Spain

La Agencia Tributaria estatal, el espejo en el que se mira la Hacienda andaluza (y su caladero de directivos)

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, el viceconsejero; Jorge Ramírez, el secretario general de Hacienda, Ignacio Méndez; la directora general de Patrimonio, Miriam del Campo; el consejero delegado de Cetursa Sierra Nevada, Jesús Ibáñez y hasta el director general de la Agencia Tributaria de Andalucía, Domingo Moreno. La cúpula de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía procede casi por completo de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), pero su huella va mucho más allá de haber colonizado el control de las cuentas en el Gobierno andaluz que preside Juanma Moreno Bonilla.

Además, y por encima de todo, la Agencia Tributaria estatal se ha convertido en el espejo en el que se mira la Consejería de Hacienda y sus entes dependientes, incluida, muy especialmente, la Agencia Tributaria de Andalucía (Atrian), que el consejero Juan Bravo y su equipo quieren convertir en una suerte de hermano menor de la AEAT que copie, a menor escala eso sí, el funcionamiento y los métodos del que es considerado uno de los organismos públicos más eficientes de la Administración del Estado.

El encargo lo ha recibido Domingo Moreno, hasta hace poco más de un año alto cargo también en Andalucía de la AEAT, y en este tiempo ha emprendido una serie de reformas en el funcionamiento de la agencia andaluza a imagen y semejanza de su hermana mayor. Más digitalización, potenciación de las vías telemáticas para que todos los trámites se puedan hacer desde el móvil o el ordenador, más especialización y un impulso a la lucha contra el fraude fiscal son los pilares de la transformación que se ha puesto en marcha en el último año en la Agencia Tributaria de Andalucía.

La transformación es, sobre todo, tecnológica y persigue, en palabras del director general de la Atrian, ofrecer al contribuyente todos los medios para que si quiere cumplir con sus obligaciones fiscales, lo haga. En definitiva, que si no paga sus impuestos no sea porque no se lo pone fácil la Junta de Andalucía.

A Moreno le gusta usar un símil de tráfico para explicarlo y cita los radares de velocidad de las carreteras y los avisos que los anuncian. Si un conductor se los salta, no puede ser porque no supiera que estaban allí. Pues lo mismo con el fraude, o evasión, fiscal.

Ahora mismo, de acuerdo con los datos de la propia agencia, la presentación telemática de las liquidaciones de impuestos -el de Sucesiones y Donaciones y el de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentos son los dos principales que gestiona la Administración autonómica- en Andalucía está en el 50% y el objetivo es acercarse al 100% lo más rápido posible.

La agencia estrenará en breve una nueva página web y, como ocurre con el IRPF en la AEAT, el contribuyente tendrá la posibilidad de utilizar un borrador de autoliquidación en el Impuesto de Transmisiones, que se rellenará directamente con los datos que faciliten los notarios que dan fe de las operaciones de compraventa de inmuebles. Además, se va a ampliar el catálogo de medios de pago y -otra medida calcada de la AEAT- todas las notificaciones se van a centralizar.

Al mismo tiempo, se ha diseñado un plan de choque contra el fraude fiscal cuya medida estrella es la incorporación de funcionarios interinos a modo de refuerzo durante los dos próximos años y la realización de peritaciones por parte de la Junta de los bienes sobre cuyo valor declarado por el contribuyente haya dudas.

De hecho, es en la valoración de estos bienes donde se concentra el fraude fiscal en los impuestos que gestiona la Junta, que además va a asumir la recaudación ejecutiva íntegramente, de manera que se van a realizar embargos de cuentas corrientes y, en una segunda fase, de salarios para cobrar las deudas pendientes.

Nuevo convenio con los registradores

Dentro de esa transformación se inscribe el nuevo convenio que la Agencia Tributaria de Andalucía ha firmado con los registradores de la propiedad en la comunidad. Sus oficinas vienen actuando como ventanillas de la agencia y seguirán haciéndolo, pero la relación ha cambiado, las funciones varían y también el dinero que, a cambio, recibirán de la Junta, lo que ha generado tensiones y resistencia por parte del colectivo, como admiten en la Atrian.

Las 91 oficinas de Registro de la Propiedad que hay repartidas por Andalucía seguirán a disposición del contribuyente, pero ya no todas asumirán las mismas funciones, dado que la comprobación de las liquidaciones se va a concentrar en 24 de ellas. Además, y ahí está la clave del malestar de los registradores, se ha modificado el criterio de pago, de forma que hay una cantidad fija más otra variable.

El que una de cada dos autoliquidaciones se presenten por vía telemática es uno de los argumentos que esgrimen en el Gobierno andaluz para justificar esta nueva relación, que le va a costar a la Junta unos cuantos millones menos, los que dejarán de percibir los registradores. En el último ejercicio completo, la factura se acercó a los 22 millones y en 2020, como mucho, apenas superaría los 20 millones y eso siempre en función de lo que recauden y de los servicios que pongan a disposición del contribuyente.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Un niño pequeño puede enojarse y alejarse. Luis Suárez Miramontes sobre Messi
Joan Laporta: las Palabras de Bartomeu son una muestra de cobardía e insolvencia
Neuer sobre ter Stegen: Un gran resultado para el Bayern, pero no quiero que los compañeros de la selección experimenten algo así
Me duele ver a Messi. No ayudó con goles y asistencias, en la mirada, desesperanza
Barcelona despedirá a Setien tras el 2-8 del Bayern (Fabrizio romano)
Neymar pasó por primera vez al Barça en la liga de Campeones tras pasar al PSG
Philippe Coutinho es una pesadilla que le ha traído mucho dolor al Barcelona