Spain

Isabelle Huppert: «Me atrae la idea de ser siempre un poco insolente»

«No me siento más cómoda en la comedia negra que en la roja o la blanca. Me siento cómoda allá donde exista la posibilidad de aportar un poquito de maldad y diversión. Me permite aportar un poco de distancia respecto a lo que estamos explicando», relata Isabelle Huppert (París, 1953) mientras entra y sale de la cabeza de Patience Portefeux, una intérprete judicial francoárabe que acabará compaginado su trabajo en el departamento de estupefacientes de París con el tráfico de drogas puro y duro. Una doble vida de las que crean escuela que Huppert lleva ahora a la gran pantalla para cubrir casi todo lo que cabe entre el thriller y la comedia social.

«Es también una comedia, pero no solo una comedia», puntualiza la actriz sobre esta suerte de 'Breaking Bad' a la francesa que, bajo el título de 'Mamá María' y con dirección de Jean Paul-Salomé, la acerca a un registro cómico poco aireado.

«Me atrae la idea de ser siempre un poco insolente», añade Huppert, traje de chaqueta gris y gafas de sol tamaño extragrande, mientras se masajea los pies y despacha periodistas sin apenas inmutarse. Ritmo marcial, profesionalidad extrema y unos zapatos de tacón tirados de cualquier modo sobre el suelo como única nota desafinada en tan milimetrada coreografía promocional. Sí, se ríe con ganas cuando se acuerda de que para meterse en el papel de Patience tuvo que aprender a jugar con videojuegos, algo de lo que, al parecer, se había olvidado, pero no tarda en recuperar el rigor.

Alfombra roja

Es más: sentada en el sillón de la suite de un hotel de Barcelona, se diría que la actriz francesa, musa eterna de Godard, Chabrol y Haneke, es la antítesis perfecta de Johnny Depp, su predecesor en la alfombra roja del BCN Film Fest.

Así que si el estadounidense trajo a la ciudad el caos y los horarios extremadamente flexibles, Huppert aprovechó el desembarco en la ciudad de 'Mamá María', película que llegará a la cartelera el próximo viernes, para seguir alimentando su leyenda de diva inasequible y trabajadora infatigable. 'Mamá María' es, de hecho, solo una de las cinco películas que tenía pendientes de estreno -están por llegar 'Les promesses', de Thomas Kruithof; 'L'ombra di Caravaggio', de Michele Placido; 'Joan Verra', de Laurent Larivière; y 'Mrs Harris goes to Paris' de Anthony Fabian-, enésima prueba de que quizá aquella actriz hiperactiva a la que interpretó en 'Call My Agent' no andaba demasiado lejos de la realidad.

Huppert caraterizada como 'Mamá María'
Huppert caraterizada como 'Mamá María' - ABC

A años luz de aquel papel se sitúa ahora el de Patience Portefeux, heroína compleja y de moral cuestionable que cambia de bando y de vida tras descubrir que uno de los traficantes de hachís a los que vigilaba con escuchas telefónicas es el hijo de la mujer que cuida a su madre en una residencia. «Es un poco Robin Hood: roba dinero pero lo acaba regalando», relativiza Huppert para explicar cómo Patience intenta colocar un alijo de hachís que ha birlado a otros narcotraficantes. «Es una 'cowgirl' solitaria que al final consigue la libertad deseada», añade.

Una película de novela

Como la mayoría de películas que concurren al BCN Film Fest, 'Mamá María' fue novela antes que filme. En concreto, fue 'La madrina', obra con la que Hannelore Cayre ganó el gran premio de literatura policíaca, el Le Point de novela negra europea y el de los lectores del Festival de Novela Negra de Villeneuve-Lès-Avignon, y de la que Huppert se enamoró al instante. «Me interesó enseguida porque es una historia muy original, con un personaje rico y complejo. Justo cuando estaba pensando en comprar los derechos de la novela, Jean Paul Salomé me habló del libro, lo que me hizo muy feliz», explica.

Sin perder de vista el tono de comedia aparentemente ligera, 'Mamá María' aborda también temas como la vida en las residencias de ancianos, el tráfico de drogas en los bajos (y no tan bajos) fondos y la solidaridad femenina. «La amistad femenina está muy presente», subraya Huppert a la hora de poner en valor la relación de Patience con la cuidadora de su madre y con sus propias hijas. «Lo que prima ante todo es la calidad humana», añade. Eso sí: que nadie busque aquí un mensaje de alto calado moral. «No hay nada en la película que se presente como un manifiesto. Sencillamente, muestra las cosas como son», advierte la actriz.

Quizá por eso mismo la película «atraviesa diferentes géneros» sin acabar de casarse con ninguno y se presenta como el vehículo ideal para que Huppert, recién llegada de la inquietante 'La viuda', se explaye con otro de esos personajes que le siguen haciendo saltar de la cama en busca de papeles. A saber: una mujer que pasa por un duelo brutal, se ocupa sola de dos hijas y «se lanza de cabeza a la aventura cuando surge una aventura inesperada». La aventura, claro, tiene forma de alijo de hachís, lo que ayuda a entender que Huppert diga que lo que realmente le interesa son «los personajes políticamente incorrectos». «Son siempre interesantes: contradictorios, antipáticos… En estos casos, el actor se convierte en el abogado de estos personajes», asegura.

Lo mismo que podría decir de Walter White, el protagonista de 'Breaking Bad', si Huppert no andase algo retrasada con las series de televisión y se hubiese asomado a alguna de sus cinco temporadas.

«Hace poco que he empezado a ver series -reconoce-. ¿Habla de esto también?»

La respuesta, si se lo preguntan, está, al menos en parte, en «Mamá María».

Ver los comentarios

Football news:

Griezmann conversó con Hamilton y visitó las cajas de Mercedes en el gran premio de España
El Barcelona siente que Neymar la usó. Dijo que quería volver, pero extendió su contrato con el PSG (RAC1)
Los aficionados del Arsenal: Querían regalarles algo bueno. Lamento que no hayamos podido
El Atlético no perdió en el Camp Nou. La lesión de Busquets es el punto de inflexión del partido (¿y la carrera de Campeones?)
Verratti se lesionó los ligamentos de la rodilla en el entrenamiento del PSG. La participación en la Eurocopa aún está en duda
El contrato de Neymar en una sola imagen. Mbappé quiere lo mismo
El Manchester United quisiera fichar en verano a Bellingham, no a Sancho. Borussia no va a vender Jude