logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Juicio 'procés', directo | Declara el director de los Mossos que dimitió antes del 1-O

- Arranca la jornada 34 con el director financiero de Unipost, Xavier Barragán. "Comenzamos a trabajar con la Generalitat en 2016 con un contrato marco de 3.100.000 euros aunque si se ampliaba era de 12.000.000 euros".

- Ya por la tarde está previsto que comparezcan en el Supremo los primeros testigos solicitados por las defensas, con la declaración del eurodiputado de ERC Jordi Solé y la exjefa del gabinete de Relaciones Externas y Protocolo de la Consellería de Economía de la Generalitat, Anna Bosch.

- El Supremo también ha citado parahoy a uno de los responsables de la asociación de Mossos d'Esquadra para la Independencia, Albert D., que en los últimos días han denunciado en las redes que ha recibido amenazas antes de su testifical y ha anunciado su intención de testificar en catalán.

- La sesión de esta mañana en el juicio a la cúpula del 'procés' también prevé las testificales del portavoz nacional por el Referèndum Joan Ignasi Elena, que coordina la defensa jurídica de los 'exconsellers' de ERC, así como de la expresidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) Neus Lloveras.

- Además de Batlle, el tribunal también ha citado hoy a tres exdirectivos de la extinta empresa postal Unipost, a quien la Fiscalía sospecha que la Generalitat encargó servicios vinculados al referéndum del 1-O por valor de casi un millón de euros.

- Batlle, un exalto cargo del PSC en el tripartito, había sido fichado en junio de 2014 como máximo responsable de los Mossos cuando el democristiano Ramon Espadaler estaba al frente de Interior y actualmente forma parte de la candidatura de los socialistas a la alcaldía de Barcelona, desde la plataforma Units per Avançar, liderada por varios dirigentes de la extinta Unió Democràtica.

- Por su parte, el mayor Josep Lluis Trapero apuntó en el Supremo el pasado 14 de marzo que cree que Batlle dejó el cargo porque Forn mostró dudas sobre mantenerle en su puesto cuando asumió la 'consellería', aunque también por motivos parecidos a los de Jané, que le dijo que había dimitido por la "deriva política" del Govern, ya que "no quería correr riesgos".

- El coordinador del dispositivo para impedir el 1-O, Diego Pérez de los Cobos, aseguró en su testifical del pasado 5 de marzo que cuando Batlle, con quien tenía una buena relación, dimitió el 17 de julio le llamó para saber sus motivos y este le contó que tuvo clara su decisión cuando oyó que Forn dijo que los Mossos garantizarían que en el 1-O se podría votar con libertad y seguridad

- Hoy todos los ojos están puestos en el exdirector de los Mossos d'Esquadra Albert Batlle, que dimitió a menos de dos meses y medio del 1-O, testificará este miércoles. También comparecerán los primeros testigos solicitados por las defensas, así como responsables de Unipost.

Tres 'exconsellers' que salieron del Govern en julio de 2017 han reconocido este martes que dimitieron o fueron destituidos por las consecuencias que podría acarrear un referéndum no pactado con el Estado, pese a que en el Ejecutivo catalán no se mentaba entonces la opción de la vía unilateral.

Jordi Jané (Interior), Jordi Baiget (Empresa) y Meritxell Ruiz (Educación) han testificado ante el tribunal del 'procés' para dar cuenta de las razones que estuvieron detrás de sus salidas del Govern, el mismo día que el vicepresidente Pere Aragonès ha rechazado declarar, una vez que la sala le ha eximido de hacerlo por su compleja situación procesal, porque aún podría acabar imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Sin referirse de manera explícita y directa al 1-O, los 'exconsellers' han admitido que la eventualidad de un referéndum no pactado constituyó uno de los motivos que justificaron sus salidas del Gobierno catalán, aunque la forma no fue la misma pues Jané y Ruiz dimitieron y Baiget fue destituido por Carles Puigdemont. Este último fue el primero en salir del Ejecutivo cuando el 3 de julio el expresidente le cesó de manera fulminante apenas unas horas después de que se publicara una entrevista en la que abría la puerta a hacer "alguna cosa diferente que se puede parecer al 9-N" y admitía temer por su patrimonio familiar ante posibles acciones judiciales.

Puigdemont aludió a "motivos de falta de confianza", ha dicho, de manera que existe "una causa efecto" entre su entrevista y el cese. "Lo que creo es que se tenía que ir a un proceso pactado, sí", ha señalado Baiget, para quien existían "diversas fórmulas que podían ser útiles" para cumplir con el compromiso del Govern con el pueblo catalán de decidir su futuro, tales como unas elecciones o un 9N.

Pero Baiget ha negado que la vía unilateral estuviera sobre la mesa aquel momento, una tesis que también han sostenido Jané y Ruiz, pese a que todos estuvieron presentes cuando Puigdemont presentó la pregunta y la fecha del referéndum el 9 de junio, algo que a juicio de los testigos no implicaba renunciar al acuerdo con el Estado. El 'exconseller de Interior ha vinculado principalmente su dimisión a motivos personales, como la "dedicación tan intensa" que le requería el cargo, o técnicos, como era su sensación de haber "finalizado una etapa" y ver que se habían cumplido varios objetivos que se había marcado al principio de su mandato.

Pero preguntado por si una de las razones de su dimisión fue que no se quería ver envuelto en un proceso de un referéndum unilateral, ha dicho que "ante la eventualidad de que en un futuro no haya un contexto de acuerdo", él comunicó su "intención de no continuar", porque él siempre pensó "que se llegaría a algún acuerdo antes".

Ruiz ha seguido el guion marcado por Jané. Aprovechando la remodelación del Govern, ella se apartó porque creía que su trabajo en la consellería había finalizado, por "el peso del día a día" que exigía su departamento y para dedicarle más tiempo a sus hijos. Aunque tras dejar constancia de que "en ningún momento la vía unilateral fue una idea posible", ha aludido a la "tensión dialéctica" que podría derivarse de un escenario no pactado. "Intentamos llegar a un acuerdo pero no llegábamos y no se que escenario se abriría. Me costaba verme en esa tensión, porque el mío era un encargo muy técnico y creí que yo podía aportar poco en ese escenario", ha explicado la exconsellera, que salió del Ejecutivo catalán el 14 de julio, como Jané, y Neus Munté (Presidencia).

Quien no ha declarado ha sido el vicepresident, Pere Aragonès, después de que el tribunal haya atendido su petición de no hacerlo al considerar compleja su situación procesal, ya que si bien el TSJ de Cataluña rechazó investigarle, podría acabar imputado si el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona aprecia nuevos indicios contra el por su participación en el 1-O y lo remite de nuevo al alto tribunal catalán, competente por ser aforado. Aragonès remitió un escrito al Supremo en el que, según ha explicado el presidente del tribunal, Manuel Marchena, el actual vicepresident "expresa el propósito de no declarar en la medida en que se considera objeto de imputaciones materiales que no han ido acompañadas de una imputación formal" por el TSJC.

Y dirigiéndose a Aragonès, ha señalado: "Entendemos que por más que haya sido rechazada por considerarla insuficiente, puede dibujar escenario en que usted tenga interés en no declarar. Si manifiesta deseo de no declarar, hemos terminado". "Manifiesto mi deseo de no declarar", ha respondido Aragonès.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO