Spain

Koeman elogia la arenga de Messi a sus compañeros: "Es bueno que como capitán pida intensidad"

Barcelona 3 - Elche 0

Tras una penosa primera parte, el '10' reclamó un plus: "Estaba descontento por nuestro ritmo y juego con el balón".

Ronald Koeman, en el partido ante el Elche.
Ronald Koeman, en el partido ante el Elche. ALBERT GEA / REUTERS

Leo Messi acabó el partido ante el Elche con una sonrisa de oreja a oreja. Algo que se plasmó, por ejemplo, en la manera en que el crack azulgrana le pidió a Edgar Badia que le correspondiera en un intercambio de camisetas que cogió completamente por sorpresa al portero del conjunto ilicitano. Durante el partido, el arquero vio cómo el argentino estrellaba hasta en dos ocasiones el balón contra la red. Dos tantos con un valor enorme. Significaron alcanzar los 18 en Liga. Y, con ello, superar a su buen amigo Luis Suárez en la lucha por el Pichichi e igualar a su eterno rival, Cristiano Ronaldo, en la pelea por la Bota de Oro 2021. El gran favorito para ese trofeo, no obstante, sigue siendo por ahora un Robert Lewandowski que suma nada menos que 26 goles en la Bundesliga.

Ronald Koeman, el día antes del partido, reclamó que los veteranos dieran un paso al frente para mostrar el camino a los jóvenes. Y, Messi, por lo menos, cumplió con creces. "Cuando hablé de los mayores no era por Leo. La efectividad que tiene todavía es del todo impresionante. Hay más gente veterana, otros que también tienen que marcar las diferencias. Él sí ha demostrado que es un jugador muy importante para este equipo", aseguró el técnico azulgrana al término del partido. Incluso no dudó a la hora de elogiar el golpe sobre la mesa que dio el argentino para pedir a sus compañeros más intensidad en otra primera parte para olvidar. Así lo recogieron las cámaras de televisión.

"No he visto esas imágenes, pero creo que todo el mundo vio que nos faltaba intensidad y ritmo de balón. Es bueno que Messi, como capitán, pida más intensidad", recalcó el técnico. En su opinión, en los primeros 45 minutos faltó garra y ritmo. "Sobre todo, estaba descontento por nuestro ritmo de partido, por nuestro juego con el balón. Creo que fue un poco lento, la defensa estaba muy atrás en las pérdidas, había espacios para correr, el equipo no estaba muy junto... Todo eso lo mejoramos en la segunda parte, en la que marcamos tres goles y tuvimos más opciones. Estoy muy contento por esa segunda mitad, pero no por los primeros 45 minutos", apuntó el holandés, quien descartó haber señalado a Pjanic como culpable de todo con su cambio al descanso por Dembélé.

COMPRENSIVO

"Si cambias un jugador, parece que es el culpable de una mala parte, pero no es así. Los demás tampoco pusieron más ritmo. Colocamos a Leo en la posición de 'diez' y le dimos entrada a Ousmane para tener más profundidad. Eso fue lo que buscamos con la sustitución de Pjanic", explicó un Koeman que sacó también su lado más comprensivo. "Para mí, la actitud fue buena. Si faltó ritmo, no fue por falta de actitud. A veces, el contrario provoca que las cosas no salgan como querías. Puede ocurrir, no somos máquinas, somos seres humanos. A veces juegas mejor y otras, peor, pero el equipo demostró su personalidad y sus ganas en la segunda parte", explicó el holandés, quien descartó también que el banquillo, de inicio, fuera un castigo para nadie. Sobre todo, para Griezmann.

"No hay que olvidar que jugamos muchísimos partidos, por eso puede haber cansancio por parte de algún jugador. Por eso hicimos cambios, para tener más frescura en el equipo. Se trata siempre de buscar lo mejor para cada partido. Antoine, por ejemplo, había jugado muchísimos partidos. Es algo normal, no tenemos sólo 11 jugadores, tenemos más", zanjó.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Mauricio Pochettino: No amar a Mbappé es imposible. Es más fácil entrenarlo que nadie
El Barcelona estima el acuerdo de Neymar entre 70 y 80 millones de euros. El jugador quiere volver (Catalunya Ràdio)
Megan Rapino: No pido un salario como el de Messi. No solo los negros deberían hablar de racismo en el fútbol, sino de homofobia: no solo los gays
Luca Zidane: Mi apellido llama demasiado la atención. La gente piensa que juegas porque eres el hijo de alguien
Jorkaeff sobre Ronaldo: el Mejor con el que he jugado. A veces solo lo vimos irrumpir en el área
Thuram sobre el racismo: Históricamente, la culpa es de la víctima. La mayoría de los que anhelan el cambio no quieren escuchar a los que sufren discriminación
Modric sobre las declaraciones de Klopp y Koeman sobre el arbitraje: está bien cuando se trata del mejor equipo del mundo. Nada puede empañar la historia del Real Madrid