuando estábamos en el Cercle Català de Negocis. Cada mes, liquidamos los impuestos a la ATC, tanto IVA como IRPF, y tres veces al año el impuesto de sociedades. Jamás tuvimos ningún problema. No nos hizo ninguna inspección fiscal la Hacienda española, es decir, se ha de perder el miedo”.

Roset, sin embargo, considera que ahora no sigue pagando a la ATC por patriotismo o como medida simbólica. “Yo ahora ya no lo hago para empoderar a nadie. No. Ahora lo hago por tocar los cojones a los políticos, porque ellos no son capaces de hacer cosas de estas. O sea, lo hago más para presionar a nuestros propios políticos, para que hagan de una puñetera vez lo que les dijimos el 1 de octubre, que era declarar la independencia”.

La ANC expone, en su página web, una lista de 19 asesorías en Cataluña para ayudar a los ciudadanos a rebelarse contra el pago a la Hacienda española. En el transcurso de la charla antes mencionada, el abogado de Carles Puigdemont y actual diputado de JxCAT Jaume Alonso-Cuevillas alertaba a los activistas independentistas de que “en caso de dudas, podéis ir a cualquiera de las gestorías o asesorías reseñadas en la página web”. Era lógico: en la relación de los 19 despachos para estos menesteres figura el suyo. Y, por si fuera poco, también el de Eusebi Campdepadrós, otro diputado de JxCAT y hasta hace unos días miembro de la Mesa del Parlament. Todos son partidarios de la campaña ‘Yo pago en Cataluña’. Todos cobrarán por asesorar cómo hacerlo. Pero, al final, el dinero acabará en las cuentas de la AEAT.

Football news:

Griezmann conversó con Hamilton y visitó las cajas de Mercedes en el gran premio de España
El Barcelona siente que Neymar la usó. Dijo que quería volver, pero extendió su contrato con el PSG (RAC1)
Los aficionados del Arsenal: Querían regalarles algo bueno. Lamento que no hayamos podido
El Atlético no perdió en el Camp Nou. La lesión de Busquets es el punto de inflexión del partido (¿y la carrera de Campeones?)
Verratti se lesionó los ligamentos de la rodilla en el entrenamiento del PSG. La participación en la Eurocopa aún está en duda
El contrato de Neymar en una sola imagen. Mbappé quiere lo mismo
El Manchester United quisiera fichar en verano a Bellingham, no a Sancho. Borussia no va a vender Jude