logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Investigando el horror nazi

El grupo que busca los casos de ourensanos víctimas del Holocausto nazi está más operativo que nunca. En los últimos meses, han pasado de 33 biografías conocidas a 45. En febrero preparan varios actos con los familiares

La difícil labor de conocer nuevos datos de los ourensanos víctimas del Holocausto nazi es un reto para el grupo de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) que trabaja en la provincia. Pero las búsquedas dan resultados, a veces por casualidad. El investigador Eladio Anxo Fernández Manso, de Albarellos, encontró el nombre de un paisano suyo visitando el campo de Dachau. “A Nicolás Rodríguez atopeino de casualidade no 'libro dos mortos' do campo. Non figuraba en ningún rexistro. Foi moi emocionante", explica. Ahí comenzó el reto de hallar la partida de nacimiento del hombre y ahondar en sus raíces. Lo logró. Nicolás Rodríguez es uno de los siete casos de ourensanos deportados que se sumarán a la llamada Querella Argentina, para investigar los crímenes de la Guerra Civil. "Se chegaron aos campos, é porque o franquismo permitiu a súa deportación", defienden desde la ARMH. La investigación ourensana está muy activa: "Nuns meses pasamos de 33 a 45 casos coñecidos de deportados ourensáns", explican desde el grupo de la provincia.

Uno de los últimos ourensanos que averiguaron desde el grupo ourensano es Avelino Pérez, natural de Entrimo y fallecido en Gusen. Su bisnieta, la ourensana Bárbara María Pérez recuerda que en la familia "no se hablaba, solo me habían dicho que lo habían matado en Alemania". Un descubrimiento más grande fue el de Laura García, que desde su Barcelona natal se enteró de sus orígenes gallegos y de quién era su abuelo: José García, de Baltar, uno de los veinte ourensanos asesinados en Mauthausen. Las cartas que una tía conservó escondidas le desvelaron a esta mujer quién fue su antecesor.

"Seguimos atopando ourensáns. Hai un de Padrenda liberado en Mauthausen, outro en Entrimo… E estamos intentando verificar a unha víctima de A Merca e a outra de A Rúa", explica Eladio Anxo Fernández.

Francisco Cortés, ourensano del que hasta hace unos años los registros no daban información de su paradero, es otra de las incógnitas que va saliendo a la luz. Según los investigadores, nació el 25 de noviembro de 1903, en Ourense. Su último lugar de residencia fue Burdeos y su madre, Cándida Martínez, vivió en Calvos de Randín. El 22 de febrero de 1945 fue trasladado al subcampo de Buchenwald Langenstein Zwieberge: es la última pista conocida de este ourensano, del que se sigue investigando su destino final.

Los siete nombres

Abilio Álvarez, Joaquín Balboa, Francisco Cortés, Julio Domínguez, Isauro González, Avelino Pérez y Nicolás Rodríguez son los siete casos ourensanos en la Querella Argentina. Familiares de las víctimas presentarán su historia el 1 de febrero, a partir de las 12,00 horas, en el Liceo. El acto se enmarca en la inauguración de la exposición de "Boix, el fotógrafo de Mauthausen", impulsada por la ARMH. Una conferencia y un documental completan el programa de actos. 

Themes
ICO