La ministra de Igualdad, Irene Montero, justificó este viernes que la ex secretaria general de Podemos Andalucía haya sido expulsada del grupo del Parlamento autonómico durante su baja por maternidad: "Yo he tenido dos embarazos muy seguidos, y la política no para mientras estamos de permiso".

En una entrevista en Rne recogida por Servimedia, a Montero se le preguntó por la petición que registraron el jueves en la Mesa del Parlamento andaluz, diputados de Unidas Podemos en el grupo de Adelante Andalucía, apelando al Pacto Antitransfuguismo dado que Rodríguez ya no forma parte de los partidos por los que consiguió el escaño en las autonómicas de 2019. El PP, el PSOE y Vox apoyaron la petición y consumaron la expulsión de Adelante Andalucía de la que hasta ahora era su portavoz.

La ministra se remitió en general a lo que digan los portavoces de Podemos, IU y Adelante Andalucía acerca de este tema, porque la decisión de expulsar a Rodríguez del grupo parlamentario, "forma parte de la autonomía de las organizaciones andaluzas" de Unidas Podemos y Adelante Andalucía. "Ellos y ellas son los que toman las decisiones", atestiguó.

Sin embargo, cuando se le preguntó por el hecho de que la expulsión se haya producido en plena baja maternal de la política que abandonó Podemos en febrero pasado, un detalle que ha sido criticado hasta por la vicepresidenta tercera del Congreso de los Diputados y militante de Podemos, Gloria Elizo, Montero no opuso ninguna objeción: "Vosotros sabéis, porque yo he tenido dos embarazos muy seguidos y siempre asumiendo responsabilidades políticas, que la política no para mientras estamos de permiso".

"Es muy triste, pero la situación de diferencias no ha frenado por las dos partes en estos meses", explicó. "Por las dos partes, no he visto posibilidad de desescalar el conflicto mientras Teresa estaba de permiso. Ninguna de las dos partes ha frenado este conflicto".

Teresa Rodríguez replicó en su cuenta de Twitter: "La Ministra de Igualdad defendiendo en Radio Nacional que se me expulse del Grupo Parlamentario mientras estoy de permiso de maternidad porque a ella la derecha también la ha atacado mientras lo estaba. "La política no para", ha dicho. Esto tampoco me lo esperaba. Pensaba que la sororidad era una línea roja, un consenso incuestionable entre las que nos llamamos feministas, una solidaridad de género que va más allá de nuestras posiciones políticas, pero no. Tengo la tranquilidad de haber apoyado a @IreneMontero siempre que la han atacado desde el Patriarcado y lo seguiré haciendo, no por ella sino por mí y por mis hijas y por las hijas de todas".