Spain

La alegría de dar sosiego a domicilio

Son las 8 menos cuarto de la mañana. El equipo de enfermería encargado de vacunar a los grandes dependientes va llegando al centro de salud de El Calero, en Telde. Se les reconoce fácilmente por los ojillos chispeantes que delatan las sonrisas ocultas por las mascarillas. Saben que les espera una jornada emocionante en la que repartirán por 48 casas de catorce barrios tranquilidad y esperanza en forma de vacunas. «Es muy gratificante», comenta Guillermo Monzón, la cuota masculina del grupo formado por Angharad Quintana, Haydée Viera, Ariana Díaz, María Valle, Carmen Vega y Sonia Suárez, integrantes del ejército de enfermeras que en estos días recorren los pagos y núcleos urbanos de Canarias para vacunar a los grandes dependientes en sus domicilios.

Los va recibiendo la subdirectora del centro de salud, Isabel Bofill, quien comanda al grupo. Ella se encarga del trabajo previo: concertar las visitas, confeccionar la ruta y solicitar el consentimiento informado de los parientes de aquellas personas que tengan limitada su capacidad para tomar decisiones.

No verá los rostros de los vacunados y sus familiares, pero también imagina la alegría de algunas de estas personas a las que conoce por estar incluidas en su cupo de pacientes.

Lo primero que hacen es sacar las valiosas vacunas de las neveras. Luego, hinchar globos de colores con la imagen del coronavirus tachada y colocarlos en los dos coches con los que harán el recorrido. Después de este ritual festivo, se ponen serios: repasan las visitas concertadas para la jornada y los dos recorridos previstos para vacunar a 48 personas declaradas como grandes dependientes o cuyos médicos de familia los han calificado con menos de 35 puntos en la escala BVD/Barthel por carecer de autonomía para comer, vestirse, caminar o lavarse.

Tras realizar algunas llamadas para comprobar que los están esperando. Empieza la parte más técnica de su rutina.

Lo primero, comprobar que el maletín contiene todo lo necesario para hacer frente a una reacción anafiláctica, una alergia severa muy improbable para la que hay que estar preparados.

«Teléfonos con batería. Sí. Gel hidroalcohólico. Sí. Llave de tres pasos. Está. Pulsioxímetro. Ok. Catéteres. Sí. Tensiómetro. Sí. Adrenalina. Sí. Jeringa. Sí. Compresor. También. Gasas...». Revisan los materiales necesarios para asestar un buen golpe al virus.

A continuación preparan las armas para neutralizarlo. Cada vial de la vacuna se 'reconstituye' con 1,8 mililitros de suero y se le extrae el aire. Una vez listos, se comienza a llenar las jeringas que usarán en la primera etapa de la ruta. «Son 0,3 mililitros del elixir de la esperanza», dice risueña Angharad Quintana.

Llenan 28 jeringuillas; 14 para los que irán en un coche y otras tantas para los que harán otra ruta en un segundo vehículo.

Una vez pertrechados de maletines y colocadas las vacunas en las neveras, cargan los coches y empiezan sus periplos. La gente les saluda y ellos tocan la pita con alegría festiva, propia del carnaval que no fue.

Llegan a su primer destino. Toca acicalarse para la ocasión a la entrada de la casa con pantallas faciales y batas de papel que desecharán una vez salgan de la vivienda. El ritual se completa con reparto de gel hidroalcohólico.

En la casa los esperan como agua de mayo. Allí vive Lucía Domínguez que tiene problemas respiratorios y de movilidad. Su cuerpo no le responde, pero su cabeza funciona estupendamente a sus 89 años. Sabe que su vacuna dará paz a los cinco hijos que se turnan para cuidarla. «Lo que quiero es que el mundo empiece a curarse. La vida son tres días, quiero estar tranquila en los que queden», comentó sonriente tras el pinchazo de Ariana Díaz. «Esa niña tiene las manos de oro», dice tras recibir una inyección que, aunque no ha tenido tiempo de hacer efecto, ya la hace sentirse mejor. Lucía no dudó a la hora de aceptar el nuevo fármaco. «Nunca me he quedado atrás y me ha ido bien», cuenta satisfecha.

Las enfermeras le dan un globo y hablan con ella. No están de cháchara. En realidad deben esperar 15 minutos para comprobar que la remota posibilidad de una anafilaxia, alrededor del 0,0003%, no ocurre.

En casa de Carmen Cordero, de 80 años, y de José Morales, de 84, la palabra covid les remueve.

La familia de Marpequeña bordeó la tragedia en Navidad, cuando conocieron de cerca la enfermedad que llena los telediarios. Todos se contagiaron, incluidos Carmen y José. «Me sentí en el otro lado», dice este octogenario que aún se siente cansado de más. El 25 de diciembre se lo llevó la ambulancia y estuvo una semana hospitalizado. Carmen lo llevó mejor, solo fiebre y tos. Lo cuenta su hija. Ella apenas habla. El resto de la familia lo pasó doblemente mal, por la enfermedad y por el miedo a perderlos. En total, se contagiaron 17 parientes; sus hijas y algunos nietos y yernos. Todos, menos tres. «Pero estamos aquí», dice José para borrar la tristeza de esos días recientes y amargos.

El martes 16 de marzo le pondrán la segunda dosis de la vacuna. Será, sin duda, el mejor regalo de su 85 cumpleaños. Habrá globos, cháchara y palabras amables. Al día siguiente le dolerá un poco el brazo y puede que tenga décimas y escalofríos, le advierten. Pero eso, para él, no es nada.

Football news:

El entrenador de la selección de Noruega sobre la Superliga: Juventus eliminó a la liga de Campeones de Lyon, Oporto y Ajax, Arsenal y Tottenham, no están entre los 30 primeros. ¿Qué demonios están haciendo en este torneo?
El escritor y publicista Inglés Stephen Fry habló sobre la participación de seis clubes ingleses: Manchester City, Manchester United, Liverpool, Chelsea, Tottenham y Arsenal en la creación de la Superliga
Rooney sobre los clubes creadores de la Superliga: Sus jefes no son tontos, veamos qué ofrecen. Manchester United está tratando de evolucionar
La UEFA y los mejores clubes se necesitan demasiado. Incluso si la Superliga es inevitable, el plan actual es demasiado crudo
Miembro del Comité ejecutivo de la UEFA sobre Real Madrid, City y Chelsea en las semifinales de la liga de Campeones: deben ser suspendidos. El Presidente de la Unión danesa de fútbol y miembro del Comité ejecutivo De la UEFA, Jesper Möller, habló sobre la decisión de 12 clubes de crear la Superliga y la participación de Chelsea, Real Madrid y Manchester City en las semifinales de la liga de Campeones
Karl-Heinz Rummenigge: el Bayern no participó en la discusión de la Superliga y acoge con beneplácito las reformas de la liga de Campeones
Alemania vs Superliga: Bayern y Borussia eligieron el lado de la UEFA y apoyaron la reforma liga de Campeones