En nota de prensa la formación de izquierdas ha denunciado “lo que se esconde detrás del negocio de las energías renovables”, ya que “la realidad son empresas de trabajo temporal que pagan una miseria.

Izquierda Unida se hace eco de las denuncias que un grupo de trabajadores y trabajadoras del Grupo de Montaje de Estructuras y Placas de la Planta Fotovoltaica ubicada en Barcience (Toledo) han realizado y en las que explican la “precariedad laboral a la que están sometidos”, además de la denuncia de “despidos al acabar la producción sin haber cobrado nóminas, ni finiquitos”.

Además la formación de izquierdas explica que los trabajadores afectados suman más de 100 familias entre Toledo, Talavera de la Reina, Torrijos, La Puebla de Montalbán, Santa Olalla, Cebolla, La Mata, Barcience, Carriches, El Carpio de Tajo, Gerindote, Novés y Madrid, pero también personal desplazado desde León, Córdoba, Sevilla, Valladolid, Galicia, Guadalajara, Ciudad Real y Asturias.

“No podemos permitir que ahora algunos quieran subirse a la ola de las energías renovables y pretendan usar las prácticas especulativas, de precariedad laboral y explotación de los trabajadores que se emplearon durante la tristemente pasada burbuja inmobiliaria”, añaden en dicha nota.

Por último, IU solicita a la empresa Contratas Leza que pague a sus trabajadores lo que le corresponda y que acabe con “la precarización laboral” a la que les está sometiendo.