Spain

'Keep calm and stay home': el mensaje de Churchill reconvertido en tiempos de coronavirus

En estos días, la lucha contra la epidemia del coronavirus tiene un frente especial: la concienciación de toda la población para quedarse en casa. El hashtag #QuedateEnCasa ha inundado las redes tratando de concienciar a todas las personas de la importancia de esta medida para vencer la epidemia. Marcas de vinos, profesionales del sector de las bebidas y otros actores del mundo del vino y los destilados nos dan ideas en internet para disfrutar de ellas en casa (siempre con moderación) como explicaba en mi artículo de la semana pasada en este diario.

Por eso, en estos momentos en los que es vital motivar a las personas para quedarse en casa, Beefeater quería aportar su pequeño grano de arena a una campaña en la que lo más importante es difundir el mensaje de compromiso, pero también de calma y serenidad para llevar lo mejor posible esta cuarentena con el eslogan Keep calm and stay at home (Manten la calma y quédate en casa).

La historia de este mensaje de propaganda civil se remonta a 1939, en tiempos de Churchill, cuando el Ministerio de Información Británico, creado exprofeso para tiempos de guerra, decidió realizar una campaña de concienciación y motivación de la población británica, que había de prepararse para esos tiempos. Lo curioso de la historia es que este mensaje en concreto fue desconocido durante décadas, hasta que Barter Books, una tienda de libros de segunda mano y antigüedades de Alnwick, al norte de Inglaterra lo redescubrió y saltó de nuevo a la fama.

Originalmente, el poster Keep calm and carry on (Manten la calma y continúa) formaba parte de una serie de tres publicaciones, de las cuales sólo se llegaron a distribuir entre la población civil británica las dos primeras. De la primera, Your courage, your cheerfulness, your resolution will bring us victory (Vuestra valentía, vuestra alegría y vuestra resolución nos llevarán a la victoria) se distribuyeron 800.000 copias; de la segunda, Freedom is in peril (La libertad está en peligro), 400.000.

Sin embargo, la tercera nunca llegó a ser lanzada al público, a pesar de imprimirse cierta cantidad, puesto que estaba reservada únicamente para el caso de que el ejército alemán invadiera las islas británicas. Lo cual nunca sucedió. Por ello, la mayor parte de la producción del póster fue destruida y apenas unos pocos ejemplares han llegado a nuestros días casi por casualidad, conservándose en su mayoría en el Archivo Nacional Británico. Terminada la guerra Churchill llegó a decir que "la ginebra había salvado a más británicos que todos los médicos del Imperio".

Tres reflexiones

La potencia de este mensaje, después de ser redescubierto y relanzado hace algunos años por la librería de segunda mano, lo ha convertido en uno de los lemas más famosos de los últimos tiempos. Por eso, en estos momentos en los que es vital motivar a las personas para quedarse en casa, Beefeater quería aportar su pequeño grano de arena a una campaña en la que lo más importante es difundir el mensaje de compromiso, pero también de calma y serenidad para llevar lo mejor posible esta cuarentena.

Y todo, con un el espíritu siempre positivo que nace del corazón de Londres. Beefeater, una ginebra que lleva más de 200 años destilándose en el corazón de la ciudad, y ha sido testigo de su historia, lanza su mensaje positivo #WeWillBeBack, animando a la gente como siempre se ha hecho en Londres. Porque, más pronto que tarde, todos volveremos a juntarnos y reunirnos en bares, pubs y terrazas. Y, en esos tiempos mejores, Beefeater estará como siempre con ese espíritu positivo y creativo tan londinense.

La campaña ya se puede ver en marquesinas y espacios de Sevilla, Zaragoza, Málaga, Alicante, Córdoba, Granada, Cádiz y Castellón. Y ojalá que estos carteles con este mensaje motivador también se puedan almacenar pronto en un archivo y dentro de muchos años se puedan contemplar como recuerdo de un momento en el que la sociedad y las marcas dieron lo mejor de sí mismos.

Los beefeaters, cuyo nombre oficial es el de los custodios yeomen o, en inglés, Yeomen Warders of Her Majesty's Royal Palace and Fortress the Tower of London, son guardianes ceremoniales de la Torre de Londres. Se les suele confundir con los Yeomen of the Guard o Yeomen de la Guardia. Su cometido oficial es vigilar a los prisioneros que pueda haber encerrados en la Torre y la seguridad de las Joyas de la Corona Británica, si bien en la práctica son ahora los guías turísticos de la Torre, así como una de sus principales atracciones.

Los Guardias Yeomen se hicieron cargo de la vigilancia de la Torre en 1485. Hoy hay 35 guardianes y un jefe. Todos son personas retiradas de las Fuerzas Armadas Británicas con 22 años de servicio al menos. Deben ostentar también las medallas al servicio prolongado y a la buena conducta.

El origen del término Beefeater no está claro. Una de las opiniones es que procede del inglés Beef Eaters (comedores de carne), y que podría haber sido originado del hecho de que en un principio los guardias eran retribuidos con carne de vaca (en inglés beef), junto con otros productos.

Existen otras opiniones sobre el origen del término. Por ejemplo, podría ser una corrupción del término francés buffetier, una forma arcaica de llamar al guardián de la comida real, o bien un término peyorativo para hacer referencia a personas que se encontraban relativamente bien alimentadas en comparación con el resto de la población que vivía en Londres. El término beefeater también sirve para dar nombre a su característico gorro.

Beefeater es una marca de ginebra fabricada por James Burrough Ltd, con sede en Londres, Inglaterra, distribuida a nivel mundial por la compañía Pernod Ricard, que la considera como una de sus marcas estratégicas. Beefeater es exportada a más de 100 países, con ventas anuales de 21,6 millones de litros. Es así mismo, la ginebra número uno en España, y la número tres en Estados Unidos.

La ginebra Beefeater se fabrica usando alcohol neutro de grano, en el cual son macerados durante 24 horas los ingredientes vegetales que le dan su sabor y aroma, los llamados botánicos: bayas de enebro, junto a cáscara de naranja amarga y limón, almendras, raíz de lirio, semillas de cilantro, raíz y semillas de angélica y regaliz.

Después de este proceso la mezcla es destilada durante 7 horas, conservándose solo el producto intermedio de la misma, conocido como el "corazón del destilado". La producción de toda la semana es mezclada bajo la supervisión del maestro destilador para garantizar un producto uniforme y de sabor consistente. Se procede entonces a añadir agua para rebajar su graduación alcohólica, para ser finalmente embotellada. Dependiendo del país al cual se destine, la graduación alcohólica de la ginebra Beefeater es de 40% para el Reino Unido, o 47% para el resto del mundo.

Football news:

Fenerbahçe y Galatasaray quieren comprar al defensor de Roma Jesus
André onana: el Racismo es parte de mi vida cotidiana, pero decidí no obsesionarme con eso
Mourinho no considera el traslado de Coutinho. El salario de un jugador es demasiado alto para el Tottenham
Tiene 10 goles y 10 asistencias en la Bundesliga. Solo Messi, Sancho y Gnabry lo lograron en el Top 5 de la liga de Europa
El base Torino Baselli se lesionó el ligamento cruzado. Podría perderse el resto de la temporada
José Mourinho: Es hora de jugar y darle a la gente lo que quiere. El primer partido está cerca
Marcus Thuram se arrodilló después del gol, reaccionando al asesinato de George Floyd por parte de la policía