Spain

Jon Kortajarena y su brindis solidario que no se vio en los Goya

Jon Kortajarena protagonizó el momento más solidario de la gala de los Goya 2020. Como ya ha ocurrido en las últimas diez ediciones, Moët & Chandon volvió a ser el champán oficial de los premios del cine español, pero en este caso la maison francesa decidió que su presencia en la gala tuviese un trasfondo solidario. Hace 11 años que la firma desarrolla el proyecto filantrópico Toast fos a cause (Brindar por una causa) en las grandes citas cinematográficas internacionales, pero es la primera vez que lo realiza en España. Y para su estreno, eligió a Jon Kortajarena como embajador de esta iniciativa. El actor y modelo bilbaíno se decantó por la organización Greenpeace para la donación que Moët Chandon realizará en su nombre para la erradicación de la contaminación de plásticos.

Kortajarena es un gran activista de la lucha sostenible, tal y como siempre ha dejado ver en su cuenta de Instagram, donde suele mostrar los devastadores efectos del cambio climático o denuncia causas sociales como los incendios forestales de Australia. Siempre dispuesto a aportar su granito de arena por el medio ambiente, el pasado mes de octubre participó en la limpieza de la playa de Las Arenas dentro de una iniciativa promovida por Greenpeace. Y tan solo cinco días después, recibió en Madrid el premio The Climate Leaders Awards en la categoría de personalidad pública. Un galardón, promovido por The Climate Reality Project, con el que se reconoce su labor en la lucha contra el cambio climático en España.

Su preocupación por el medio ambiente ya la mostró hace casi tres años, cuando viajó a Vanuatu, en el Pacífico Sur, donde convivió con los primeros refugiados climáticos del planeta. En aquella ocasión, el 'top model' bilbaíno puso su cotizada figura al servicio de Greenpeace, y de una causa tan poderosa como evitar que el cambio climático (subida de las temperaturas, supertormentas y, sobre todo, aumento del nivel del mar) borre definitivamente del mapa las 83 islas y una población de 264.000 almas de este remoto archipiélago al noreste de Australia. «Mi intención es que la gente más joven entienda que heredamos un problema al que no se le quiere dar visibilidad, pero que nos afectará mucho más en un futuro cercano. Culpar al pasado no servirá para solucionar problemas que ahora aún son solucionables», aseguró entonces. En su día a día, Kortajarena reconoce que intenta utilizar pocas plásticos y que compra a granel y marcas ecológicas.

Pero el modelo bilbaíno no fue el único en sumarse a la causa. Leonardo Sbaraglia, nominado al premio a Mejor actor secundario por su papel en 'Dolor y Gloria', fue también embajador de la Maison en el contexto de los Premios Goya 2020.