Spain

Karina Sainz Borgo: "Me interesan las novelas que crean problemas, que incomodan"

Karina Sainz Borgo (Caracas, 1982) habla sacando las palabras de las vísceras más secretas. Gasta un discurso frontal. No busca cómplices, y tampoco teme al desacuerdo. Camina a solas por el frente del periodismo y la literatura, y en esa ruta sin compañeros de viaje está armando su obra. Publica en Lumen una segunda novela, El Tercer País. Con ella fija aún mejor su territorio narrativo, procedente de una tradición felizmente bastarda que limita al norte con Venezuela y al Sur con España. Y, entre medias, autoras y autores, viajes, desconciertos, hallazgos, desengaños, olvidos ganados o recuerdos perdidos como si fuesen batallas.

Karina Sainz Borgo irrumpió en 2019 con una primera novela, La hija de la española (también en Lumen. Antes de llegar a las librerías tenía contratadas traducciones en más de 20 países. Aquel libro reveló a una narrdora de territorio propio, potenciado por la realidad que volcaba en unas páginas donde la violencia urbana, el terror y la toma de postura ante el desastre político de Venezuela configuraban la casilla de salida, y su lugar en el mundo. Esta vez es distinto, El Tercer País es un territorio ficticio entre la sierra Oriental y Occidental, en un pueblo llamado Mezquide, una frontera, un espacio asfixiante donde la vida consiste en ser presa y no dejarse apresar. Un lugar imposible donde las sombras se estiran de más sobre la tierra, como en los desiertos peores: "A pesar de eso, hay mucho de la sociedad en la que nací. A veces creo que, en el fondo, estoy narrando mi propio éxodo judío", dice Sainz Borgo. "Y no pienso disculparme por eso, jamás".

En ese escenario consumen sus días dos mujeres: Angustias Romero y Visitación Salazar. Una huye de la peste, junto a su marido, y carga con los cadáveres de sus dos hijos sietemesinos, a los que quiere dar sepultura dignamente; la otra regenta un cementerio clandestino en un paraje de nadie, aplastado por el calor y la violencia descomunal de las regiones sin ley. Ambas representan la resistencia, la lealtad en los límites, la fraternidad en el desamparo y la aceptación de la vida como un último minuto incesante. "En ese trasiego, inscrito en la aventura canónica del héroe clásico, Angustias crecerá como personaje y Visitación Salazar es una versión estrambótica de la piedad y la compasión. Las dos son reelaboraciones de Antígona: están dispuestas a violar una ley arbitraria para hacer lo que juzgan correcto".

El camino de aquel extravío está surcado de guerrilleros, caciques, narcos, pasadores de inmigrantes y otras mafias. Una turba siniestra que borra límites entre la vida y la muerte. Y ya no es fácil saber qué pesa más, qué duele, qué importa. "El Tercer País busca la noción del otro como alguien necesitado de piedad", explica la autora. "Vivimos compartimentados en un mundo empeñado en su propia necedad y poco dispuesto a transigir en sus prejuicios y obcecaciones. Hasta los que salvan el mundo, algunos de ellos muy convencidos, tienen una concepción 'apartheid'". Y así, sepultar a los otros es una manera de vincularse a la vida.

Karina Sainz Borgo despliega un lenguaje donde la riqueza de las imágenes demarca los escenarios, las voces, la angustia que engendra la violencia desatada. Una herencia de los maestros del 'boom' que ella recoge para dibujar la crujiente esterilidad del territorio donde sucede El Tercer País. Esta historia que es denuncia, y es desafío, y es extrema: "Me interesan las novelas que crean problemas, que incomodan e interpelan. Fogwill decía que escribía para que otros no lo escribieran. Y algo de eso empuja lo que hago".

-- En sus dos novelas hay una de toma de postura política.

-- No entiendo la novela vaciada de política, de la misma forma en que siento un rechazo manifiesto por el parvulario ideológico metido a la fuerza en la ficción. ¿Puede existir algo tan político como la naturaleza humana? Existir en compañía y en conflicto con los demás.

-- Creció en Venezuela y maduró en España, ¿qué sale de ahí?

-- Un híbrido. Hay cosas que no puedo controlar. Por ejemplo, mi sensibilidad infantil es telúrica: mi lenguaje, mi visión de los paisajes, mi memoria de los olores, incluso hasta la disposición de contar es muy del Caribe. Sin embargo, mi noción de la palabra escrita y mi balcón hacia el mundo está aquí.

-- ¿Define España?

-- España es una sociedad que quiero y de la que me siento parte. Creo que ha llegado el momento de prestar atención. No se pueden dar por amortizadas las cosas. No existe una sola forma de arrasar la democracia y en ningún lugar está garantizada. Para muestra, el asalto al Capitolio en Estados Unidos.

-- Afirma ser conservadora y escéptica en algunos preceptos feministas.

-- Vivo y dejo vivir, por lo que puedo llegar a entender esta ola más beligerante a raíz del MeToo. Sin embargo, tengo la sospecha de que en su interior carburan otras agendas de tipo identitario, ideológico y de un populismo de baja intensidad que ha favorecido la creación de guetos. Susan Sontag y Doris Lessing optaron por un feminismo más tolerante e inclusivo que el de sus nietas, que se han revelado mucho más coercitivas e incluso neoconservadoras.

Las protagonistas de El Tercer País pertenecen a la raza de las acusadas. Desposeídas de futuro, de casa, de lugar, pero no de voz. Frente al festín de unos seres que se devoran entre ellos, aplazan la muerte con el coraje de quien no se deja doblegar. De quienes no se quiebran al tropiezo. Tienen por fuerza la tragedia y por suelo el espanto. Y tienen, por conquista, la dignidad.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Ronaldo Koeman: este no es el último juego de Messi para el Barça en la Copa de España, espero
Lionel Messi: Levanto un trofeo especial como capitán de un Club especial. Estamos felices
Cuman fue séptimo en ganar la Copa de España tanto como entrenador como jugador del Barcelona
Laporta sobre Messi en el Barça: Leo es el mejor del mundo. Estoy convencido de que quiere quedarse con el Presidente del Barcelona, Joan Laportalionel Messi, y ha hablado sobre el futuro del argentino en el Club Catalán
Messi, Piqué y Busquets ganaron la Copa de España por 7ª vez y repitieron el récord del ex delantero del Athletic Gains
Messi marcó 9 goles en las finales de la Copa de España. Superó a la leyenda del Athletic sarrubias con Dos goles anotados por el delantero Catalán Lionel Messi
Sheffield salió del submarino. Tiene 14 puntos después de 32 rondas